Rendimiento diagnóstico de la indicación de ecocardiografía en el seguimiento de los pacientes con «síndrome del aceite tóxico

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 16
 
  Rendimiento diagnóstico de la indicación de ecocardiografía en el seguimiento de los pacientes con «síndrome del aceite tóxico
Share
Transcript
  65 Rev Esp Cardiol 2003;56(12):1195-201 1195 Introducción y objetivos. El «síndrome del aceite tóxi-co» es una enfermedad multisistémica, aparecida enEspaña en 1981, debida al consumo de aceite de colzadesnaturalizado con un 2% de anilina. Tiene similitudescon enfermedades como el síndrome eosinofilia-mialgia.La hipertensión pulmonar es una de las alteraciones car-diovasculares secundarias a este síndrome. Nuestro ob- jetivo era conocer la validez de nuestras indicaciones deecocardiografía para el seguimiento de las afeccionescardiovasculares en esta enfermedad. Pacientes y método. Nuestro centro realiza el segui-miento de estos enfermos con visitas anuales protocoli-zadas. Entre diciembre de 1997 y julio de 2002 se exami-nó a 1.993 pacientes. En este período se realizaron 487ecocardiogramas a 424 pacientes. Las indicaciones serecogieron de las historias clínicas y se utilizaron las últi-mas guías de práctica clínica (American College ofCardiology/American Heart Association) para agruparlasen varias categorías. Los diagnósticos se obtenían del in-forme de cardiología del hospital donde se realizaron di-chas pruebas. Se calcularon la sensibilidad, la especifici-dad y la razón de probabilidades diagnósticas. Resultados. El 67% de los ecocardiogramas fue solici-tado por sospecha de hipertensión pulmonar, que fuediagnosticada en el 9,9% de las pruebas realizadas (n =476). La sensibilidad más alta (83%) fue la referida a sos-pecha de hipertensión pulmonar. La especificidad fuemuy alta para la mayor parte de las indicaciones. Conclusiones. Aunque este estudio no permite extraerconclusiones generales sobre las enfermedades cardio-vasculares asociadas al síndrome tóxico, la ecocardio-grafía aparece como una técnica adecuada para el segui-miento de estos pacientes y para la detección decomplicaciones como la hipertensión pulmonar. Palabras clave: Síndrome del aceite tóxico.Ecocardiografía. Hipertensión pulmonar  . E COCARDIOGRAFÍA -D OPPLER Rendimiento diagnóstico de la indicación de ecocardiografía en el seguimiento de los pacientes con «síndrome del aceite tóxico» María M.Plaza Cano a , Xabier A.García de Albéniz Martínez a , Pilar de Andrés Copa a , Beatriz Braun Saro a , Carmen Suárez Álvarez a , María L.García de Aguinaga a , Eva Estirado de Cabo a ,Juan Guinea Esquerdo b y Manuel Posada de la Paz a a Centro de Investigación Clínica para el Síndrome del Aceite Tóxico y Enfermedades Raras (CISATER). Hospital Carlos III. Instituto de Salud Carlos III. Madrid. b Servicio de Cardiología. Hospital Carlos III. Madrid. España. Correspondencia: Dra. M.M. Plaza Cano.Centro de Investigación sobre el Síndrome del Aceite Tóxico y Enfermedades Raras (CISATER). Instituto de Salud Carlos III.Sinesio Delgado, 6. 28029 Madrid. España.Correo electrónico: mplaza@isciii.esRecibido el 3 de febrero de 2003.Aceptado para su publicación el 11 de septiembre de 2003. Diagnostic Performance of Doppler-Echocardiography in the Follow-Up of Patients WithToxic Oil Syndrome Introduction and objectives. Toxic oil syndrome is anepidemic, multisystemic disease that appeared in Spainin 1981, and was caused by the consumption of rapeseedoil denatured with 2% aniline. The disease is similar toeosinophilia-myalgia syndrome. One of the cardiovascu-lar disorders caused by this syndrome is pulmonary hy-pertension. We conducted a study to assess the validityof our indications for echocardiography in the follow-up ofcardiovascular disorders in patients with this disease. Patients and method. These patients are followed atour center with a standardized protocol for annual check-ups. From December 1997 through July 2002, a total of1993 patients were examined. In this period we perfor-med a total of 487 echocardiographic studies in 424 pa-tients. The clinical records were reviewed to assess theindications for echocardiography according to the mostrecent guidelines for the clinical application of echocardio-graphy of the American College of Cardiology andAmerican Heart Association, and the indications weregrouped into several categories. The diagnosis was re-corded from the cardiologist’s reports at the hospital whe-re echocardiography was done. We calculated the sensiti-vity, specificity and positive likelihood ratio. Results. 67% of the echocardiographic examinationswere indicated to investigate possible pulmonary hyper-tension. About one-tenth of the studies (476 studies,9.9%) led to a diagnosis of pulmonary hypertension.Sensitivity was highest (83%) for suspected pulmonaryhypertension. Specificity was very high for most of the ot-her indications. Conclusions. This study does not allow us to draw ge-neral conclusions about the cardiovascular disorders as-sociated with toxic oil syndrome. However, echocardio-graphy appears to be a good follow-up technique todiagnose complications such as pulmonary hypertensionin these patients. Key words: Toxic oil syndrome. Echocardiography.Pulmonary hypertension. Full English text available at: www.revespcardiol.org   INTRODUCCIÓN El «síndrome del aceite tóxico» (SAT) es una nuevaenfermedad multisistémica aparecida en España en1981 y srcinada por el consumo de aceite desnatu-ralizado con anilina al 2%, desviado para el consumohumano de forma fraudulenta. La enfermedad adquirióproporciones epidémicas y afectó a un colectivo de másde 20.000 personas, con más de 300 fallecidos en losprimeros años 1,2 . Su patogenia no está del todo eluci-dada, aunque existen pruebas que sugieren la implica-ción de un mecanismo autoinmunitario 3 . Por otro lado,en los pacientes afectados por el SATse ha demostradouna susceptibilidad genética relacionada con un perfilmetabólico específico en la N-acetiltransferasa 2 4 .En la evolución de la enfermedad se distinguen tresfases clínicas: aguda, intermedia y crónica. La faseaguda duró unos 2 meses y se caracterizó por eosinofi-lia, edema pulmonar, mialgias, fiebre y erupción cutá-nea. En la fase intermedia, la pérdida de peso, el ede-ma, la hepatopatía, el síndrome seco, la hipertensiónpulmonar (HTP), la hipertensión arterial (HTA), losfenómenos tromboembólicos y la intensificación delas mialgias fueron los problemas clínicos más rele-vantes. La fase crónica (a partir de los 4 meses) se ca-racterizó por neuropatía periférica, hepatopatía, escle-rodermia e hipertensión pulmonar 5,6 .La evolución clínica del SATpresenta similitudescon otras enfermedades de mecanismo autoinmunita-rio, como la esclerosis sistémica progresiva, el síndro-me de Sjögren, la enfermedad injerto contra huésped yel síndrome eosinofilia-mialgia 7 .En los pacientes más gravemente afectados se des-cribieron alteraciones histológicas en el parénquimacardíaco, como afección endotelial (degeneración pro-liferativa miointimal), de las arterias coronarias eisquemia, afectación miocárdica (fibrosis secundaria ainflamación) y del sistema de conducción (destrucciónfibrótica del nodo sinusal y otras vías de conducción).En algún caso estas alteraciones produjeron desestabi-lización mecánica y/o eléctrica de la actividad cardía-ca. Así, se han descrito casos de síncope, insuficienciacardíaca, angina o alteraciones electrocardiográficas(taquicardia sinusal, bloqueos de rama tanto derechacomo izquierda, dilatación auricular, trastornos de larepolarización, etc.) 8-11 .La HTPmerece una atención especial, ya que pre-sentó una incidencia del 20% en los afectados por SATal comienzo de la enfermedad 12-14 , mientras que su in-cidencia en la población general es de 1-2 casos pormillón 15,16 . En algunos individuos se resolvió de mane-ra espontánea, en otros evolucionó mortalmente y enun tercer grupo evolucionó con lentitud hacia la croni-cidad 12-14 . Los estudios llevados a cabo sobre esta ma-nifestación clínica demuestran que esta HTPes clínicay anatomopatológicamente indistinguible de la HTPprimaria 10,17 .El Centro de Investigación para el Síndrome delAceite Tóxico es el único centro del mundo que se de-dica a la investigación de esta nueva y única enferme-dad. Este trabajo ha sido realizado en el marco de lalabor asistencial e investigadora que la unidad clínicade esta institución lleva a cabo desde 1997 en elHospital Carlos III. En esa fecha se comenzó un estu-dio de seguimiento clínico que continúa hasta la actua-lidad, con visitas protocolizadas consistentes en unaanamnesis, exploración física y pruebas complementa-rias básicas (analítica, electrocardiograma, pruebas defunción respiratoria y radiografía de tórax). De acuer-do con la valoración clínica y con los resultados de di-chas pruebas, se considera la indicación de pruebasdiagnósticas de segunda línea, como la ecocardiogra-fía. De esta manera, el centro intenta no sólo mejorarla atención y el manejo terapéutico de los pacientesafectados, sino también aportar nuevos conocimientoscientíficos sobre este síndrome y su historia naturalque puedan ser aplicables al resto de los pacientes, así como a otras afecciones similares al SAT.El objetivo de este estudio ha sido evaluar la validezde nuestras indicaciones de ecocardiograma para lospacientes afectados por SATcon sospecha de HTPocardiopatía y valorar su papel en el seguimiento deesta enfermedad. PACIENTES Y MÉTODOPoblación y sujetos de estudio De los 1.993 pacientes afectados por este síndromey atendidos en nuestra unidad del SATdesde diciem-bre de 1997 hasta julio de 2002, se seleccionó a todoslos que se les había realizado al menos una ecocardio-grafía (n = 424); de ellos, el 74,3% eran mujeres; laedad media fue de 51,8 años para las mujeres y 48,1años para los varones. El número total de ecocardio-gramas realizados en este período fue de 487. Variables Las indicaciones fueron recogidas de la historia clí-nica de cada uno de los pacientes a los que se les había 1196 Rev Esp Cardiol 2003;56(12):1195-201 66Plaza Cano MM, et al. Ecocardiografía en el «síndrome del aceite tóxico» ABREVIATURASSAT: síndrome del aceite tóxico.HTP: hipertensión pulmonar.HTA: hipertensión arterial.ACC/AHA: American College of Cardiology/ American Heart Association.DL CO : coeficiente de difusión pulmonar.  realizado una ecocardiografía. Se utilizaron las últimasguías de práctica clínica publicadas por el AmericanCollege of Cardiology/American Heart Association(ACC/AHA) 18 (tabla 1) para incluir cada una de las in-dicaciones en las siguientes categorías: estudio deHTP(con las siguientes subcategorías: seguimientoanual de HTP; sospecha de HTPpor hipoxemia y/odisminución del coeficiente de difusión pulmonar[DL CO ], sin afección respiratoria que lo justifique 19,20 ;episodio de HTPen la fase aguda del SATdel que seperdió el seguimiento; sospecha de HTPpor hiperven-tilación crónica, sin otra afección que la justifique;sospecha de HTPpor dilatación de las arterias pulmo-nares; sospecha de HTPpor bloqueo de rama derecha,y sospecha de HTPpor dilatación de las cavidades de-rechas), estudio de afección pericárdica, filiación desoplo, estudio de valvulopatía, valoración funcional deinsuficiencia cardíaca, estudio de dolor torácico cuan-do las exploraciones de primera línea no han sido con-cluyentes, valoración funcional de cardiopatía isqué-mica, valoración funcional de cardiopatía hipertensiva,cardiomegalia, síncopes recurrentes no filiados y cola-genopatías con posible afección cardíaca.Como patrón de referencia (gold standard) se hautilizado el diagnóstico que figuraba en el informe delecocardiograma emitido por escrito por el servicio decardiología-ecocardiografía del hospital. Este serviciorealiza eco-Doppler transtorácica bidimensional anuestros pacientes con un equipo ATL-PHILIPS HDI-5000. Los diagnósticos fueron agrupados en una de lassiguientes categorías: sin alteraciones, cardiopatía hi-pertensiva, hipertensión pulmonar, valvulopatía, car-diopatía isquémica, derrame pericárdico, dilatación decavidades, disfunción diastólica, hipertrofia de ventrí-culo izquierdo y otras categorías, con el objetivo deestablecer las comparaciones apropiadas con las indi-caciones.Respecto al diagnóstico de HTP, se siguieron loscriterios establecidos en el simposio mundial de hiper-tensión pulmonar primaria celebrado en Francia en1998 21 . El método utilizado para realizar este diagnós-tico fue la valoración del gradiente ventrículo derecho-aurícula derecha por Doppler continuo, al que se su-man 10 mmHg. Solamente en un caso fue necesarioutilizar ecopotenciadores (LEVOVIST ® , Schering) pormala señal de la insuficiencia tricúspide y sospecha dehipertensión más o menos significativa.Tanto la clasificación de las indicaciones como la delos diagnósticos fueron realizadas por personas dife-rentes y a ciegas entre sí.Las indicaciones se han enfrentado al patrón de re-ferencia mencionado (diagnóstico dado por la ecocar-diografía) mediante tablas de contingencia 2 × 2. Secalcularon:– Sensibilidad: probabilidad de que un sujeto con laenfermedad (diagnosticada por ecocardiografía) seaclasificado adecuadamente con un resultado positivo,esto es, que se le indique una ecocardiografía por sos-pecha diagnóstica positiva 22 .– Especificidad: probabilidad de que un sujeto sin laenfermedad (diagnosticada por ecocardiografía) seaclasificado adecuadamente con un resultado negativo,esto es, que se le indique una ecocardiografía por sos-pecha diagnóstica negativa 22 .– Cociente de probabilidad positivo, con un interva-lo de confianza del 95%: es un índice de valoración deuna prueba diagnóstica que, a diferencia del valor pre-dictivo positivo o negativo, no depende de la propor-ción de enfermos de la muestra estudiada. El cocientese obtiene dividiendo la tasa de verdaderos positivos yla tasa de falsos positivos. Cuanto más alto es el valorde este cociente (por encima de la unidad) indica quese trata de un test con mejor capacidad para diagnosti-car la presencia de enfermedad 23 ; en nuestro caso valo-ramos la indicación de ecocardiografía por sospechadiagnóstica.El análisis se realizó con el paquete estadísticoSPSS y el programa The Two By Two Analyzer. RESULTADOS De los 487 ecocardiogramas realizados sólo se pudoincluir 476. En los 11 ecocardiogramas restantes no sepudo localizar las historias clínicas en el archivo delhospital durante el período del estudio.A38 de los pacientes se les realizó más de un eco-cardiograma, de manera que el número total de pa-cientes estudiados mediante esta prueba fue de 424.Igualmente, a 55 pacientes se les solicitó esta pruebapor más de un motivo y 34 pacientes recibieron undiagnóstico encuadrable en más de una de nuestras Plaza Cano MM, et al. Ecocardiografía en el «síndrome del aceite tóxico»67 Rev Esp Cardiol 2003;56(12):1195-201 1197 TABLA 1. Entidades publicadas por la ACC/AHA comosusceptibles de estudio ecocardiográfico 18 ISoplos y valvulopatíasIIDolor torácicoIIICardiopatía isquémicaIVMiocardiopatía y valoración de la función del ventrículo izquierdoVEnfermedad pericárdicaVIMasas y tumores cardíacosVIIAfección de los grandes vasosVIIIEnfermedad pulmonarIXHipertensión sistémicaXAfección neurológica y otras afecciones cardioembólicasXIArritmias y palpitacionesXIIEcocardiografía en el enfermo críticoXIIIEcocardiografía en el adulto con enfermedad cardíaca congénitaXIVEcocardiografía en el paciente pediátrico ACC/AHA: American College of Cardiology/American Heart Association.  categorías, por lo que el número total de indicacio-nes fue de 534 y el de diagnósticos, de 528 (tablas 2y 3).La distribución en el tiempo del número de ecocar-diogramas realizados sigue una curva descendente. En1997 se realizaron sólo 3 de estas pruebas, ya que elseguimiento empezó en diciembre de dicho año.Durante 1998 y 1999, la gran mayoría de los pacientesacudía a la consulta por primera vez, por lo que el nú-mero de ecocardiogramas solicitados (138 y 124, res-pectivamente) fue mayor debido a una labor de criba-do en busca de HTP. Con posterioridad, el número depacientes nuevos disminuyó y se incrementaron lascorrespondientes revisiones anuales incluidas en elprotocolo, y fue menor el número de ecocardiogramassolicitados (88 en 2000 y 2001, y 35 en 2002).Más de la mitad de los ecocardiogramas (67%) se so-licitaron para estudiar una posible HTP. La sospecha deHTPse basó en las categorías reflejadas en la tabla 4.La más frecuente fue la sospecha de HTPpor hipoxe-mia y/o disminución del DL CO (sin una afección pulmo-nar que lo justificase). Le seguían en frecuencia las in-dicaciones para la valoración funcional cardíaca enpacientes hipertensos y para la filiación de soplos. Cadauna de estas 2 últimas indicaciones se encontraba encerca de un 11% de los individuos. Al 6% de los pacien-tes se le realizó esta prueba para evaluar una valvulopa-tía ya conocida y al 3% para valorar una cardiopatía is-quémica. El resto de las indicaciones representabanmenos del 3% de los ecocardiogramas y correspondíana diferentes sospechas diagnósticas (tabla 2).Desde el punto de vista de los diagnósticos recogi-dos, más de la mitad de los ecocardiogramas tuvieronun diagnóstico normal (54,5%). Le siguieron en fre-cuencia los diagnósticos de cardiopatía hipertensiva yvalvulopatía con el 18,8 y el 13,5%, respectivamente.La HTPfue diagnosticada en el 9,9% de las pruebasrealizadas (tabla 3). El 54,2% de las HTPde nuestracohorte, en el período del estudio, eran leves.En la tabla 4 se recogen la sensibilidad, la especifi-cidad y la razón de probabilidades diagnósticas juntocon los intervalos de confianza del 95% de las indica-ciones con respecto a los diagnósticos. La sensibilidadmás alta (83%) fue la que tenía la indicación de eco-cardiograma por sospecha de HTP(por cualquiera delas razones recogidas en la tabla 1). Además, se anali-zó la sensibilidad de esta indicación durante el período1998-2002. Los valores de sensibilidad oscilaron entreel 75 y el 100% y el rango de sus intervalos de con-fianza, entre el 39 y el 100%. Sin embargo, encontra-mos que, para alguno de los años, alguna celda para elcálculo de la sensibilidad tenía valores bajos, lo cualnos obliga a ser cautelosos en la interpretación de es-tos resultados al separarlos anualmente.La especificidad fue muy alta para la mayor parte delas indicaciones (tabla 4). Entre las indicaciones en lasque el intervalo de confianza del cociente de probabili-dades no abarcaba el valor nulo, destacaban el segui-miento anual de HTP, el estudio de valvulopatía y lasospecha de cardiopatía hipertensiva (tabla 4). 1198 Rev Esp Cardiol 2003;56(12):1195-201 68Plaza Cano MM, et al. Ecocardiografía en el «síndrome del aceite tóxico» TABLA 2. Síndrome del aceite tóxico (SAT):categorías de indicaciones de la ecocardiografía(1997-2002) Indicaciones ecocardiografía N. o indicaciones Categorías en población SAT (% ecocardografías) b de la AHA a Estudio de hipertensión pulmonar319 (67)VIIIAfección pericárdica9 (1,9)IIIFiliación de soplo54 (11,3)IEstudio valvulopatía29 (6,1)IValoración funcional insuficiencia cardíaca12 (2,5)IVEstudio de dolor torácico11 (2,3)IIValoración funcional de cardiopatía isquémica15 (3,2)IIIValoración funcional hipertensión arterial57 (11,9)IXIsquemia periférica de posible origen cardíaco1 (0,2)XAfección de los grandes vasos9 (1,9)VIIOtros7 (1,5)Síndrome de Marfan1 (0,2)I-VIIComunicación interventricular1 (0,2)XIIISíncopes3 (0,6)XIMiocardiopatía obstructiva1 (0,2)IVAntecedentes de miopericarditis (fase aguda de SAT)1 (0,2)IVTotal indicaciones523Total ecocardiografías476 AHA: American Heart Association. a Tabla 1. b Porcentaje de ecocardiografías solicitadas para cada una de las indi-caciones. Una misma ecocardiografía puede haberse solicitado con más deuna indicación. TABLA 3. Síndrome del aceite tóxico: clasificacióndiagnóstica de las enfermedades cardiovasculares(1997-2000) N. o diagnósticos Diagnóstico(% ecocardiografías) a Normal270 (54,5)Cardiopatía hipertensiva98 (19,8)Valvulopatía68 (13,7)Hipertensión pulmonar49 (9,9)Derrame pericárdico13 (2,6)Hipertrofia del ventrículo izquierdo10 (2)Dilatación de cavidades9 (1,8)Cardiopatía isquémica2 (0,4)Otros diagnósticos19 (3,8)Aneurisma del septo auricular1 (0,2)Disfunción diastólica primaria8 (1,6)Total de diagnósticos528Total de ecocardiografías476 a Porcentaje de ecocardiografías en las que figura cada diagnóstico. En unamisma ecocardiografía puede aparecer más de un diagnóstico.  DISCUSIÓN El SATes una enfermedad nueva que comenzó en1981, con una evolución e historia natural desconoci-das, en la que la hipertensión pulmonar y la afeccióncardíaca siguen presentes en los pacientes afectadostras 22 años de evolución. El seguimiento de estosproblemas en los pacientes sigue estando, por tanto, deactualidad.El estudio se ha realizado sobre una parte de la co-horte del SAT. Aunque no se ha seleccionado a los pa-cientes por ningún criterio de gravedad, no se puededescartar la posibilidad de cierto sesgo por peor evolu-ción. No obstante, este supuesto no ha sido demostra-do en otros estudios (con este mismo grupo de pacien-tes) ni consideramos que esto afecte al objetivo de esteestudio. Por otro lado, el análisis de la distribución delnúmero de ecocardiogramas solicitados durante estosaños refleja que el número de ecocardiogramas en elprimer año fue alto, para ir disminuyendo en los añossucesivos. Esto es así debido a que las primeras fasesde este seguimiento fueron mayormente de cribado, loque requería la realización de un mayor número depruebas. Los ecocardiogramas efectuados en los si-guientes años se indicaron para el seguimiento de al-guna enfermedad previa, para la evaluación de pacien-tes que se habían incorporado tarde al seguimiento opara la valoración de aquellos pacientes en los que uncambio en su situación clínica así lo requería. Los cri-terios seguidos para la indicación de ecocardiografíano han cambiado en estos años (ni en primera revisiónni para sucesivas revisiones), por lo que no considera-mos que estas diferencias numéricas puedan haberafectado a los resultados.Para evitar los posibles sesgos que podrían produ-cirse por utilizar criterios diagnósticos no estandariza-dos, decidimos ajustarnos a las categorías publicadaspor el ACC/AHA 18 como susceptibles de ser estudia-das mediante ecocardiografía (tablas 1 y 2). La indica-ción más frecuente fue la sospecha de HTP, presenteen un 67% de los ecocardiogramas solicitados. Estoera esperable y lógico por 5 motivos: a) la incidenciade esta enfermedad en la fase aguda del SATfue de un20%, frente a una incidencia de 1-2 casos por millónen la población general; b) la evolución de estos pa-cientes fue heterogénea: la prevalencia bajó al 3,5% en1983 12 , al 1,5% en 1985 24,25 y en 1998 era del 2,4% en1998 26 . El descenso inicial de la prevalencia se produ- jo tanto por la resolución espontánea de la enfermedadcomo por el fallecimiento de los pacientes. Sin embar-go, el aumento de la prevalencia en 1998 puede expli-carse por la mayor capacidad para diagnosticar estaenfermedad, al haber comenzado el seguimiento deeste grupo de pacientes en 1997; c) su instauración esinsidiosa, la mayoría de las veces en forma de disneaprogresiva y cuando la HTPse hace patente se encuen-tra ya en estadios avanzados 15,16 ; d) es una afeccióngrave en la que la intervención terapéutica modifica elpronóstico 15,16 . Vistas estas circunstancias, y dado quese trataba de pacientes afectados por un síndrome nue-vo cuya evolución se desconoce, esta complicaciónfue exhaustivamente perseguida en los pacientes denuestra cohorte.La siguiente indicación más frecuente fue la filia-ción de soplos, presente en un 11,3% de los ecocar-diogramas realizados. La filiación de soplos, así comoel estudio de valvulopatías ya conocidas, de cardio-megalia y de síncopes recurrentes, fueron las indica-ciones que más directamente podrían tener relacióncon este síndrome. En el SATse han descrito afeccio-nes del endocardio en forma de fibrodisplasia, lo quepodría dar lugar a lesiones valvulares y a soplos. Plaza Cano MM, et al. Ecocardiografía en el «síndrome del aceite tóxico»69 Rev Esp Cardiol 2003;56(12):1195-201 1199 TABLA 4. Validez de las indicaciones de ecocardiografía en el síndrome del aceite tóxico: sensibilidad,especificidad y cociente de probabilidades positivo Indicación/diagnósticoSensibilidad (IC del 95%)Especificidad (IC del 95%)CP+ (IC del 95%) Estudio de HTP/HTP83 (69-92) a 35 (30-40) a 1,3 (1,1-1,4) a Seguimiento anual de HTP54 (39-68) a 98 (96-99) a 23,2 (12-44,5) a Hipoxemia y/o disminución DL CO 19 (9-33)64 (59-69)0,5 (0,3-0,9)HTP en fase aguda sin seguimiento10 (4-23)79 (75-83)0,5 (0,2-1,1)Hiperventilación crónica0 (0-7)96 (94-98)0 (0,3-2,6)Dilatación de las arterias pulmonares0 (0-7)96 (96-99)0 (0-4,2)Bloqueo de rama derecha2 (0-12)98 (96-99)0,9 (0,2-5,7)Dilatación de cavidades derechas0 (0-7)98 (97-99)0 (0,1-6,1)Afección pericárdica/derrame pericárdico7 (0-38)98 (96-99)7,9 (4,9-12,9)Filiación de soplo/valvulopatía14 (7-26)89 (86-92)1,3 (0,7-2,5)Estudio de valvulopatía/valvulopatía25 (16-38)97 (95-98)8 (4,1-15,6)Valoración insuficiencia cardíaca/dilatación cavidades0 (0-33)97 (95-98)0 (0,2-14,9)Sospecha cardiopatía isquémica/cardiopatía isquémica0 (0-84)94 (92-96)0 (0,5-16,6)Valoración HTA/cardiopatía hipertensiva41 (31-52)95 (92-97)7,9 (4,8-12,9) CP+: cociente de probabilidad positivo; DL CO : cociente de difusión pulmonar; HTA: hipertensión arterial; HTP: hipertensión pulmonar; IC: intervalo de confianza. a IC del 95% superiores a la unidad.
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x