Las Mil y Una Noches del Gobierno Argentino: repercusión de los atentados terroristas de 1992 y 1994 en la política exterior del país, Revista CONTRA/RELATOS desde el Sur – Apuntes sobre África y Medio Oriente, Ed. CEA-CLACSO, Córdoba, 20

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 17
 
  Las Mil y Una Noches del Gobierno Argentino: repercusión de los atentados terroristas de 1992 y 1994 en la política exterior del país, Revista CONTRA/RELATOS desde el Sur – Apuntes sobre África y Medio Oriente, Ed. CEA-CLACSO, Córdoba, 2006, nº 2, ,
Share
Transcript
    Las Mil y Una Noches del Gobierno Argentino Repercusión de los atentados terroristas de 1992 y 1994 en la política exterior del país. Clarisa Giaccaglia 1  Introducción: En “Las mil y una noches”, la popular colección de cuentos árabes las diferentes narraciones están unidas entre sí por la historia de Scherezada y el sultán de Persia, Shariar. El primer matrimonio de este rey no había sido muy feliz y desde entonces tenía la costumbre de hacer matar a todas las mujeres con las que se casaba. Scherezada,  joven hija del visir o primer ministro, se propuso poner término a esas muertes. Se casó con el rey y lo distrajo narrándole todas las noches un cuento. Así pasaron 1.001 noches. En la política exterior de nuestro país hacia Medio Oriente, en especial a partir de los atentados a la embajada de Israel en 1992 y a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, se presenta algo semejante. Los diversos gobiernos han actuado al modo de “Scherezada” narrando distintas historias las cuales han sido escuchadas alternativamente por Irán, Siria, Israel, Estados Unidos o la comunidad judía residente en nuestro país quienes, por momentos, se han convertido en el rey al que es necesario distraer para evitar el advenimiento de desenlaces indeseables. En efecto, la presencia de numerosas comunidades árabes y judías asentadas en nuestro territorio, vinculó tradicionalmente a la Argentina con los países de Medio Oriente. Es por esto que los gobiernos buscaron equilibrar las relaciones con ambas naciones, evitando inclinarse hacia una de las partes 1 . Esta situación pareció modificarse a partir de la llegada de Carlos Menem a la  presidencia de la Argentina debido a que su ascendencia árabe provocó un natural acercamiento a estos países, especialmente a aquellos que, como Siria, sostenían una  postura de abierta confrontación con Israel y Estados Unidos.  No obstante, esta posición se tornó cada vez más difusa en la medida en que la administración Menem fue consolidando un alineamiento con la política exterior de Estados Unidos. Los rasgos más evidentes de esta decisión fueron la participación de nuestro país (si bien sólo como apoyo logístico) en la guerra del Golfo en 1991 y el estrechamiento de los vínculos con Israel, que se convirtió en el primer país de la región visitado oficialmente por el presidente Menem 2 . Estos hechos fueron acompañados de otros no menos importantes como el retiro de la Argentina del Movimiento de Países No Alineados, decisión fuertemente cuestionada por los países árabes, el cambio de perfil en los votos en el seno de  Naciones Unidas, alineándolo con los de Estados Unidos, así como también la manifestación del presidente argentino de su interés de llevar adelante una mediación en las conversaciones de paz en Medio Oriente. Pese a esta afirmación, el presidente Menem no reconoció a Palestina como nación y se negó a recibir al líder de la OLP, Yasser Arafat, el cual le había solicitado una entrevista 3 . Podemos ver entonces que el afán de protagonismo de Carlos Menem, llevó a nuestro país a abandonar la prudencia y moderación aconsejadas por Morgenthau, como virtudes supremas que deben primar en toda política exterior, e involucró a la Argentina en un conflicto complejo y altamente sensible para un país que alberga a la comunidad judía más grande de América Latina y que convive junto a una igualmente numerosa comunidad árabe. Así pues, el 17 de marzo de 1992 se produce el atentado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, trasladándose de esta manera el conflicto 1  CARRANCIO, Magdalena; 1 “La política exterior del gobierno de Menem. Seguimiento y reflexiones al promediar su mandato”, cap. “La política exterior argentina y Medio Oriente”, Ed. CERIR, Rosario, 1994, pág 279. 2  “Una vieja historia de acusaciones” , diario Clarín, sección Política Internacional, jueves 27 de septiembre de 2001. 3  CARRANCIO, Magdalena, Op Cit. 1. 2  árabe-israelí a nuestro país. Dicho atentado fue atribuido a grupos terroristas islámicos vinculados a Siria e Irán, hecho que aún hoy no ha podido ser demostrado. La situación se va a ver agravada cuando dos años más tarde, el 18 de julio de 1994, se produzca un segundo atentado esta vez contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), nuevamente atribuido a grupos árabes. El inicio de largas noches: los discursos argentinos hacia Irán Los dos ataques terroristas ocurridos en nuestro país marcarán fuertemente la  política exterior argentina hacia Medio Oriente hasta nuestros días. Se iniciará un  período de largas “noches”, en las que la “Scherezada” argentina generará innumerables discursos y muy pocas acciones, con el objeto de desenmarañar los sucesos y retornar a relaciones apacibles con las partes involucradas. En aquellos momentos en los que el rey Shariar se corporizó en Irán , el gobierno argentino apeló a un discurso moderado, quizás frente al temor de que la “muerte” se presentara a través de la perpetración de un tercer atentado. Es así que, a  pesar de que la relación transitó varios picos de tensión como la acusación al régimen de Teherán de ser el supuesto autor intelectual del atentado y las sucesivas resoluciones  judiciales que acusan a ciudadanos iraníes residentes en nuestro país de participar en los hechos; ninguna de las administraciones argentinas incluida la actual, decidió romper relaciones diplomáticas con este país. Sólo se produjo, inmediatamente después de los atentados, el retiro de los embajadores de ambos países pero los contactos se restablecieron poco tiempo después a nivel de Encargado de Negocios 4 . Tanto el canciller Guido Di Tella desde 1994 como el canciller Rafael Bielsa a  partir de la presidencia de Néstor Kirchner asumieron actitudes sumamente cautelosas frente a Irán. Es probable que la otra “muerte” que la política exterior argentina buscó evitar fue la suspensión por parte de este país de sus compras a la Argentina. Esto se debe a que, luego de la revolución islámica y de la consecuente pérdida de sus socios occidentales, Irán se convirtió en el principal comprador de la región, principalmente de cereales. El mercado iraní constituyó el segundo destino de las exportaciones de granos y aceites argentinos, detrás de Brasil. En el 2002, las ventas alcanzaron los 340 millones de dólares, siendo una plaza especialmente importante para empresas como Aceitera General Dehesa o Cargill Argentina 5 . Las relaciones económicas con Irán se vieron interrumpidas durante la actual gestión de Néstor Kirchnner en agosto de 2003, con motivo de la detención en Londres del ex embajador iraní en Buenos Aires, Hadi Soleimanpour, acusado de haber colaborado, junto a otros doce iraníes, en el atentado contra la AMIA 6 . El juez argentino Juan José Galeano, que por aquel entonces estaba a cargo del juicio oral que buscaba esclarecer el caso, pretendía su extradición. Frente a esta crítica situación, la cancillería argentina encabezada por Rafael Bielsa, pidió “cautela” (aquella que quizás faltó desde un principio) y dio a conocer una iniciativa para la resolución del conflicto. La misma puede ser considerada una de las escasas oportunidades en la que se buscó dejar de lado los discursos y trabajar seriamente sobre la posibilidad de establecer un tribunal de jueces argentinos (en una hipótesis de máxima) que investigase en un tercer país la responsabilidad de los 4  “AMIA: Irán protestó y suspendió sus compras a la Argentina”, diario Clarín, sección Política, domingo 24 de agosto de 2003. 5  “La medida amenaza negocios por US$ 340 millones”, diario Clarín, sección Política, domingo 24 de agosto de 2003. 6  “AMIA: Irán protestó y suspendió sus compras a la Argentina”, Op. Cit. 3  iraníes. 7  La propuesta tenía como antecedente el buen resultado que logró el gobierno de Escocia, en ocasión del juzgamiento de dos terroristas libios acusados de atentar contra un avión de Pan Am en 1988. El juicio fue realizado por un tribunal escosés pero en territorio de Holanda y consiguió que Libia reconociese su responsabilidad ante  Naciones Unidas y aceptase el pago de las indemnizaciones correspondientes 8 . En el caso argentino, la premisa de la cual partió la cancillería fue obtener el mayor consenso posible. En cuanto a la sede del hipotético juicio, el presidente Kirchner, durante su visita a Nueva York en octubre de 2003, mantuvo conversaciones con el r ey de Marruecos, sobre la posibilidad de que este país fuese el territorio elegido 9 . Además, en ese mismo viaje, el canciller Bielsa buscó el apoyo de sus colegas de Rusia, Igor Ivanov, y Francia, Dominique de Villepin, dos países de fluídos vínculos con Irán. También persiguió la aceptación de la propuesta por parte del Comité Judío Americano y del Congreso Judío Mundial.  No obstante, esta “historia” pareció no interesarle al “shariar iraní”. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hamid Reza Assefi afirmó que “la Argentina debe ser considerada política y legalmente responsable por la detención de Soleimanpour” 10  y en relación a la idea del tribunal catalogó de “inaceptable” cualquier  propuesta para una mediación entre Irán y Argentina. Por su parte, el Parlamento iraní condenó también el arresto, asegurando que “se trata de una trama políticamente motivada por el régimen sionista y Estados Unidos y carece de base legal”(...) “la acción está enmarcada en la política de Estados Unidos de presionar a Irán para que haga concesiones”. 11  Es decir, pese a los esfuerzos de la administración Kirchner de ampliar la capacidad de diálogo con el país acusado, el gobierno de Irán mantuvo la misma posición que tiene desde que se produjeron los atentados: considerar que se trata de una cuestión política, no judicial. La postura fue acompañada, además, con la  prohibición unilateral del ingreso de productos argentinos por parte de la administración de Teherán. En la actualidad, la única vía de exportación es la triangulación a través de terceros países. La iniciativa del canciller Bielsa, sin embargo, pareció no haber sido completamente estéril. Esto se debe a que, en el marco de la Conferencia de la Unión Interparlamentaria celebrada en Ginebra, en el mismo momento en el que se conversaba acerca del tribunal, se produjo un contacto entre el diputado radical argentino, Marcelo Stubrin y el jefe de la delegación iraní, Hossain Hashemi con el objeto de intercambiar “visiones del problema y estrategias de abordaje” 12  Es importante destacar el nivel “parlamentario” del encuentro, el cual debe ser considerado una instancia paralela que nuestro país buscó explorar. El hecho demuestra, una vez más, la incorporación de nuevos actores, en términos interdependentistas, al escenario internacional, que permite la participación de diversos niveles en la política exterior. Esta lógica abre la posibilidad de llevar adelante distintos y simultáneos canales de negociación pero también evidencia escenarios laberínticos que requieren  precisar qué medios se utilizarán para la consecución de qué fines. 7  “Inminente contacto con Irán para investigar el ataque contra la AMIA”, diario Clarín, sección El país, domingo 5 de octubre de 2003. 8  “Una mediación con buen resultado”, diario Clarín, sección El país, domingo 5 de octubre de 2003. 9  “Inminente contacto con Irán para investigar el ataque contra la AMIA” , Op. Cit. 10  “AMIA: Irán protestó y suspendió sus compras a la Argentina”, Op. Cit. 11  Ibidem 12  “Stubrin se reunió con un legislador iraní en Ginebra”, diario Clarín, sección El país, lunes 6 de octubre de 2003. 4  Damasco: el silencio, el retorno a la “pista siria” y más relatos Podemos ver que las “noches” continuaron y en otras ocasiones, quizás menos frecuentes que en el caso de Irán, el “rey Shariar” se encarnó en Siria . Desde un  principio, este país también fue involucrado en los atentados terroristas ocurridos en Buenos Aires, teniendo en cuenta que el gobierno sirio controla el sector del Líbano donde están asentados los campamentos de Hezbollah (cuyo brazo militar, la Jihad Islámica, se autoadjudicó el atentado a la Embajada de Israel) 13  En este caso, sin embargo, la “Scherezada” argentina tomó una actitud muy diferente, según fuese interpretada por la administración Menem o por el gobierno de Kirchnner. En cuanto al  primero, “Scherezada” prefirió no narrarle historias a este rey y las sospechas sobre Damasco se mantuvieron en un nivel más secreto. A diferencia del caso de Irán, el gobierno de Menem no tomó ninguna medida contra Siria. Es importante mencionar que, las relaciones de este país con la Argentina sufrían dificultades aún antes de los atentados terroristas. Menem había designado como funcionarios de su gobierno a varios miembros de su familia (ciudadanos sirios residentes en Argentina) que posteriormente fueron acusados en distintos procesos  judiciales por presunto lavado de dólares y tráfico de armas y drogas 14 . Dicha situación, había generado protestas por parte del gobierno sirio. Es lícito pensar que el presidente Menem evitó que la Argentina inculpara a Damasco por los atentados, ante el temor (verdadero o no) de que su propia gestión fuese involucrada en la investigación, dadas las cercanías. Es decir, “el peligro de muerte” no dejó de estar presente. El gobierno reforzó esta postura de moderación hacia Siria a través de un viaje el 20 de noviembre de 1994, en el que se brindó a poyo al país árabe para lograr la devolución por parte de Israel de las Alturas del Golán. 15 La administración Kirchner, en cambio, en su afán de demostrar sus diferencias con el gobierno de Menem reimpulsó abiertamente la denominada “pista siria”. 16  La intención del gobierno fue disipar la sensación de impunidad que dejó el juicio oral que llevó a cabo Juan José Galeano, el cual liberó a todos los acusados. Dicho proceso culminó con el enjuiciamiento del propio juez federal por supuestas irregularidades en la investigación del atentado contra la AMIA. En noviembre de 2005, el gobierno de Kirchner dio a conocer, a través de la Unidad Fiscal Federal de Investigación de la causa AMIA, la identidad del supuesto terrorista suicida que atentó contra el edificio judío. El acusado es Ibrahim Hussein Berro, un libanés de 21 años que pertenecía al Hezbollah, dato que habría sido corroborado por los hermanos del presunto autor material. 17  El anuncio fue “narrado” con el mayor de los entusiasmos, pero pocos días después, dichos hermanos negaron la veracidad de la información anunciada. 18  Cabe aclarar que esta hipótesis sólo podrá ser confirmada, cuando se realice el ADN correspondiente.  13  CARRANCIO, Magdalena; Op. Cit. 1, pág 288. 14  CARRANCIO, Magdalena; Op. Cit. 1, pág 301. Amira Yoma y su esposo Ibrahim al Ibrahim fueron acusados por presunto lavado de narcodólares. A su vez , Monser Al Kassar fue acusado de traficar armas y drogas. 15  CARRANCIO, Magdalena; 2 “La política exterior argentina: 1994 – 1997” , cap. VII “Las repercusiones del conflicto de Medio Oriente en la política exterior argentina”, Ed. CERIR, Rosario, 1998, pág. 156. 16  “AMIA: el gobierno retoma ahora la pista siria” , diario Clarín, sección El país, 25 de febrero de 2005. 17  “Identificaron al terrorista suicida que voló la AMIA”, en sitio web de La Nación: http://www.lanacion.com.ar  , jueves 10 de noviembre de 2005. 18  “Polémica por el presunto autor del atentado a la AMIA”, en sitio web de La Nación: http://www.lanacion.com.ar  , jueves 10 de noviembre de 2005. 5
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x