Reseña de William Curtis, 'Le Corbusier: ideas y formas' (Madrid: Hermann Blume, 1987), 'Arquitectura COAM (Madrid)', nº 268, 1987.09-10, p. 9.

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  L COR USIER William J R Curtis William J.R. Curtis, LE CORBUSIER: IDEAS y FORMAS, Hermann Blume, Madrid, 1987; 223 pp . A la vis ta del esfuerzo investigador que se ha realizado a escala mundial con motivo del centenario del nacimiento de Le Corbusier, podría parecer que este libro se ha escrito aprovechando las aportaciones de muchos otros estudiosos. Su gran mérito, sin embargo, radica precisamente en haber elaborado una síntesis de un personaje tan complejo antes de disponer de la voluminosa colección de catálogos editados sobre el artista en 1987. Mientras que éstos dan una imagen caleidoscópica de las diversas facetas de la vida y la obra del arquitecto, Curtis nos ofrece una visi ón unitaria y completa, con desarrollos temáticos que van, sin solución de continuidad, desde su etapa de aprendizaje hasta su reconocimiento como maestro de la arquitectura. El historiador inglés es un apasionado de la figura de Le Corbusier. Según cuenta él mismo, encontró la Oeuvre compliJte en el colegio y poco después decidió visitar en auto-stop aquellos sorprendentes edificios. Este interés le llevó a investigar en profundidad la obra del arquitecto justamente en la época en que la crítica pos moderna estaba poniendo en tela de juicio los principios de su arquitectura. Como fruto de sus primeros estudios pub li có en la Open University británica el cuaderno 17-18, titulado Le Gorbusier-English Architecture 1930s (Milt on Keynes, 1975). Posteriormente examinó con amplitud la única obra del arquitecto en América, escribiendo -junto con Eduard F. Sekler el libro Le Gorbusier at Work. The Genesis of the Garpenter Genter for the Visual Arts (Harvard University Press, Cambridge, Mass., 1978). Su atención hacia el dibujo como instrumento de investigación arquitectónica se plasmó en la obra Fragments of Invention: The Sketchbooks of Le Gorbusier (Cambridge, Mass., 1981). Finalmente, dejó claro cuál era el lugar que a su entender debía ocupar el maestro moderno en el marco de la arquitectura del siglo XX dedicándole tres capítulos enteros de su libro La arquitectura moderna desde 1900(1982; H. Blum e, Madrid, 1986; véase reseña en Arquitectura 266). Así pues, la obra que nos ocupa culmina un largo proceso de investigación iniciado a partir de una afición intuitiva, pero desarrollado con una sólida metodología erudita..' . De los múltiples enfoques con los que se puede abordar la obra de Le Corbusier Curtis ha elegido dos temas. Por un lado, el estudio del substrato intelectual que animaba su capacidad creadora, lo que incluye su educación, su acomodaticia ambigüedad ideológica, y sus sueños poéticos y filosóficos. Por otro lado, el análisis morfológico de su producción arquitectónica, ¡anta en sus aspectos específicos como en relación con el resto de su actividad artística. Estos dos temas las ideas y las formas estaban íntimamente relacionados en la mente de Le Corbusier, y se inspiraban mutuamente el impulso necesario para su continua renovación. Para Curtis, Le Corbusier no era exclusivamente un ideólogo ni únicamente un esteta , sino que estas dos vertientes de su personalidad seguramente las más notorias formaban parte de una unidad superior que puede identificarse sin duda con el genio creativo. Curtis no deja lugar a dudas sobre su valoración global de Le Corbusier. Como artista, contribuyó a dar forma al pensamiento y la sensibilidad de una época dotando a sus planteamientos y hallazgos de un tono universal . Los libros escritos por Le Corbusier son numerosos, al igual que los diversos estudios sobre su vida y su obra (véase ARQUITECTURA 264-265 Y para los traducidos al castellano, De y sobre Le Corbusier  , A V número 10, 1987).· En el suyo, Curtis considera que actualmente hay que enfocar el tema de Le Corbusíer como una realidad histórica, como una figura que sigue influyendo en el presente, sin ninguna duda, pero también como un creador fundamental en la historia del arte, como Palladio, Sinán o Ictinos .. Los aspectos distintivos. del planteamiento de Curtis radican sobre todo en su metodología de estudio: En primer lugar, pretende abandonar las teorías simplistas sobre la gestación de las formas arquitectónicas. Buscar esa sencillez en I a.:..ob ra de Le Corbusier imp li ca desconocimiento o tendenciosidad, ya que sus creaciones son una fusión. .. de paradojas y polaridades . Todo ello refleja la múltiple adscripción intelectual del arquitecto, a quien Curtis cal if ica simultáneamente de utopista, racionalista, individualista e internacionalista. Esta misma confrontaci ón de polos opuestos se aprecia también en los aspectos más concretos de sus formas arquitectónicas: colocaba dice Curtis lo rectangular frente a lo curv o lo abierto frente a lo cerrado, lo central frente a lo lineal .. Como ya hizo en s'u libro sobre la arquitectura moderna, el historiador inglés sigue defendiendo el trasfondo tradicional de los maestros modernos. Además de recordar las palabras del arquitecto acerca de que su único maestro había sido el pasado, Curtis afirma textualmente que Le Corbusier era tan tradicional como moderno, y entendía que una purificación de la arquitectura en función de su propia época podía también remontarse hasta las raíces . Est e aspecto queda claro en la mayoría de los recorridos que en el libro se trazan a lo largo de los procesos de diseño correspondientes a algunos proyectos del arquitecto. En ellos siempre aparecen referencias al pasado, sea éste remoto o reciente, tanto en las id eas que guían el diseño como en los propios croquis que lo reflejan gráficamente. Por último, Curtis critica tanto el papel de maestro que los apologistas de la arquitectura moderna dieron a Le Corbusier como los libelos posmodernos en contra de su supuesto funcionalismo desarraigado. Para el autor, las enseñanzas que se pueden extraer del arquitecto no deben convertir se en ejercicios puramente morfológicos con determinadas estructuras formales, si no que han de fomentar la emulación de sus principios y sus procesos de transformación . Con todo lo anterior, esta nueva s ínt esis sobre Le Corbusier contribuirá a una mayor com pr ensión del complejo mundo de la arquitectura del siglo XX . La ima Q,8n mítica o diabólica que se hab ía ofrecido del arquitecto ha de dar paso a una valoración equilibrada que confirme su enorme aportación al desarrollo y evolución de la arquitectura. Le Corbusier no es sólo una figura del movimiento moderno, sino que ha pasado a formar parte de la tradición y, por tanto, su obra ha de verse en una perspectiva universal. Su modernidad acaba diciendo Curtis- importa cada vez menos: son los aspectos intemporales de su arte los que tienen más que ofrecer al futuro . Jorge Sa i nz
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x