Roberto Juarroz o la rehumanización de una poesía tan vertical como la propia vida

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 0
 
 

Travel

  ... César VALLEJO de nuestras letras contemporáneas, ^nte a P-^anza - .u.^^^^ la novela, no es de extrañar que '«"'^hos poetas aca^n con^ narradores después de varias «"^entonas ednonak^^ ^^^ ... A través del texto, que sin embargo
Share
Transcript
  ROBERTO JUARROZ O LA REHUMANIZACIÓN DE UNA POESÍA TAN VERTICAL COMO LA PROPIA VIDA MIGUEL  ZUGASTI Universidad de Navarra «Hacia la voz del Hombre» César  VALLEJO de nuestras letras contemporáneas, ^nte a P-^anza - .u.^^^^^^^ la novela, no es de extrañar que '«"'^hos poetas aca^n con^ narradores después de varias «"^entonas ednonak^^ ^^^ gentino Roberto Juarroz se enge como  ^^^^^^^^^^^^^^  oficio a la poeta constante, unitario,  '^^^^^f^^oT^X^i^^^^^^  y tantos manera de Petrarca, Garcilaso, ^^ngora, iNeruu ^  ¿^  co-otros,Sus Poemas,.de una absoluta c^^^^^^^^^^  J ^^ ., nocimiento y experiencia ^.'^ales, adoptan e experimental tan puro, comunicativo al máximo, ^ando de lado a w p^ cohcuidado her-en boga últimamente. Por  '"^^¡'X^^STf^^error  de equiparar metizar el lenguaje de sus textos ^ '"'j^^j os autores que experi-oscuridad a calidad. No ««cunda la hnea de aigu^ mentan con palabras como  s^  de numems se  [^asen  'i  .^^^^í-^  ^  .^^^_ o la semántica de la lengua hasta rozar el limne ^^^. prensible. (Todo lo cual  P^f'^^'^'^'ZlS^^^'^áor^  -tal es el caso por encima de dicho  P'<>^fr^'^^J^J'HnLbro,  Cernuda...- y no al de muchas composiciones del mejor Lorca, nu revés). interna  en  una poesía donde se recupera e, ¿Se?r¿o rír;tríu1=.^ . —ca ..o , ,ue ..a  hondeen su percepción. Al adentrarse en la «aventura poética»' de Juarroz se tiene la sensación de estar junto a un arte rehumanizado, de haber reencontrado la voz del hombre, de hallarse ante una obra viva y personal que existe por sí misma desde el principio. Y así es, en efecto, pues desde la aparición de su primer libro  (Poesía  vertical,  Buenos Aires, Equis, 1958) todos los elementos convergen hacia la creación de un mundo particular y concreto, hacia la exposición de una idea poética sólida, unitaria y en continuo avance. Prueba irrefutable de esta progresión es que el autor mantiene idéntico título para el resto de sus poemarios, con la leve variante de la inclusión del sucesivo orden numérico con que los va entregando a las pren sas.  De este modo irán poco a poco apareciendo su  Segunda poesía  vertical, Tercera..., Cuarta...,  etc. De la misma manera tampoco titulará sus poemas por separado, sino que se limita a disponerlos numéricamente. Merece la pena destacar que la mayoría de sus páginas han sido traducidas al inglés  y  al francés, en cambio el conocimiento del poeta argentino en España ha sido mucho más tardío y también menos intenso por lo que a la edición de sus obras respecta. Su primer libro, una breve antología, ve la luz en el año 1974^. Tuvieron que pasar trece años para encontrarnos con una segunda selección de sus escritos', y poco más tarde se publica un tercer poemario —el cual ya no será una antología sino un libro completo*—, logrando así lo que podria definirse como la mayoría de edad de Roberto Juarroz dentro del mercado editorial español. No obstante, anteriores a estas publicaciones o simultaneándose con ellas, cabe reseñar también la existencia de otros fragmentos mínimos de la obra juarrociana que vieron la luz en distintas revistas del país. Todavía en 1972 el escritor bonaerense era «el desconocido de Maldoror»^ pero poco más tarde su nombre aparece inscrito dentro de la antología de poetas argentinos que realizó José Alberto Santiago'. En  1983  encontramos en la revista plurilingüe  Equivalencias  algunos de sus versos traducidos al inglés por Louis Boume'. Al año siguiente Juarroz vuelve a ocupar su justa plaza en una nueva antología, esta vez de la poesía hispanoamericana en su conjunto*. En  1985,  precedidos por un estudio critico ' Tomo la expresión del trabajo de  RODRÍGUEZ PADRÓN,  Jorge, «La aventura poética de Roberto Juarroz»,  Nueva  Estafeta,  núm. 54, mayo 1983, pp. 47-54. '  Poesía  vertical,  Barcelona, Barral, col. Ocnos, núm. 46, 1974. '  Poesía  vertical.  ntología  incompleta,  selección y prólogo de Louis Boume, Madrid, Pla-yor, 1987. '  Undécima poesía  vertical,  Valencia, Pre-Textos, 1988. ' Titulo con el que un sagaz periodista cubría la noticia de ciertos problemas dentro del jurado a la hora de fallar el premio Maldoror de poesía de ese año. '  ntología  de la  poesía  argentina,  ed. José Alberto Santiago, Madríd, Editora Nacional, 1973,  pp. 443-446. '  Equivalencias,  Madrid, núm. 7, 1983. '  ntología  de  poesía hispanoamericana  (1915-1980),  ed. Jorge Rodríguez Padrón, Madrid, Espasa-Calpe, 1984. 694  de Francisco Rivera salen a la luz nuevos poemas suyos'. De 1988, además del Ubro Sdo en la Tota 4, datan dos nuevas calas juairoaanas: un poema ^ritoTí^tSe a asar' Vall^ y -breve av^^ de dgunas composiciones del hasta ahora su último libro:  ^ ¡¿''^PfZZÍer1ical Antología rgrrre£Er tr;L^^^^^ dos títulos donde basaré mis asertaaones)  "^^^^^'^.^'f^Zlm^ dividido en once capítulos o secciones —cuyos epígrafes han siao exiraiuo^ LgeSino transcurre en "- ^sma  d .^^^^^^^  eteta uni^ati-de partes perfectamente ensambladas ^u^ aUos Xes reside en la visua-vamente corto de temas. Uno de sus mas anos va cada lización de estos temas desde diferentes ^"^^«^'.J.^^^d'^Sple'cías uno de estos tópicos podría equipararse  l^J^'^¡^%i'l'Sm^tcú^^ donde cada cara representaría el d>stmto pumo  de^^^^^^^^^^  ^^ lizado en cada nuevo poema. Un poeta como Juarroz^tan P^o diversidad temática pero a la vez tan Pf^'y^'^^'^ ^"^^^^^^^ como él hace, concibe la esentura como a^o  ^^^^^^^^T^Mi^s versa sobre la vida y sus mil "^^mfestaciones sobre el nom y ^^^ complejidades.  ¿ escribe un «poemaco^^^^^^^^^ .^^^^.,„ entorno, pues «cada cosa es una letra,/un siguu ut  H de una frase». Para él: La poesía se escribe siempre, vivir se vive siempre, algo despierta siempre: poema-siempre. El ser es escritura.  (IIPF,  p. 38) . T ,„, n ol descenso a las profundidades»,  Cuadernos '  RIVERA,  Francisco, «Roberto Juarr°z o |' ^^^J^  ^^  le sucede, en el mismo Hispanoamericanos,  núm. 420, jumo l'^^, P^ 9M05^ A fe en X^^^^ volumen, la edición de quince poemas de  »  ^°^^^„ ^egué ^e le dedicó al autor peruano en •° El poema está incluido en el volumen homenaje que^ ^  ^^ ^  , Cuadernos  Hispanoamericanos,  ""'"''•. tn^-";/""'X 459 ¿pliembre 1988, pp. 31-38. Por de poemas fue publicado por esta «"sma revisu """^ ¡¡multáneas de la  Undécima poesm otra parte conviene desUcar que se han hecho dos edaones smu ^^^^ vertical,  una en España y otra en Argentina, Buenos Aires, can  Entiéndase por tanto que para Juarroz el acto de escribir no es volitivo; muy al contrario es algo que se lo dicta su propia existencia. Y como la existencia de cada día es distinta, sus poemas —aunque traten sobre un corto abanico de temas— no son repeticiones, sino variaciones o comple-mentaciones de esa realidad que todas las mañanas aparece ante nuestros ojos de distinta manera, con otra perpectiva. Sabido esto, lógico es deducir que su última entrega.  Undécima poesía  vertical,  no supone grandes novedades en su producción, sino que bien al contrario responde al esperado avance unidireccional de su  corpus  poético. (No obstante sí se puede resaltar que toda la tercera parte del libro insiste de forma muy peculiar en un tema novedoso: el asombro.) No sería pertinente en el caso de Juarroz analizar sus volúmenes por separado, ello más bien supondría una falla en la propia base del análisis. Esta unidad dimensional de la poesía juarrociana no significa ausencia de dudas tensiones o contradicciones; el lector atento se percata casi de inmediato de que los dos ejes sobre los que gira su arte poético —la realidad material y el hombre como ser pensante— mantienen entre sí un pulso continuo. La existencia de las cosas materíales da srcen a la realidad que nos rodea, pero el poeta sabe que esas cosas son incompletas y por lo tanto lo que visualizamos es fragmentario. El hombre, en la medida de sus posibilidades, debe completar esa realidad para dar así mayor sentido a la vida. A este respecto el propio autor gusta citar a Paul Klee cuando dice que lo visible es sólo un ejemplo de lo real". La labor del hombre-poeta consiste en producir nuevos ejemplos de lo real, es decir:  crear:  El poeta es aquella persona que toma máxima conciencia de esto y consagra sus esfuerzos a la creación de su propia realidad. Este deseo de trascender lo puramente visible es lo que provoca en Juarroz el duro pulso entre realidad/hombre antes mencionado, un pulso que se mantiene siempre erguido, vertical. Tal y como define Louis Boume en su excelente prólogo, «la verticalidad de su poesía tiene que ver con un movimiento por encima y debajo de la línea horizontal de la existencia acostumbrada»'^ " Cf. ZuGASTi, Miguel, «Voice of  the  poets: Roberto Juarroz and César López on poetry», Hispanic  Horizon,  New Delhi, núms. 6-7, winter 1988-monsoon 1989, pp.  67-71. "  El prólogo, un análisis de un poeta por otro poeta, lleva  el  siguiente título: «Un buceador en el trasfondo del ser», pp. 9-29. La cita está extraída de la p. 10. Es muy de agradecer la recopilación bibliográfica que realiza L. Boume en pp.  30-33,  facilitando así la tarea de aproximación crítica a Juarroz. Cabe mencionar la ausencia del trabajo de Miguel  CABRERA  («La poesía vertical de Roberto Juarroz»,  Nueva Estafeta,  núm. 47, octubre 1982, pp. 77-78) que en nada empaña la tarea de rebusca hecha por el antologo. Si para editar un repertorio bibliográfico habría que esperar a tener la certeza de que no existen huecos posibles, entonces éste nunca llegaría a ver la luz. Añádanse, hasta donde yo conozco, como entradas posteriores mi trabajo citado en la nota anterior, otro de  ABEL FOFFANI,  Enrique, «La poesía de Roberto Juarroz  y  el Oriente: la otra  lógica».  Cuadernos  Hispanoamericanos,  núm.  471,  septiembre 1989, 696  Hay una tensión vertical siempre latente entre lo P««ible y lo real lo vado lo lleno lo teórico y lo práctico. La obra de Juarroz tiene la gran virtud de bíiar en d ^ hLano hasta lograr un.r estos dos polos al igual que los antiguos poetas griegos o los del budismo  zen f2'T}'^lZuSo7c sus ideas de ¿oesía y  filosofía.  Esto significa salirse de '^ ^^¿^""^^^f J'  ^¿ lo mediocre, de la idea plana, aunque ello implique adoptar la vía de la tensión de la duda o de la lucha con uno mismo, ''"ímbiln implica otra cosa, y es que sus temas I-f-do^^^^^^^^^^ antes he apuntadc^- contienen siempre a sus '"^^.^^/^^ °P"^^,V^^^^^^^ nunca habla de la vida sin incluir en el verso «'g^^"^^^^'^^^e'rf'™ menciona al hombre sin situarlo en medio de las cosas, no puede retenrse al TorTdt ca"Sa:i olvido o a la soledad, y - suc..vam^^^^^^^^^^^ mismo poema incluye los dos '^on^''^^^^'""^^^^^i?„,':Tan^^^^^^ moniza,%ro otras veces -las más de ellas- los ^/f "^J °Xti^^^^^^^^ Ahora bkn, ¿cómo combina el autor estos «lememos c°ntra^^^^^^^^ poema? ¿Los va enumerando de forma discursiva? ¿^os coloca en Moques antagónicos que se oponen desde el principio hasta el fin? Ni 1° ""«^ « otro Responder a estos cuestionamientos  ^^'^^' ^'f^J^^^^l^^^ juarrociana, pues hay que analizar el proceso  ^«'"^  j^.^^f  "'"^^^^^^ a lucha diaria del autor con las palabras; hay que  '"^^^^^U^^^^l^^^ll^^^ del verso  y  desentrañar asi el verdadero  ^^'^^'^^ ^^^J'^S^S^^^l hender cómo está construido el P^^ma, podremos entender mas ^^^^^ qué dice. Me estoy refiriendo a la  estructura  poemática, la cual podra ser clave interpretativa de la obra que nos oc"P^- . ^^^. , . _„_ ^^ preciso aqui algunos: Yo no tengo más tiempo que el que nunca fue tiempo.  (PFAI,  p. 36). Como ser la conciencia  y  la inconciencia.  (PFAI,  p. 47). El tiempo se convierte en antitiempo.  (PFAI,  p. 64). El secreto de no amar lo que amamos.  (PFAI,  p. 130). Toda nuestra verdad es no tenerla.  {PFAI,  p. 139). ~ j x/iAiDAPTiDA Juan «La perfección indefensa», pp,  146-152, y por último el  -^^y^^^^^^^T^T^sT Cuadernos Hispanoamericanos,  num. 4»u, juniu 697
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x