Literatura y fotografía: las dos mitades de Jacob Riis / Literature and Photography: Jacob Riis' Two Halves

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 153
 
  "Este artículo subraya, en el marco del surgimiento del reportaje gráfico en la prensa escrita, la relación entre texto e imagen. La yuxtaposición de estos elementos habría implicado una imprevista, pero fecunda tensión creativa entre ambos
Share
Transcript
  Por vez primera, la fotografía actúa como un arma en la lucha por la mejora de las condiciones de vida de las capas pobres de la sociedad. Gisèle Freund, La fotografía como documento social   A finales del siglo XIX la fotografía cuenta con medio siglo de historia y puedeconsiderarse un oficio consolidado. El colonialismo y el desarrollo de las cienciashumanas (como la antropología, la medicina experimental y la sociología) impul-saron al fotógrafo a participar en las grandes expediciones comerciales, militares y científicas que franquearon los pasos a las potencias occidentales. De 1840 a1890 la práctica fotográfica estableció una relación inédita con el mundo repre-sentado en una época de constantes cambios: registró los principales conflictosbélicos y dio fe de grandes descubrimientos. En los Estados Unidos fueronmuchos los fotógrafos que, como Alexander Gardner y Timothy O’Sullivan,abarcaron ambos frentes (la Guerra de Secesión y la conquista del Oeste) 2 . Cadafotógrafo aplicó el nuevo lenguaje visual a su manera, artística o documental,pero todos compartieron el objetivo de mostrar la realidad según la demandasocial a través de reportajes publicados en prensa y sucesivamente en otros for-matos.La industrialización, el rápido crecimiento de las ciudades y la problemática que vino asociada a este fenómeno hicieron que las condiciones de vida humana enel entorno de las grandes urbes cobraran especial relevancia. Varias fueron lascorrientes que en el campo de la fotografía, por una parte, y del periodismo, porotra, se mostraron sensibles a estos cambios. Algunos autores que contemplabancon preocupación la indiferencia de las clases acomodadas hacia las desigualda-des sociales, y para quienes la escritura había sido hasta el momento el medio deexpresión reformista por excelencia, encontraron en la fotografía un nuevo vehí-culo para reactivar la opinión pública 3 . Sin embargo, no se conformaron con lamera captación de un momento concreto, sino que hallaron un modo más efec- 173 1. Este artículo es fruto de unaestancia de investigación de tresmeses llevada a cabo en 2010 encalidad de visiting scholar  de laNew York University (NYU), conla ayuda de la FundaciónUniversidad Internacional Valenciana (FVIU). Agradezco ala profesora Jordana Mendelsoncuanto hizo para facilitar allí mitrabajo. Las fotografías que ilus-tran el texto forman parte de laJacob A. Riis Collection (repro-ducciones de Chicago AlbumenWorks), del Museum of the Cityof New York (MCNY). 2. Fotógrafos, topógrafos, litó-grafos y pintores (entre ellos, lospertenecientes a la Escuela deRío Hudson) coadyuvaron a cons-truir un imaginario del NuevoMundo en un periodo de grandesexpediciones geográficas. Al res-pecto puede verse RebecaRomero Escrivá:“La imatge del Nou Món”, en Mètode. Revista deDifusió de la Investigació , nº 47,otoño de 2005, pp. 96-105. 3. “Solía creerse, cuando no erancomunes las imágenes audaces,que la muestra de algo que eranecesario ver aproximando unarealidad dolorosa, con seguridadincitaría a los espectadores asentir con mayor intensidad.”Susan Sontag:  Ante el dolor delos demás , Madrid, Alfaguara,2007, p. 93.  Archivos de la Filmoteca  67, abril 2011   a   b  r   i   l         2        0        1        1 Literatura y fotografía:las dos mitades de Jacob Riis 1 REBECA ROMERO ESCRIVÁ  tivo de transmitir su mensaje mediante la combinación de texto e imagen. En1890 Jacob August Riis inauguraría esta fórmula con la publicación de Cómo vive la otra mitad. Estudios entre las casas de vecindad de Nueva York  4 , en la que eluso de la fotografía se convirtió en un elemento de prueba que, por vez primeraen la historia del documentalismo, iba anclado a una argumentación de alcancepolítico: “No se trata solamente de algo que se desarrolla alrededor de las imáge-nes. Las fotos no son solo una mera contribución  a la lucha, sino también un lugar de esa lucha: el punto donde los poderes convergen a la vez que se pro-duce” 5 . Thilo Keaning lo expresa así: La fotografía se convirtió en un medio de investigación, capaz de irrumpir donde se producían desigualdades sociales, o donde hombres, mujeres o niños eran explota- dos de manera escandalosa. El periodismo y la emergente disciplina de la sociología,relacionados ambos con la etnología, sirvieron para coordinar texto e imagen en el  proceso de denuncia. De este modo, la investigación sobre la salubridad de los subur- bios tuvo lugar junto al registro de las antiguas costumbres de los pueblos indios y la manera contemporánea de vida de la sociedad neoyorquina  6 . Imbricación de texto e imagen La doble faceta, literaria y gráfica, de Cómo vive la otra mitad  , por tanto,nodebería apreciarse de manera separada, aunque sea susceptible de estudiarse porseparado. Si la fotografía en la obra de Riis era utilizada como un elemento tes-timonial que verificaba el discurso, la función que desempeñaba el texto era la derevelar lo que la imagen no podía mostrar. Así, el lenguaje de los informes super-ponía a las fotografías una carga emotiva de la que estas carecían, manejando elcampo cambiante del signo de la manera que a Riis más le convenía para impac-tar sobre la imaginación moral de la clase media norteamericana.Una de las temáticas a las que Riis prestó especial atención fue al fenómeno dela infancia en los suburbios. En Cómo vive la otra mitad dedica buena parte dellibro al análisis de esta cuestión, en la que trabajaría a lo largo de su carrera,según se ve en obras posteriores como Children of the Poor (1892) o Children of the Tenements (1903). Para Riis, los niños de los barrios bajos eran las víctimasdel sistema de casas de vecindad, que en el siglo XIX alojaban a tres cuartas par-tes de la población de Nueva York  7 . En su srcen, fueron edificios concebidospara albergar los refinados hogares de los primeros colonos holandeses. Con elpaso de los años, esos edificios, viejos y peligrosos, cuya distribución se fue com-partimentando progresivamente en estancias ciegas con el fin de optimizar elespacio, se convirtieron en un foco de hacinamiento e insalubridad permanentes. 174 > REBECA ROMERO ESCRIVÁ LITERATURA Y FOTOGRAFÍA: LAS DOS MITADES DE JACOB RIIS 4. Jacob A. Riis: Cómo vive laotra mitad. Estudios entre lascasas de vecindad de Nueva York  ,Barcelona, Alba Editorial, 2004.La edición impresa srcinal manejada en este ensayo ha sido How the Other Half Lives. Studies Among the Tenements of New York  , Nueva York, CharlesScribner’s Son, 1890, así como laaparecida en 2010 en NuevaYork, WW Norton & Co., editadapor Hasia R. Diner. Las citas tex-tuales se refieren a la ediciónespañola. 5. John Tagg: El peso de la repre- sentación , Barcelona, Editorial Gustavo Gili, 2005, p. 192. 6. Thilo Keaning: “The OtherHalf. The investigation of so-ciety”, en Michael Frizot (ed.):  ANew History of Photography  ,Colonia, Könemann, 1998, pp.346-357. 7. En un período de unos treintay cinco años Nueva York experi-mentó un aumento poblacional increíble y sin parangón: de cienmil habitantes pasó a albergarmedio millón. La zona sur deManhattan era, en palabras deRiis, “el distrito más densamentepoblado del mundo, incluida laChina; con una proporción de290.000 habitantes por 2,5 km 2 ”.  Archivos de la Filmoteca  67, abril 2011  175   a   b  r   i   l         2        0        1        1 REBECA ROMERO ESCRIVÁ LITERATURA Y FOTOGRAFÍA: LAS DOS MITADES DE JACOB RIIS >  Archivos de la Filmoteca  67, abril 2011 Riis retrató la explotaciónlaboral de adultos y niños enlos  sweatshops , ubicados en el interior de las casas de vecin-dad. De arriba abajo: BohemianCigarmakers in their Tenement  (1890); ‘Knee-Pants’ at Forty- five Cents a Dozen. A Ludlow Street Sweater’s Shop (1890); y  A Child of Twelve at Work Pulling Threads (1890).© Jacob A. Riis Collection,MCNY  Las autoridades sanitarias contabilizaron en 1890, según explica Riis, “101 adul-tos y 91 niños en una de dos casas idénticas contiguas de Crosby Street. En lacasa de al lado, vivían 89 niños, ¡un total de 180 en dos edificios!” 8 .La intención general de la obra era trazar una genealogía visual y textual de lapobreza en los barrios bajos de Nueva York. Con este propósito en mente la efi-cacia de la denuncia consistiría, sin embargo, en no incurrir en generalidadalguna que le apartara de las realidades y personas que iba a retratar. El aspectode la obra es el de un mosaico y, sin embargo, no es un texto impresionista, sinoque en cada una de sus partes hay una articulación narrativa, diversas historiasque le confieren el calado humano que exige el tono de denuncia con el que estáconcebida. La pobreza, como la riqueza, no solo se dejaría documentar, sinotambién denunciar. De ahí que el método elegido por Riis fuera el de analizarcaso por caso y paso a paso el drama humano al que se enfrentaba a diario como 176 > REBECA ROMERO ESCRIVÁ LITERATURA Y FOTOGRAFÍA: LAS DOS MITADES DE JACOB RIIS 8. Jacob A. Riis: Cómo vive laotra mitad  , op. cit., p. 38. EnNueva York el sistema de casasde vecindad y los talleres deexplotación laboral (  sweatshops )no se han erradicado por com-pleto. El Tenement Museumofrece visitas guiadas, que aun-que enfocadas al turismo, permi-ten apreciar la estructura yaspecto interior de casas devecindad del Nueva York del sigloXIX que se conservan tal cual eran. Entre la extensísimabiografía al respecto, véaseAndrew S. Dolkart, Biography of a Tenement House in New York City: An Arquitectural History of 97 Orchand Street  , Nueva York,The Center for American Places,Inc., 2007.  Archivos de la Filmoteca  67, abril 2011 Gotham Court  (1887-88), diapositiva de linterna mágica. Jacob A. Riis Collection, ©MCNY. Riis se referíaa este callejón superpoblado como la cuna de las casas de vecindad, donde el cólera y otras enfermeda-des infecciosas se cebaban en los vecinos. Un siglo antes el presidente George Washington había vividoen la calle de al lado.  177   a   b  r   i   l         2        0        1        1 reportero de informaciones policiales de The Tribune en la zona sur deManhattan 9 . La naturaleza del libro, por tanto, sería la de un recorrido del autorpor el East Side. Riis acompaña a la mitad de “la rica ciudad cristiana” que vivede espaldas a “la otra mitad”, la de los suburbios, a través de los barrios inmi-grantes de Chinatown, Little Italy y el Lower East Side, a la manera de las guíasturísticas de la época llamadas “shine and shadows”. La línea divisoria que sepa-raría ambos mundos o mitades —dos comunidades concebidas como una sola—la trazaban las casas de vecindad: “La línea divisoria está ahí porque… en las casasde vecindad todas las influencias contribuyen al mal… y contagian la vida fami-liar de una mortífera enfermedad moral” 10 .La conciencia social, abotargada por los prejuicios del bienestar, despertaríafrente al espectáculo de la pobreza en la infancia. En Cómo vive la otra mitad Riisconstruye un retablo de diversos tipos de niños según sus circunstancias. Así,habla de los expósitos de la ciudad, de las casas de huéspedes u orfanatos que losacogen, de los golfillos lanzados a la calle para huir del maltrato y de los que, apesar de todo, se quedan a cargo de sus hermanos pequeños o del trabajo de lacasa y la fábrica. Riis atribuyó a la fotografía de temática infantil la principal cargade denuncia. Su metodología consistía, por así decirlo, en poner en movimientouna escena a partir de una imagen, de manera que el lector imaginara elmomento con la ayuda de la narración adjunta, como en las fotografías Street  Arabs in a Sleeping Quarters (1889): Todo aquel a quien el trabajo o la curiosidad hayan llevado a recorrer Park Row o Printing House Square a medianoche, cuando en el aire rugen las grandes prensas que hacen girar, con tinta impresa en interminables rollos de papel blanco, la histo- ria del mundo en las últimas veinticuatro horas, habrá visto grupitos de esos chicos  [los golfillos] merodeando en torno a las rotativas. En invierno, cuando la nieve cubre las calles, buscando abrigo en las rejillas de salidas de aire, que despiden el vapor caliente de la prensa del sótano con su ruidoso repiqueteo, y en verano, jugando a los dados o a las cartas en el bordillo de la acera, con sus peniques tan duramente ganados y la absorta preocupación de los jugadores veteranos. […] Como conejos en sus madrigueras, los pequeños pilluelos duermen con un ojo abierto  y los sentidos en guardia ante la proximidad del peligro: de su enemigo, el policía,cuya principal misión en la vida es llevárselos, y del asistente social, que quiere robarles su querida libertad  11 .Este modo de asociación entre texto e imagen supondría la traducción impresade las conferencias con linterna mágica impartidas por Riis antes (y después) dela publicación de su primer libro. En ellas, la conexión entre la imagen y el dis-curso, por lo general en primera persona, era todavía mayor, dado que proyec-taba series de fotografías a las que sobreponía sus comentarios, en una práctica 9. Jacob A. Riis llegó a EstadosUnidos desde Ribe (Dinamarca)en 1870, con la edad de veintiúnaños y oficio de carpintero.Hasta que logró emplearse comoreportero, primero del SouthBrooklyn News (1874-75), y des-pués del  Tribune (1877-1901) y Evening Sun (1890-1901),pasósiete años de ciudad en ciudadejerciendo empleos precarios. EnNueva York tocó fondo comoinmigrante sin techo. Las proe-zas que narra en su autobiogra-fía, The Making of an American (Nueva York, The MacMillanCompany, 1901), relativas a esosaños, son las del  self made man que alcanza el sueño americanoy se convierte en un ciudadanoprominente. 10. Jacob A. Riis: Cómo vive laotra mitad  , op. cit., p. 17. 11. Ibid., p. 244. Riis acentuaríael vínculo entre texto e imagenen Children of the Poor (CharlesScribner’s Son, 1892), en el quefotografió y entrevistó a cadaniño mencionado. REBECA ROMERO ESCRIVÁ LITERATURA Y FOTOGRAFÍA: LAS DOS MITADES DE JACOB RIIS >  Archivos de la Filmoteca  67, abril 2011
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x