PACTO POR EL AUTISMO, por Mario Antonio López Herrera

Please download to get full document.

View again

of 194
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 5
 
  Pacto por el Autismo es la historia excepcional de un joven con autismo que desde la discriminación y marginación logró abrirse camino logrando ser uno de los mejores alumnos de su estado, graduándose de ingeniería con un promedio de 100 y llevó al Congreso una serie de iniciativas para contar con una ley que protegiese a las personas con autismo. En esta historia nos cuenta cómo además usó la ley de la atracción para obtener los más extraordinarios logros y como cualquiera puede hacer lo mismo. Una historia conmovedora que a nadie dejará indiferente.
Share
Transcript
  • 1. Mario Antonio López Herrera PACTO POR EL AUTISMO LA HISTORIA DE UNA LUCHA POR LA INCLUSIÓN
  • 2. PACTO POR EL AUTISMO LA HISTORIA DE UNA LUCHA POR LA INCLUSIÓN.
  • 3. Pacto por el Autismo Mario Antonio López Herrera Edición digital: 2019 Copyright © Esta obra fue registrada ante el Instituto Nacional de los Derechos de Autor, México. Todos los derechos reservados conforme a la ley, 2019 Propiedad de Ing. Mario Antonio López Herrera, Asociación Pacto por el Autismo Monterrey, Nuevo León, México. Prohibida la reproducción parcial o total de este libro por medio alguno, sin permiso expreso del autor. -3-
  • 4. ÍNDICE. UNAS PALABRAS DE ENRIQUE PEÑA NIETO, PRESIDENTE DE MÉXICO……………….5 SOBRE EL AUTOR…………………..….………………………………………………………………...……7 DEDICATORIA.………………...…………………………………………………….……………………...…8 INTRODUCCIÓN.………………………………………………………………...……………………….…...9 UN NIÑO PROBLEMA.…………………………………………………………………...………………….15 RELIGIÓN SIN COMPASIÓN…………….……………..……………………………………...…………21 UNOS AÑOS DE SOLEDAD, ESTUDIO Y LUCHA.…………………………………...……………29 2012 DESPERTAR DE LA CONCIENCIA.……………………………..…………….…………...…..59 UN ACTO DE ALQUIMIA: TRANSFORMANDO LA ESCORIA EN ORO..…………….…….70 ABRIL 2015 EN PALACIO NACIONAL…………………………………...……………….……...…..78 UN ESTUDIANTE DESTACADO EN EL CONGRESO.………...…...….…………..…………….86 PACTO POR EL AUTISMO.……………………………………………...…………………………....…107 PETICIONES AL GOBERNADOR DEL ESTADO.…………………...…………………………….120 UN GOBIERNO INDIFERENTE Y UNA SOCIEDAD APÁTICA.………………..…….…..….153 REINVENTANDO EL SISTEMA EDUCATIVO.………………………………….….…………......161 LA GRADUACIÓN DE UN INGENIERO SOBRESALIENTE…………..…………………...….169 HACIA UNA VIDA SIN LÍMITES.……………………………………………………………….…..….181 -4-
  • 5. -5- UNAS PALABRAS DE ENRIQUE PEÑA NIETO, PRESIDENTE DE MÉXICO 2012-2018
  • 6. -6-
  • 7. SOBRE EL AUTOR. MARIO ANTONIO LÓPEZ HERRERA es Ingeniero en Sistemas Computacionales, líder social y activista. Es una figura pública con amplio reconocimiento, por haber tenido una de las trayectorias académicas más notables en su ciudad y Estado, ya que se graduó con promedio académico de 100 en el Tecnológico Nacional de México/Instituto Tecnológico de Nuevo León, obteniendo el primer lugar de todos los estudiantes de su institución. Durante su carrera diversos medios de comunicación se refirieron a él como “Estudiante del Año” y como uno de los mas destacados alumnos del Estado de Nuevo León. Mientras cursaba sus estudios, fue invitado a colaborar con el Congreso del Estado de Nuevo León en proyectos sociales en beneficio de las personas con autismo. Su lucha social en favor de esta causa, le llevó de la mano del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional en el Congreso, a presentar diversas iniciativas que hoy son ley. Dentro de sus logros, figuran que el Estado de Nuevo León cuente con una ley que protege a las personas con autismo y garantiza su inclusión, así como el goce de sus derechos, aprobada en el Congreso del Estado de Nuevo León, en Noviembre de 2016. Otro logro fue la firma del Pacto por el Autismo, el cual fue celebrado en marzo de 2017, en el Congreso del Estado de Nuevo León, a donde concurrieron las principales autoridades, a firmar esta iniciativa, en beneficio de las personas con autismo. Por esta labor y por su trayectoria académica de excelencia, ha recibido diversos reconocimientos por parte de instituciones, como el Tecnológico Nacional de México/Instituto Tecnológico de Nuevo León, el Presidente Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza; el Alcalde de San Nicolás de los Garza y posterior Senador, Víctor Fuentes Solís; la Secretaría de Educación del Estado de Nuevo León y el Congreso del Estado de Nuevo León; entre otros. Este es su primer libro, donde nos contará la historia de esta gran victoria en favor de la inclusión de los niños y jóvenes con autismo. Foto izquierda, Mario en la tribuna del Congreso. Foto derecha, detalle de la firma del Pacto por el Autismo en el Congreso. Aparecen desde la izquierda: Mario, acompañado por Rafael Ruiz, Delegado del ISSTEE; Víctor Fuentes, Alcalde de San Nicolás; Emiliano Salas, compañero de Mario en las iniciativas; Gloria Treviño, Vicepresidenta del Congreso del Estado; Felipe Avilés, Secretario del Trabajo y Natalia Berrún, Secretaria de Desarrollo Social del Estado. -7-
  • 8. DEDICATORIA. Esta obra está dedicada a tres grandes seres humanos, que pelearon conmigo en el Congreso del Estado de Nuevo León y ante los medios de comunicación, por hacer realidad esta causa: ➢ Gloria Treviño Salazar, Diputada local de la LXXIV Legislatura, en el Congreso del Estado de Nuevo León. ➢ Emiliano Salas Hernández, Abogado y activista en temas de inclusión para las personas con autismo. ➢ Ileana Mares, Presidenta de la Fundación Visión A.C. enfocada a la atención del autismo. Gracias a cada uno de ustedes por el amor tan grande que me consta que le han tenido a esta causa de hacer de Nuevo León y de México, un Estado y una nación incluyentes; donde todos podamos disfrutar de nuestros derechos, sin haber ciudadanos de primera y de segunda. Externo además mi cariño y gratitud para cada una de mis preciosas mamás de niños con autismo, cuyo cariño y apoyo han hecho mi vida mucho más plena. Además, dedico muy especialmente esta obra a la Iglesia Metodista de México, sus pastores y feligreses, con mención especial de las hijas del Pastor Rubén Lozano, así como a Karina Peña, Lorena Peña y Hugo Chapa. Les hago esta última dedicatoria, por que gracias a la discriminación, marginación y en sí al daño moral que me causaron hace casi 20 años, derivado de su ignorancia y prejuicios, inspiraron esta lucha social. Que este libro los motive a ofrecer una disculpa pública, y a reflexionar en la importancia de tratar con amor a las personas con alguna discapacidad. -8- Mario, en el Congreso del Estado, acompañado por la Diputada Gloria Treviño; Ileana Mares, Presidenta de la Fundación Visión; y el abogado Emiliano Salas.
  • 9. INTRODUCCIÓN. Soy Mario Antonio López Herrera, recientemente convertido en figura pública, habiéndome graduado como el primer alumno, en 42 años de historia del Instituto Tecnológico de Nuevo León, en obtener un promedio final de 100 en toda su carrera y siendo reconocido en la actualidad como uno de los alumnos más destacados del Estado de Nuevo León. Aunado a lo anterior, es preciso señalar que en este tiempo estoy gozando de un enorme prestigio ante mi comunidad, derivado de haber sido el proponente de una serie de iniciativas convertidas en ley en favor de las personas con autismo en el Estado de Nuevo León. Muchos ven este éxito y no consideran que hubo un tiempo en el cual enfrenté el más abyecto desprestigio, siendo considerado una persona problemática con quien nadie quería tener nada que ver. Nací y crecí con la etiqueta de “niño problema”. Viví toda mi infancia con miedo a ser abandonado por mis padres, quienes siempre me amenazaron con mandarme a un internado si no me “portaba bien”, pero nunca supe “portarme bien”. Me era imposible ser un niño normal y estar libre del contínuo señalamiento antes mencionado. Hoy es preciso contarles a quienes ven a un existoso graduado universitario y líder social, que Mario, presentando un exhorto para el Gobernador del Estado en la Oficialía de Partes del Congreso del Estado, acompañado por los diputados Gloria Treviño y Adrián Moreira, asociaciones civiles y madres de niños con autismo. -9-
  • 10. hubo una larga época de mi vida en la cual sólo recibí señalamientos de todos de ser un niño problemático y una negativa de los derechos más básicos, los cuales estaban condicionados a “portarme bien”, es decir a ser una “persona normal”. En la escuela, los maestros siempre aseguraron que yo era una molestia para cualquier maestro que me tuviera en su grupo. Los compañeros, igual me pegaban y nadie metía las manos por mí. De este modo abandoné mis estudios a mis trece años, para retomarlos en sistema a distancia años después, pero jamás volví a la modalidad escolarizada. Llegada mi adolescencia, mi madre me llevó a la Iglesia Metodista La Trinidad, en Monterrey, con un grupo cristiano, a ver si un pastor de apellido Lozano me ayudaba. Sus cuatro hijas en todo momento actuaron lejos de los principios cristianos, con todo género de discriminación y desprecio hacia mi persona; su hijo mayor con 25 años de edad, me llegó a golpear a mí, que sólo contaba con 14 años. Otros pastores de dicha iglesia no se quedaron tan atrás, llegando al grado de marginarme y generar que terminase por irme de esa comunidad. A mis 17 años me quedé huérfano, mi madre murió y mi padre, tres años atrás, ya había fallecido. La gente de la iglesia, lejos de mostrarme un carácter íntegro, se aprovecharon pidiéndome dinero y favores económicos, con el dinero que me dejaron mis padres. El pastor Lozano me pidió una cantidad prestada y jamás la reintegró. Los demás pastores no metieron las manos por mí: El problema, según ellos, era yo. En ese tiempo, varios conferencistas de corte internacional que vinieron a eventos cristianos, me veían entre la multitud de personas sentadas y me llamaban a que pasase al frente para darme lo que en el medio cristiano se le denomina “una profecía”. Recibí bastantes veces profecías de personas desconocidas, pero que en todos los casos coincidían en que en su momento iba a ser una voz y un líder a mi nación. Afirmaban que viajaría por todo el mundo y en muchas partes mi voz sería escuchada. Esto me era dicho en público delante de toda la iglesia, la cual, al paso de los días ,abundaban en desprecios hacía mi persona, afirmando que dicha profecía nunca se cumpliría. Dentro de la iglesia había quienes me hablaban bien y tenían un legítimo interés en ayudarme, pero nunca supieron hacerlo. Me criticaban con toda dureza mi negativa a estudiar en un sistema escolarizado y señalaban que nunca iba a llegar a nada en la vida por el camino que seguí. En esos años, destacan el mal proceder de tres “amigos” y “consejeros molestos”, de nombre Hugo, Lorena y Karina. Ellos aseguraban con tristeza que yo nunca iba a llegar a nada en la vida. En este tiempo tomé la decisión de terminar con ellos y finalmente marcharme de la iglesia. Un día Karina me quiso aconsejar y le pedí que ya no lo hiciese y se alejase de mí. Como volvía a acercarse, en tono enérgico le exigí que me dejara en paz y así fue como rompí con estas malas influencias para siempre. Les confieso que siempre creí en mí, de modo que nunca tuve duda de hacia dónde iba a dirigirme, sólo que llegar, me hizo tardarme unos dieciocho años, para lograr lo que una persona normal haría en año y medio o dos años; pero lo que importa es que lo logré. Todos estos años no me adaptaba a los trabajos y/o renunciaba o era despedido; hasta que cierto día me volví un lector asiduo de las leyes, sabiendo lo que podía y lo que no se podía, de modo que llegado el momento, empecé una nueva etapa de mi vida que yo he denominado la etapa del “verdugo legal”. PACTO POR EL AUTISMO -10-
  • 11. Mi vida la he resumido en tres etapas, siendo estas: ➢ Etapa del niño problema. ➢ Etapa del verdugo legal. ➢ Etapa del prestigio y reconocimiento público. La etapa por la que inicié mi vida fue la del niño, adolescente y joven “problema”, donde todos me excluyeron. Esta etapa concluyó, el día que tras creer en mí mismo y en mis potencialidades, decidí escuchar mi voz interna y mandar a todos, sí, a todos, al diablo. Mi decisión tuvo el costo de caminar solo por la vida, sin ayuda y aprender a no depender de nadie. Hasta aquí el concepto que todos tenían de mí era el del “niño problema”. Luego vino otra etapa, la del verdugo legal. En esta nueva etapa, cada derecho lesionado era motivo de presentar una demanda contra quien me afectase. La primera vez que lo hice, me aseguraban que la iba a perder por que tenía a todos en mi contra. Declararon cinco testigos en mi contra y yo no tenía ni una sola prueba, pero cada uno de los testigos rindió una versión diferente de los hechos y se desprendió que estaban mintiendo, desde ese momento mi versión quedó acreditada y les gané la demanda a los cinco. Después de esto, empecé a seguir defendiéndome, una y otra vez con una demanda tras otra, y otra, y otra. En cada caso, cada demanda anterior y cada derecho restituído, iba haciendo mi posición más y más fuerte contra mi entorno, el cual ya había dejado de afectarme y referirse a mí como “problemático”, buscando evitarse problemas legales. Mis vecinos me respetaron, las autoridades de igual modo lo hicieron y la tendencia no paraba. En el año 2012, tuve un despertar espiritual y me interesé en el esoterismo; estudié la Cábala, el Tarot, la Alquimia y la magia. Del mismo modo, me volví estudiante de la metafísica, de las religiones de Oriente y afecto a los textos sagrados de la antigüedad. En este tiempo había decidido a acondicionar mi casa para contar con un consultorio y difundir las enseñanzas espirituales que había aprendido por mi cuenta, pero dos años después, tuve un momento que me hizo darle un giro a mi vida. De la nada surgió un dolor de espalda muy fuerte y el médico me dijo que era lumbalgia, un dolor del nervio ciático, el cual no me dejaba nunca. Así que harto, tomé las cartas y las consulté, qué era lo que pasaba, y un nuevo horizonte me fue mostrado. Las cartas mostraron que yo estaba enfermo por que había un destino para mí y era hora que lo siguiese, de manera que si yo decidía seguir ese destino, tenía que dejar las cartas y el encierro en que vivía, para luchar por una causa que más delante me sería mostrada. Las cartas prometieron que de inmediato sanaría si seguía ese camino y enfatizaban que yo tenía que volver a seguir como mi forma de espiritualidad el camino cristiano. Tomé la decisión indicada y al día siguiente el dolor de espalda desapareció, sin volver a dejar rastro. Ese mismo año una serie de sucesos sobrevinieron, en los cuales diferentes personas se acercaron con un fuerte interés en que les hablase de la inclusión para las personas con la condición del espectro autista. Querían saber qué hacer para acabar con la discriminación y la exclusión a la cual a los niños con autismo son sometidos. Yo nunca planeé seguir esa línea y de hecho la última lectura de cartas me había cambiado tanto los planes de vida que yo tenía, de modo que para esta nueva etapa no tenía nada planeado y no sabía ni siquiera qué hacer con mi vida. Solo sabía que la promesa divina era que pronto un camino se abriría y me iría muy bien. PACTO POR EL AUTISMO -11-
  • 12. Para este tiempo, ya tenía como seis años de haberme graduado de bachillerato en sistema no escolarizado y no tenía planes de seguir con una carrera. Pero desde el día que empecé a caminar en esta nueva etapa que el Tarot me mostró, un fuerte interés a entrar a la universidad surgió dentro de mí. De este modo, todo el año 2015, dos temas empezaron a estar muy fuertes frente a mí: La lucha por la inclusión de las personas con autismo y mi pronto ingreso a estudiar una carrera universitaria. En agosto de 2015 ingresé al Instituto Tecnológico de Nuevo León, a la carrera de ingeniero en sistemas computacionales, en modalidad virtual; donde al terminar el primer semestre, mi promedio era el más alto de toda la institución. En una hoja de cálculo, el Director tenía un listado de todos los alumnos, teniendo algunos con promedios de 9.9 o 9.8, pero ninguno con 100, salvo el caso mío. De cinco mil alumnos de puras carreras de ingeniería, ninguno tenía un promedio como el mío. Al iniciar el semestre, yo estaba siguiendo al Pastor Ricardo Rodríguez, del Centro Mundial de Avivamiento de Colombia, quien anunció “Cambio de Tiempos”, es decir mi vida sufriría un cambio tan radical a aquello que estaba acostumbrado a ver siempre. Meses después, esto ya era una realidad. Durante el segundo semestre de mi carrera, además de ser un fenómeno notorio de éxito académico, el interés por el autismo de la gente, me había llevado a que en las redes sociales, fuese posicionado por la gente, como alguien a quien consultar. La historia que en aquel momento yo podía contar era que tenía años demandando gente, tenía cerca de quince policías suspendidos y destituídos por irregularidades, había enfrentado con mucho éxito despidos laborales demandando a mis patrones, los cuales me reinstalaban en mi puesto y en ese tiempo acababa de lograr una resolución de la Agencia Estatal de Transporte en contra de la empresa de seguridad que proporcionaba guardias a las estaciones del servicio de transporte Ecovía. Dicha resolución se derivó de que un guardia de seguridad en una estación me estrujó de un brazo y la resolución legal hizo que dicha empresa de seguridad perdiese la concesión del servicio. Las madres de familia en redes sociales, contaban el maltrato que sufrían sus niños con autismo en las escuelas, me explicaban que tenían que “peregrinar” hasta por treinta escuelas para buscar que a sus hijos los aceptasen. Sus hijos con autismo eran víctimas de bulling, de burlas y se les negaban las más básicas oportunidades. Por otro lado yo tenía años de haber dejado de ser víctima, para ahora ser un terrible victimario, habiendo desarrollado una habilidad para los temas legales que el más destacado abogado envidiaría. Estos eran los temas en las redes sociales, en los grupos de autismo y ásperger de Facebook. Otra cosa importante que estas madres admiraron, fue que un alumno con ásperger había logrado tener el primer lugar de su institución, en una carrera de por sí considerada muy difícil: ingeniería en sistemas computacionales. En febrero de 2016, la entonces Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado de Nuevo León, la Diputada Gloria Treviño Salazar, ya se había enterado de esta fuerte tendencia en redes sociales y estaba en marcha una nueva época para las personas con autismo, terminaba mi etapa de verdugo legal, y mi lucha por mis propios derechos en el medio judicial, empezaba a convertirse en mi lucha por los derechos de los niños con autismo de todo el Estado de Nuevo León en el campo legislativo. Dos años después, Nuevo León y otros estados de la República Mexicana, contaban con leyes que protegían los derechos de las personas con autismo. Ahora estaba prohibido negarle la educación o admisión en cualquier escuela a las personas con autismo, o agredirlas física o verbalmente. Esto fue el producto de un “niño problema”, que se negó a aceptar esa etiqueta y se dedicó a nadar en contra de la corriente, sabiendo que estaba haciendo lo correcto. PACTO POR EL AUTISMO -12-
  • 13. Soy Mario Antonio, el “niño problema” que no se sabía comportar. El jovencito problemático que todos decían que jamás llegaría a nada en su vida; el mismo que años después, sin ser diputado, se sentaba en el Congreso junto a los legisladores. El mismo Mario que los vecinos de su barrio aborrecían y que un día, para su sorpresa, lo veían apareciendo en televisión y en los periódicos, entrevistado por los más reconocidos periodistas y presentadores de televisión. Soy Mario, aquél de quien una niña llamada Karina y su hermana Lorena, aseguraron que nunca terminaría mis estudios y que acabaría convertido en un mozo de limpieza o algo similar para toda mi vida. El mismo a quien el Pastor Lozano, aconsejó que mejor dejase de estudiar y me comprase unas brochas para trabajar de pintor, dado que según él mi capacidad no llegaba a más. Soy Mario, el primero en haber obtenido un promedio de 100 en la carrera de ingeniería, entre los alumnos que se han graduado en el Instituto Tecnológico de Nuevo León, durante sus 42 años de existencia desde su fundación, hasta mi graduación; mientras que a las cuatro hijas de dicho Pastor, ninguna ha destacado en nada y sólo una es profesionista, mientras las otras tres sólo son secretarias, sin mayores estudios. Soy Mario, el mismo adolescente a quien le dieron profecías de un futuro promine
  • Related Search
    Similar documents
    View more
    We Need Your Support
    Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

    Thanks to everyone for your continued support.

    No, Thanks
    SAVE OUR EARTH

    We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

    More details...

    Sign Now!

    We are very appreciated for your Prompt Action!

    x