Ideasverdes_16_web.pdf YA SOMOS MAREA

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  ideas verdes Número 16 Abril 2019 Ya somos marea Aportes para una caracterización del movimiento feminista hoy Lorena María Aristizábal Farah ANÁLISIS POLÍTICO  CIUDAD DE MÉXICOSAN SALVADORBOGOTÁRÍO DE JANEIROSANTIAGO DE CHILE La Fundación Heinrich Böll es una fundación política alemana cercana al partido Alianza 90/Los Verdes. Tiene su sede central en Berlín y actualmente cuenta con 33 oficinas repartidas por todo el mundo. En América Latina la fundación se siente especialmente comprometida, junto con muchas organizaciones contrapartes, con la política climática, la promoción de la democracia y de la justicia de género así como la realización de los derechos humanos. Para nosotros es muy importante fortalecer y apoyar organizaciones locales de la sociedad civil. Hacemos hincapié en la transmisión de conocimientos y la comprensión entre los y las actoras en Europa y América Latina, para lo cual promovemos también el diálogo internacional, ya que es esencial para la acción política constructiva. Foto: Sabrina Rodríguez y Lorna Biermann López. Fundación Heinrich Böll  1 ideas verdes   No. 16   - Abril 2019 - Fundación Heinrich Böll Oficina Bogotá - Colombia Índice 2 Introducción 4 Capítulo I. Contexto general. El movimiento feminista hoy 12 Capítulo II. Cuatro apuestas feministas 20 Capítulo III. Llamamiento 22 Referencias bibliográficas  23 Ya somos marea. Aportes para una caracterización del movimiento feminista hoy ideas verdes   No. 16   - Abril 2019 - Fundación Heinrich Böll Oficina Bogotá - Colombia Introducción Aunque larga, profunda y llena de bifurcaciones, la historia del feminismo enfrenta hoy una nueva fase. Marcada por una amplia difusión mediática de sus postulados y reexiones, esta corriente crí -tica está interpelando, más que nunca, a millones de mujeres jóvenes en países de todo el globo. Las movilizaciones masivas contra el acoso en Estados Unidos y por la legalización del aborto en Argentina; las corrientes moradas de las feministas españolas en fechas de conmemoración como los pasados ocho de marzo y el posicionamiento de las demandas fe-ministas en el núcleo de los modelos de gobierno  propuestos por partidos políticos en Brasil, Canadá y Suecia son solo algunos ejemplos de este momento histórico, que han ocupado las pantallas y que han  puesto en el centro del debate al renovado y amplia-do movimiento social feminista.Este momento ha venido acompañado de una fuerte reacción. A pesar de que las denuncias del mo- vimiento feminista se arman y demuestran en cada nuevo hecho de violencia, discriminación y muerte contra las mujeres, sectores representados en nue-vos gobiernos como los de Donald Trump en Estados Unidos o Jair Bolsonaro en Brasil encuentran en sus reexiones y consignas una amenaza al orden social existente. Incluso, han señalado las reivindicacio -nes de los derechos de las mujeres y de los sectores LGBT como una «ideología de género» que atenta contra la familia y la moral. Estos discursos antagónicos, puestos en diálogo en la opinión pública, han favorecido la divulgación de los debates. Pero, también, han contribuido a la mala interpretación y a la homogenización de las deman-das feministas, con lo que se entorpece la posibilidad de construir soluciones reales para los problemas es-tructurales que quiebran la democracia, afectan de manera particular a las mujeres (en especial a las jó- venes, racializadas, empobrecidas, no heterosexua -les) y de cuya corrección depende la construcción de sociedades más justas y equitativas para todas y todos. En Colombia, los debates planteados por varias corrientes del movimiento feminista en el ámbito global, han tenido una repercusión y un correlato importantes. Organizaciones en diversos territorios,  personajes visibles y generadores de opinión públi- ca, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) e, incluso, instituciones estatales han desempeñado un rol denitivo en la caracterización, visibilización y denuncia de la situación que enfrentan las mujeres en el país. Estas agendas, que han hecho eco en diferentes lugares del mundo, han entrado en diálogo con un tema que ha marcado por décadas al movimiento de mujeres y feminista en el territorio nacional: la cons- trucción de paz. Especícamente, las oportunidades que abre la implementación del Acuerdo rmado re - cientemente entre las FARC y el Estado colombiano (Santos y Jiménez, 2016) para la ampliación de la democracia y la materialización y profundización de los derechos de las mujeres. Ambos escenarios de la lucha social y política se han encontrado, como en el resto de contextos mencionados, con una reacción contundente de sectores conservadores y de derecha Ya somos marea Aportes para una caracterización del movimiento feminista hoy   que hoy ponen en riesgo, incluso desde el gobierno nacional presidido por Iván Duque y su partido Cen -tro Democrático, el avance en materia de derechos de las mujeres y sectores LGBT. La notoriedad, profundidad y alcance del femi -nismo demandan hoy una caracterización actualiza- da. Este artículo tiene como objetivo contribuir a esa necesidad. Para ello, me propongo, en primer lugar, describir el contexto político, económico y social en el que se sitúan las principales movilizaciones fe- ministas en diferentes territorios, así como las reac -ciones que estas demandas reciben. Este análisis im- plica situar el auge del movimiento feminista en un momento en el que convergen el periodo poscrisis económica de 2008, el avance de la derecha y lo que algunos han denominado la «política del espectácu - lo» (Castells, 2017). En segundo lugar, centraré la atención en cuatro temas que, a mí manera de ver, recogen sintomáti -camente las problemáticas, reivindicaciones y pro- puestas del momento feminista actual: el primero, las acciones de denuncia y movilización en torno al acoso sexual y los feminicidios; el segundo, la lucha  por los derechos sexuales y reproductivos; el tercero, las reexiones de las corrientes antirracistas y deco - loniales y su crítica al feminismo hegemónico ins -titucional y el cuarto, las conversaciones en torno al reconocimiento y redistribución de los cuidados. Estos temas, aunque tienen srcen en décadas an - teriores, sintetizan reexiones actuales que los con -vierten en agendas transformadoras ya que apuestan  por cambios culturales, pero, también, por transfor  -maciones sociales estructurales a favor, ya no solo de la igualdad entre hombres y mujeres, sino, sobre todo, de la equidad, la justicia y la democracia. En tercer lugar, este escrito espera contribuir con la identicación de algunas lecciones que vamos aprendiendo sobre la marcha y que podrían aportar a fortalecer las estrategias de lucha y de articulación  para la transformación social. La juventud protagonista, el uso estratégico de las nuevas formas de comunicación, la participación  política, la articulación con otros movimientos so -ciales y la revitalización de la importancia de la es-tructura económica como horizonte de análisis son claves de un feminismo que se va convirtiendo en arca de resistencia hacia la transformación profunda de nuestras sociedades, en medio del diluvio.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x