Rangel Flores, Yesica Yolanda; Chávez Escalera, Milka; Nava Medina, Arelia Guadalupe; Muñoz Torres, Teresita de Jesús; Méndez Bernal, María Yolanda. Factores relacionados con el desarrollo de síndrome de burnout en enfermeras mexicanas. Re

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 5
 
  Objetivo: Identificar los factores personales, laborales y organizacionales relacionados con el síndrome de burnout o síndrome de desgaste profesional en enfermeras. Metodología: Estudio transversal, descriptivo y correlacional, muestreo
Share
Transcript
    ANESM   Números publicados   Búsqueda documentos   ORIGINALES   Factores relacionados con el desarrollo de síndrome de burnout en enfermeras mexicanas   Yesica Yolanda Rangel Flores, 1   Milka Chávez Escalera, 2   Arelia Guadalupe Nava Medina, 3   Teresita de Jesús Muñoz Torres, 3   María Yolanda Méndez Bernal 3   1 Lic. Enf. MCE. Maestra en Ciencias de Enfermería. Profesora investigadora a tiempo completo de la Licenciatura en Enfermería. 2 Dra. en Administración. Profesora investigadora a tiempo completo de la Licenciatura en Administración. 3 Estudiantes de la Licenciatura en Enfermería.Unidad Académica Multidisciplinar Zona Media de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, México   Manuscrito aceptado el 23.6.2010   Presencia 2010 ene-jun; 6(11)   Cómo citar este documento   Rangel Flores, Yesica Yolanda; Chávez Escalera, Milka; Nava Medina, Arelia Guadalupe; Muñoz Torres, Teresita de Jesús; Méndez Bernal, María Yolanda. Factores relacionados con el desarrollo de síndrome de burnout en enfermeras mexicanas.   Rev Presencia 2010 ene-jun, 6(11). Disponible en <http://www.index-f.com/presencia/n11/p7233.php> Consultado el Resumen   Objetivo  : Identificar los factores personales, laborales y organizacionales relacionados con el síndrome de burnout   o síndrome de desgaste profesional en enfermeras. Metodología  : Estudio transversal, descriptivo y correlacional, muestreo probabilístico aleatorio, población Abstract (Factors related to the development of burnout syndrome in mexican nurses)   Aim  : identify the personal, occupational and organizational factors related to the development of Burnout syndrome in nurses. Methodology  : Transversal, descriptive and correlational, study with a randomly selected sample, 105  de 105 enfermeras de dos instituciones de salud de Rioverde, San Luis Potosí. Se aplicó el Maslach Burnout Inventory   y un segundo creado ex profeso y validado sobre factores de riesgo y protección ( alfa   = .78). Resultados  : el 88.5% refirió agotamiento emocional moderado, el 9.6% elevado y el 1.9% bajo; el 53.3% refirió baja realización personal, el 44.8% intermedia y el 1.9% elevada; el 33,3% mostró bajo nivel de despersonalización, el 36.2% intermedio y el 30.5% alto nivel de despersonalización. El no tener un pasatiempo se relacionó con las tres esferas, mientras que la incapacidad percibida para resolver problemáticas profesionales influyó para el agotamiento y la despersonalización. Conclusiones  : Los niveles de agotamiento resultaron mayores a otras poblaciones de características similares, los factores personales se encontraron relacionados en mayor medida con la incidencia del síndrome que los organizacionales y los laborales. Palabras clave : Síndrome de desgaste profesional/ Factores de riesgo para síndrome de desgaste profesional/ Agotamiento profesional/ Realización personal en enfermería.   nurses from two health institutions in Rioverde, San Luis Potosí. Maslach Burnout Inventory was applied and a second one created for this purpose and validated on risk and protection factors ( alfa   = .78). Results  : 88.5% reported moderate emotional exhaustion, 9.6% high, and 1.9% low; 53.3% reported low personal accomplishment, 44.8% moderate and 1.9% high; 30.5% showed high level of depersonalization, 36.2% moderate and 30.5% high level. Not having a hobby was related to the three areas, while the perceived inability to resolve professional problems was related to the emotional exhaustion and the depersonalization. Conclusions  : Exhaustion levels were higher compared to other populations of similar characteristics, personal factors were more related to the incidence of the syndrome compared to the organizational or occupational factors. Key-words : Burnout syndrome/ Burnout/ Risk factors for burnout syndrome/ Professional exhaustion/ Nurse personal accomplishment.   Introducción   Desde la antigüedad se ha identificado al trabajo como una forma de dignificar la naturaleza del hombre, atribuyéndole incluso la pauta en la evolución humana. A través del trabajo el hombre potencia su intelecto y habilidades tanto físicas como intelectuales, expresa sus ideas, anhelos, creatividad y conocimientos. 1  El trabajo representa sin duda alguna, la oportunidad de crecimiento y desarrollo de los individuos; sin embargo, las condiciones del mismo y la incapacidad o falta de conocimiento del hombre para sortear las dificultades y retos que vive en la cotidianeidad de su ejercicio, pueden condicionar el ambiente laboral de manera adversa, no sólo para la salud física sino incluso también para la mental y el desarrollo social.   El fenómeno de desgaste profesional, al que en lo sucesivo haremos referencia como síndrome de Burnout   (SB), ha sido definido como un estado múltiple de cansancio emocional, físico y mental, causado por el estrés crónico, que enfrentan profesionales del área asistencial, que experimentan por tiempo prolongado interacción con sujetos y que en el desempeño de sus funciones realizan no sólo procedimientos técnicos sino también enfrentan exigencias emocionales como son el dolor, angustia, incertidumbre y el sufrimiento; aspectos que aunados a la caracterización organizacional de los campos hospitalarios y a la falta de habilidad desarrollada en relación con el afrontamiento efectivo de las mismas, complejizan el acto del cuidado humano tornando más desafiante el quehacer de enfermería y reflejándose en tres esferas particulares: agotamiento emocional (AE), despersonalización (D) y realización personal (RP). 2   Con frecuencia, la disciplina enfermera está referida en la literatura y distintos foros como una ciencia y un arte; ciencia, por el conocimiento teórico conceptual surgido de la investigación; y arte, por la necesidad de las enfermeras de sensibilizarse a la experiencia humana tanto de las personas que cuida, como de ella misma al momento de interrelacionarse. 3  Proceso al que se denomina como relación terapéutica y para la cual no es formada, pues la mayor parte de las escuelas asume que esta relación terapéutica, surgirá más de un modo intuitivo que consciente. Ante dicha situación, a menudo, la enfermera se encuentra limitada para manejar incluso las emociones propias, contribuyendo esto a un mayor desgaste que en un inicio podría limitarse al aspecto emocional, pero con la persistencia de dicho estado van implicadas consecuencias fisiológicas, e incluso sociales, a través de la afectación de la dinámica laboral y la calidad de la atención al usuario.   Son cinco grupos las fuentes de estrés ocupacional que se han identificado como contribuyentes al SB en personal del área de la salud; los personales, que incluyen aspectos que tienen que ver con aspectos de la personalidad, la afectividad, la salud  mental y física, los laborales, que incluyen todas aquellas características que posee un ambiente hospitalario, el grado de especialización que implican los cuidados a otorgar y la duración de la jornada de trabajo; los propios de la organización y que tiene que ver con el nivel de complejidad de los pacientes que atiende (primero, segundo o tercer nivel) y el tipo de servicio que ofrece (público o privado); los familiares que incluyen el estado civil de las enfermeras, las responsabilidades que tiene de manera cotidiana; y por último los sociales donde se hace referencia a elementos estructurales como es la situación económica. 4  Dada la multifactorialidad del problema, el presente estudio tuvo como objetivo identificar únicamente los factores personales, laborales y organizacionales que influyen en el desarrollo del SB en el personal de enfermería.   Metodología   Se trató de un estudio transversal de tipo descriptivo y correlacional, realizado en el Hospital General Regional (HGR) y el Instituto de Seguridad y Servicio Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Rioverde, San Luis Potosí. Para la selección de la muestra en el ISSSTE se aplicó el censo, dado a las exigencias de los procedimientos estadísticos y con la finalidad de poder realizar inferencia estadística; para el universo representado por el HGR se calculó una muestra mediante muestreo aleatorio simple, con una confianza de 95, margen de error del 5%, universo de 110; obteniendo un total de 82 enfermeras. Se incluyeron de manera aleatoria enfermeras de los tres turnos e incluso la jornada acumulada de ambos hospitales que aceptaron participar en el estudio, no se aplicaron criterios de exclusión y se eliminaron aquellas que se negaron a participar en el estudio.   Para recabar la información se utilizaron dos instrumentos, el primero de ellos, y con la finalidad de determinar la incidencia del SB en la población de estudio, fue el Maslach Burnout Inventory   (MBI) en su versión de cinco dedos y 22 reactivos, con puntuaciones basadas en la norma americana y adaptación catalana, que determina las categorías: bajo, medio y alto para las tres dimensiones que conforman el SB: AE, D y la RP. 5  La dimensión de AE, que describe sentimientos de estar abrumado y agotado emocionalmente por el trabajo, fue explorada a partir de nueve preguntas con cinco posibles respuestas, valoradas según escala de Likert. La D, que describe la respuesta impersonal y falta de sentimientos hacia los sujetos objeto de atención, se valoró mediante cinco preguntas cuantificadas igual que la anterior, y finalmente la dimensión de RP, que describe sentimientos de competencia y realización exitosa en el trabajo hacia los demás, se midió por ocho ítems con las mismas condiciones anteriores. A la hora de interpretar los datos, en el caso de las dos primeras escalas, la mayor puntuación indicó peor resultado; mientras que en la tercera dimensión (RP), la interpretación es a la inversa. Teniendo en cuenta los puntos de corte establecidos previamente en la literatura, categorizamos las cuatro escalas en niveles bajos, medios o altos, de cansancio emocional (<17; 18-26; >27), despersonalización (<8; 9-12; >13), realización personal (<16; 17-22; >23) y burnout   (<38; 39-51; >52).   Para la identificación de los factores personales y organizacionales que contribuyen al SB, se elaboró y validó un instrumento creado ex profeso para ello. La validación se efectuó mediante expertos y se comprobó su confiabilidad mediante Alfa de Cronbach, obteniendo valor de .78. Dicho instrumento recogía en su primera parte datos sociodemográficos y laborales importantes, como son sexo, edad, estado civil, escolaridad, turno, antigüedad y tipo de contratación. A través de 10 ítems exploraba factores organizacionales identificados como contribuyentes al SB, y que son la aceptación por el área de trabajo, definición de puestos y funciones, libertad para la toma de decisiones, métodos de supervisión y evaluación, asignación de servicios y turnos, capacitación y actualización, disposición del personal para el trabajo colaborativo, y asignación de pacientes. Los otros 20 ítems hacían referencia a factores personales como son: compromiso con el autocuidado en la salud personal, apoyo doméstico y en cuidado de los hijos, capacidad personal de organización y para la toma de decisiones, para otorgar y solicitar ayuda, para la comunicación, relación con las autoridades, capacidad percibida para actuar en la resolución de problemas, percepción sobre los servicios y turnos asignados. Para el análisis estadístico se utilizo el programa SPSS en su versión 17.0, aplicando estadística descriptiva a través de frecuencias, promedios, y desviación estándar, así como correlaciones con técnicas bivariadas a través de aplicación Tb de Kendall  .   Resultados   La población estuvo representada por 105 enfermeras de las cuales el 95.2% (100) fueron mujeres y 4.8% (5) hombres, con un rango de edad de 20 a 55 años, promedio de 34, DE de 8.5, y una edad laboral de 10 años. El 57.1% estaban casadas y 36.2% solteras. La forma de contratación del 72.4% de los participantes era definitiva ò temporal; la escolaridad que predominó fue la de licenciatura con 44.8%, seguida de técnicos con un 33.3%. a  La distribución de la muestra por servicios fue: quirófano  (n=27), urgencias (n=24), hospitalización (n=15), consulta externa (n=4), ginecología (n=10), pediatría y neonatología (n= 10),  jefatura de enfermería y supervisión (n=7), medicina preventiva (n=6), a disposición (n=2). b   Con respecto a la incidencia del SB se identificó que el 1.9% de la población presentó bajo nivel de AE, el 88.5% moderado nivel y el 9.6% elevado nivel del mismo. En lo que se refiere al análisis individual de cada una de las tres esferas que explora y evalúa el MBI, se encontró que la más desviada de lo esperado fue la de RP, encontrando un 53.3% de la población total con niveles bajos de logro, seguidos por un 44.8% que refiere niveles intermedios de realización y sólo un 1.9% de la población total con un nivel elevado de logro. En el área de D se encontró que un 33.3% de la población manifestaba bajos niveles, un 36.2% intermedio y un 30.5% con alto nivel de D, con un promedio de 8.1 y una DE=3.7.   Dado a que los factores personales, laborales y organizacionales que se identificaron como contribuyentes al SB se comportaron de manera distinta en las tres dimensiones se adjuntan las  tablas 1, 2, y 3   para una mayor comprensión.   Discusión   Los niveles de AE encontrados difieren significativamente con otros estudios realizados en enfermeras mexicanas, identificándose en el presente a la mayor proporción de la población con niveles intermedios de agotamiento, contrario a lo reportado por Tapia y col. (2009), quienes estudiaron enfermeras de un hospital regional en México y reportaron a la mayoría de la población con niveles bajos, 6  de igual forma también resultaron mayores que los reportados por investigadores del mismo fenómeno en el país pero en enfermeras del sector privado. 7  La dimensión más afectada para SB la representó la esfera de RP, encontrando que más de la mitad de la población de estudio se percibe con bajos niveles de logro, aspecto que contrasta con estudios antecedente como el realizado por Peralta y Vargas (2009) y el de Martínez López y Solache (2004) quienes reportaron más de la mitad de su población de estudio con niveles elevados de RP. 8,9  En los resultados del presente estudio se pudo dar cuenta que los factores personales influyen de manera directa en la afectación de las tres dimensiones que conforman el SB, contrario a los factores laborales que sólo influyeron en la esfera de RP, y los organizacionales que sólo condicionaron la afectación de la esfera de D.   Factores personales como son el hecho de no tener un pasatiempo, hobby   o plan de ejercicio mostraron correlación con las tres esferas que conforman el SB, aspecto que resulta contrario a lo referido por Melita y Cruz (2008) que mencionan que el ejercicio o la práctica de actividades diferentes a lo profesional, así como la participación en grupos de la comunidad no presentan relación estadísticamente significativa en la presencia de burnout   y sus subescalas, 10  sin embargo coincide con lo afirmado por otros autores, en el sentido de que los pasatiempos y actividades extras a las laborales, incrementan la confianza en sí mismo y en los demás con la consecuente percepción de fuerza y control de las situaciones. 11  De igual forma se identificó que el no estar integrado a un grupo social mostró correlación con el AE, aspecto que resulta congruente con De los Ríos y col. (2007) y Albaladejo y Villanueva (2004) quienes refieren que el desgaste emocional está en relación con la disfunción social, aunando a esto identifican el aislamiento social como una importante fuente de estrés laboral. 12,13   Se encontró que la percepción de las enfermeras sobre su falta de capacidad para participar en la resolución de problemáticas profesionales se relaciona de manera negativa tanto en la D, como en el AE, lo que respalda lo afirmado por Mingote y Pérez (1998), que establecen que el hecho de verse confrontado con problemáticas que exceden las capacidades percibidas sobre el desempeño, se han identificado como factor potencialmente estresante para el sujeto y como factor que afecta la calidad y oportunidad del cuidado otorgado. 14  La percepción del profesional con respecto a su capacidad para participar de manera efectiva en la resolución de problemáticas que son de su competencia, podría tener relación con la antigüedad laboral reportada en el presente estudio, ya que el personal que se encontró con mayores niveles de SB cuenta con una antigüedad laboral menor de diez años, tratándose entonces de individuos en los primeros años de vida laboral, profesionales que se perciben con poca experiencia, generalmente egresados de instituciones educativas donde aunque con el mejor de los esfuerzos se busca egresados con competencias integrales, los tiempos y cargas curriculares resultan insuficientes para dar revisión a la totalidad de las demandas que enfrentará para el cuidado el egresado. El sujeto en su afán por adaptarse y responder adecuadamente a un exceso en las demandas laborales y profesionales, se esfuerza de un modo intenso, con una sobre exigencia y tensión que srcinan importantes riesgos de contraer enfermedades y afectar negativamente el rendimiento y la calidad del servicio profesional. 15,16  Arias (2008) retoma que el hecho de que el que el personal de enfermería se perciba incapaz de resolver problemáticas, representa un factor estresante al trabajar con pacientes, debido a que el miedo e incertidumbre a cometer errores, torna al personal incapaz de participar en una toma de decisiones adecuada, debido al temor de provocar consecuencias graves en la salud del cliente, aspecto que incide de manera negativa en el agotamiento crónico. 17    El sentirse cansado del turno en que se trabaja mostró correlación con la esfera RP, lo que coincide con los hallazgos de Morata (2004), quien ha referido a los sistemas de turnos como factores potencialmente estresantes, justificando que determinados turnos por sus características de frecuencia, duración y calidad, son especialmente negativos para la salud del trabajador; 18  el cansancio que implica el trabajar por tiempos prolongados en un turno que se percibe como desgastante por el profesional de enfermería, puede no sólo afectar biológicamente sus funciones, sino también afectar en lo emocional y psicológico, pues con frecuencia se sienten insatisfechos y frustrados por las exigencias que al respecto les genera la profesión elegida, y en lo social debido a que el tiempo que están con la familia o en otras actividades distintas a las laborales, resulta insuficiente contribuyendo esto a una mayor frustración y afectando de manera directa la RP.   En lo referente a las variables organizacionales, pudo identificarse que son dos las que mostraron correlación con la esfera de la D. El trabajar en un ambiente donde se es agresivo y se percibe agresividad influyó de manera negativa a la misma, aspecto que coincide con lo reportado por Vera (2001), quien establece que las condiciones de trabajo influyen enormemente en la D del personal, además de ser inherentes a la institución donde se realiza la actividad profesional, 19  así como con lo afirmado por Carrasco y col. (2007), quienes afirman que los profesionales de enfermería son el grupo del área de la salud más expuesto a las agresiones por parte de pacientes y familiares. 20  Rowe y Sherlock (2004) afirmaron que el comportamiento violento es, por tanto, una conducta socialmente aprendida, y coinciden con Paravic y col. (2004) en que las enfermeras reproducen el comportamiento agresor debido a las circunstancias ambientales y de otras índoles que vive y soporta. 21,22   El realizar funciones que no corresponden a la formación y nombramiento, permiten dar cuenta que la variable conflicto y ambigüedad de rol juega un valor importante como contribuyente al SB, haciendo referencia a través de ello a la incontrolabilidad del rol que el trabajador desempeña, y con la necesidad de conocer mejor cuáles son sus funciones en el puesto de trabajo. El conflicto de rol está relacionado con el conflicto existente entre lo que el trabajador espera del desempeño de su puesto de trabajo y lo que los otros (compañeros y supervisores) esperan que desempeñe. Lo anterior coincide con lo afirmado por distintos autores en el sentido de que en presencia de ambigüedad y/o conflicto de rol mayor probabilidad de aparecer el SB, quienes también señalan que la falta de claridad provoca un impacto significativo en la dimensión reducida de RP. 23-27   Conclusiones   El personal de ambos hospitales (HGR e ISSSTE) mostró tendencia hacia niveles medios de agotamiento laboral, siendo la dimensión de RP la que se identificó más alterada de las dimensiones que integran el SB, al mostrar niveles de realización extremadamente bajos en relación a los encontrados en otros estudios; seguida de la D y la menos afectada la de AE.   Factores personales como son no tener un pasatiempo o no estar integrada en un grupo social, mostró influencia en la afectación del sentimiento de logro personal, la D y el AE, aspecto que posibilita dar cuenta de la relevancia que implica favorecer los espacios de relajación y concienciar a la población de la importancia de las actividades de distracción y recreación, como aspectos que favorecen no sólo la salud psicológica y social, sino que de una u otra forma condicionan favorablemente la salud física. El no asumirse como un profesional capaz de resolver problemáticas en los clientes, fue otro de los factores personales que mostró correlación con el SB, específicamente en las dimensiones de AE y D, aspecto que adquiere lógica en función de que a menor capacitación o marco de conocimiento para ejercer el cuidado, mayor es la tensión psicológica y emocional en el personal que otorga los cuidados, de igual forma en que los sentimientos de incompetencia profesional condicionan de manera directa o indirecta el interés que el profesional muestra, pues es justo mencionar que omitir o no dar cuenta de la problemática de los pacientes, o al menos no hacerlo de manera consciente, es a menudo uno de los factores de protección que más utilizan las personas cuando su percepción de capacidad para afrontar o ayudar a otros a afrontar es nula.   Aunque los factores laborales y organizacionales se mostraron menos predisponentes, no pueden dejarse de lado el hecho de que los turnos que trabaja enfermería representan una variable con frecuencia estresante o disconfort para la mayoría del personal, siendo poco lo que se puede hacer al respecto y limitando únicamente a reconsiderar por parte del personal administrativo la asignación y rotación saludable de turnos.   La percepción de falta de adecuación a las descripciones de puesto y las funciones asignadas según formación profesional dejaron ver que, igual que en otros estudios, la ambigüedad y el conflicto de rol, representan grandes retos a considerar por los administrativos de enfermería que obligan a diseñar de manera más precisa y detallada la descripción de puestos y a
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x