La construcción del delito. Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de Alfonso el Magnánimo (1426-1430).

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 7
 
 

Poems

  La construcción del delito. Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de Alfonso el Magnánimo (1426-1430).
Share
Transcript
    Roda da Fortuna Revista Eletrônica sobre Antiguidade e Medievo   Electronic Journal about Antiquity and Middle Ages Carmona Gutiérrez, Jessica; Reche Ontillera, Alberto; Rodríguez Casillas, Carlos J. Souza, Guilherme Queiroz de; Vianna, Luciano José (Eds.). Poder y Violencia durante la Edad Media Peninsular (siglos XIV y XV)   Roda da Fortuna . Revista Eletrônica sobre Antiguidade e Medievo 2013, Volume 2, Número 1-1 (Número Especial), pp. 290-313. ISSN: 2014-7430 290  Alberto Reche Ontillera 146   La construcción del delito Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de  Alfonso el Magnánimo (1426-1430)   Building the crime: About the coin counterfeiters at the beginning of the reign of Alfonso the Magnanimous (1426-1430) Resumen: Este artículo parte de dos supuestos básicos. Primero, que la imagen social de un delito pesa tanto o más que el delito en sí. Segundo, que el Poder proyecta sobre ciertos delitos una imagen concreta en busca de unos intereses determinados. Es decir, que se construye políticamente una imagen del criminal con la intención de controlar la percepción social del delito. Ésta es en el fondo otra forma, si no de  violencia, sí de control de la sociedad y de construcción de la identidad de grupos marginados que conviene tener en cuenta. En este sentido, el hilo conductor será el estudio de las actuaciones de la cancillería de Alfonso el Magnánimo contra los falsificadores de moneda entre 1426 y 1430. Para ello se analizará el corpus documental reunido haciendo especial énfasis en dos aspectos: el (o la ausencia de) perfil tipo de los falsificadores y, sobre todo, la construcción que hacen el rey y sus oficiales de la imagen del falsificador, generando un discurso deformador que nos permite adentrarnos en algunos aspectos de la mentalidad de la época y que pueden compararse con los discursos generados en contra de otras minorías y grupos marginados. Palabras-clave: Delito; falsificación de moneda; Corona de Aragón; Alfonso el Magnánimo; mentalidades.  Abstract:  This paper is based on two basic assumptions. The first is the fact that the social image of a criminal offense is such important or more than the crime itself. The second is that the Power projects a specific image over certain crimes in order to fight against them more efficiently. The King and his officers build politically a criminal image for controlling the social perception of some kind of crimes. It could be considered another kind of violence or, at least, of social control and identity’s construction of marginalized groups. This paper will be focused on the study of the 146  Doctorando en Historia Medieval en la Universitat Autònoma de Barcelona y miembro del Institut d’Estudis Medievals de la misma universidad.  Reche Ontillera, Alberto La construcción del delito Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de Alfonso el Magnánimo (1426-1430)  www.revistarodadafortuna.com Roda da Fortuna . Revista Eletrônica sobre Antiguidade e Medievo 2013, Volume 2, Número 1-1 (Número Especial), pp. 290-313. ISSN: 2014-7430   291 actions of the chancery of Alfonso the Magnanimous against coin counterfeiters between 1426 and 1430. For achieving the goal, we will analyze the documents gathered, focusing on two points: the counterfeiters profile (or its absentia) and the royal construction of coin counterfeiters’ image. T his construction of the other   can be compared with the discourses generated against other minorities and marginalized groups. Keywords: Counterfeit; money; Crown of Aragón; Alfonso the Magnanimous; mentalities Corre el año de la natividad de Nuestro Señor 1426 y la corte se encuentra en plena efervescencia. La comitiva enviada a Valencia por Felipe, duque de Borgoña y conde de Flandes, está a punto de llegar, movida por la esperanza de promover matrimonio entre su señor e Isabel de Urgell 147 . La expectación es máxima y el joven rey está inquieto. Deambula por los pasillos, absorto en sus pensamientos, quién sabe si ajeno al fasto cortesano que a buen seguro reina esos días a su alrededor, donde fácilmente puede uno serenar el espíritu y empaparse de la algarabía general. Pero, ¿qué es lo que le preocupa?, ¿son acaso shakesperianos deseos los que mueven su ánimo?  A través de la minuciosidad formularia de los registros de cancillería nos llegan ecos de la preocupación del joven Alfonso, rey de Aragón, asomando entre los pautados renglones de líneas que conforman la mayoría de los documentos que observaremos. Sin duda, no sería el asunto que nos ocupa su principal preocupación ni el motivo que le impedía conciliar el sueño en las largas noches de invierno pero, a buen seguro, y a juzgar por la profusión de actuaciones al respecto, no era un asunto baladí en la agenda del joven monarca y su círculo de colaboradores. Una primera duda puede presentársele al lector: ¿por qué empezar centrando la atención en la figura del rey y en su supuesta preocupación por un tema tan alejado, en principio, de la esfera lúdico-cortesana en la que parecían moverse a toda hora los soberanos de finales de la Edad Media como puede ser la actuación de los falsificadores de moneda? ¿Por qué plantear el asunto en estos términos? Se podrían dar dos motivos. El primero, puramente estético, surgido del convencimiento de que Historia y Narración no son esferas antagónicas y que, 147  El hilo de la misma se puede seguir en Blasco Vallés, A. y Reche Ontillera, A. Documentos referentes a las embajadas de 1426 y 1427 contenidos en la cancillería de los reyes de Aragón  , en “A la búsqueda del  Toisón de Oro: La Europa de los príncipes. La Europa de las ciudades”. Fundació Jaume II el Jus t.  Valencia. 2007. p. 91-96 y 435-460.  Reche Ontillera, Alberto La construcción del delito Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de Alfonso el Magnánimo (1426-1430)  www.revistarodadafortuna.com Roda da Fortuna . Revista Eletrônica sobre Antiguidade e Medievo 2013, Volume 2, Número 1-1 (Número Especial), pp. 290-313. ISSN: 2014-7430   292 comunicativamente (y en el fondo de eso se trata), la potencialidad de recepción de la información es mayor si se presenta narrativamente. El segundo, sugerido por la propia lectura de las fuentes, susurrado en voz alta entre líneas. Así, podemos leer que se actúa contra algunos acusados “ de fabricació de falsa moneda, per lo qual nostre reyal majestat, e encara tota la cosa pública de nostres regnes e terres, són molt leses e prenen dan irreperable  ” 148 . Es un problema que afecta directamente a las propias atribuciones reales del monarca; que ataca a la esencia misma de su personalidad pública (léase política). En definitiva, allí donde más duele. No es algo nuevo. Desde hacía décadas era recurrente, por ejemplo, a la hora de concretar el reclutamiento de tropas, afirmar que a éstas se les perdonarían todos los crím enes cometidos, “ exceptat que no sien vares traydors, heretges, sodomites, ladres  publichs, trenchadors de camins o fabricadors de falsa moneda, o en altra manera no haien comès crim de lesa magestat. ” 149  .  Traidores, herejes, sodomitas, ladrones públicos y fabricadores de falsa moneda. Curiosa retahíla de execrables crímenes que nada tienen en común. ¿O quizás sí? Fijémonos: desde la concepción de la época son los peores crímenes posibles, los no perdonables, en tanto que atentan contra la propia noción de Orden. Los traidores, contra el orden político, pues la traición es la antítesis de la fidelidad; los herejes, contra el orden divino; los sodomitas, contra el orden natural; los ladrones públicos, contra el orden de la res publica  . ¿Y los falsificadores de moneda? Tres cuartos de lo mismo. Hemos señalado hace unas líneas que la falsificación de moneda era un problema que afectaba directamente a las atribuciones reales. No era, desde luego, un crimen contra la propiedad individual o contra el bien común, por mucho que la retórica de la documentación así nos los haga creer, al hablarnos de la cosa pública  . Creo, y en base a ello elaboraré estas líneas, que la falsificación de moneda, al menos en su percepción por parte de las autoridades reales 150 , no era valorada por la 148  Archivo de la Corona de Aragón, Cancillería, Registro 2680, f. 55v (a partir de ahora ACA, Canc. Reg.) 149  ACA, Canc. Reg. 2788, f. 9r-v, en torno al servicio de Pere Boil y sus hombres. La lista puede incluso ampliarse, como en el caso del Reg. 2788, f.62r, donde se incluyen los trencadors d’homenatges, los  gitats de pau e de treva   y los que a pagua o senyal sien fuyts de nostres armades  , ampliación que lejos de invalidar nuestro argumento, le da mayor profundidad, en ser crímenes también que atentan contra el concepto de Orden. No es, tampoco, una cláusula novedosa en tiempos del Magnánimo: ACA, Canc. Reg. 1397, f. 159v Falsatores monete, violatores iterum, sodomitas, latrones ac crimine lese magestatis comittentes  . (año 1352). 150  Este texto es fruto de un trabajo de doctorado realizado hace algunos años. En su reelaboración he preferido mantener sus líneas generales y no ampliar el volumen de documentación consultada.  Reche Ontillera, Alberto La construcción del delito Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de Alfonso el Magnánimo (1426-1430)  www.revistarodadafortuna.com Roda da Fortuna . Revista Eletrônica sobre Antiguidade e Medievo 2013, Volume 2, Número 1-1 (Número Especial), pp. 290-313. ISSN: 2014-7430   293 sociedad como un delito que atentara contra el individuo, sino contra los intereses del “Estado”. No daña a nadie, porque no existe la identificación simbólica entre los intereses del Estado y la Sociedad, como hoy en día 151 . He dicho que no daña a nadie y eso es faltar a la verdad. En el proceso de falsificación de moneda hay un claro perjudicado: el poder real, que ostenta el monopolio sobre la facultad de acuñar moneda. El rey, y por extensión sus colaboradores, sin duda, tendrían que percibir cualquier intento de falsificar moneda como un peligro manifiesto.  Teniendo esto en cuenta, una de las preguntas que se presentan ante nosotros con más fuerza no es otra que el dilucidar si en realidad el monarca y sus colaboradores eran los únicos en percibir la amenaza de la falsificación. En otros ámbitos, ¿eran vistos los falsificadores como amenazas? Sabemos cuál es la percepción real del asunto; ¿podemos saber cuál era la de otros sectores?, ¿cómo actuaban los poderes locales, las autoridades eclesiásticas o, por qué no, los vecinos de los falsificadores?  Antes de intentar responder a estas cuestiones, hay que afrontar otra, quizá la pregunta en mayúsculas: ¿Quiénes eran?, ¿es posible elaborar un perfil? La respuesta nos tendría que llevar a saber, o al menos a plantearnos, cómo y dónde actuaban y su relación con los distintos sectores de la sociedad, así como su srcen, ocupación y posición. Para ello, he contado con la obligada ayuda de una serie de documentos, presentados en apéndice, que conformarán la referencia ineludible de cualquier argumento presentado. Formado por una treintena larga de escritos, extraídos en su totalidad de las series de cancillería del Archivo de la Corona de Aragón, nos proporciona un esbozo de la situación durante la segunda mitad de la década de 1420, en especial en los años 1425-1426, los de mayor intensidad documental. Por motivos de espacio el apéndice lo conforman las regestas de los documentos utilizados, así como unos índices topoonomásticos para facilitar el acceso a su contenido. Definir las características de aquellos tachados de  falsadors de moneda   pareció en los primeros momentos de mi aproximación al asunto una tarea fácil, producto sin duda, y es necesario admitirlo sin ambages, de una serie de ideas preconcebidas. La confrontación de éstas con la realidad documental sacó a relucir que la Se ha optado por prefigurar al final del artículo unas propuestas de ampliación. Se presenta el problema desde la óptica de la cancillería real y, por tanto desde la del rey y sus oficiales. 151  Y aún hoy, la línea que separa el bien colectivo del bien individual es cuanto menos difusa en muchos frentes.  Reche Ontillera, Alberto La construcción del delito Notas sobre los falsificadores de moneda a inicios del reinado de Alfonso el Magnánimo (1426-1430)  www.revistarodadafortuna.com Roda da Fortuna . Revista Eletrônica sobre Antiguidade e Medievo 2013, Volume 2, Número 1-1 (Número Especial), pp. 290-313. ISSN: 2014-7430   294 heterogeneidad de los falsificadores era tal que resistía a mis encorsetamientos teóricos iniciales. Si tuviera, pese a todo, que definir las características comunes a los acusados (y en algún que otro caso acusada, hay que señalar), heterogeneidad sería precisamente la palabra escogida. Una diversidad patente tanto a nivel geográfico como humano que nos habla de un proceso de amplio alcance en el que participaron individuos de muy diferente condición y procedencia. Este hecho nos permite, además, avanzar en nuestra percepción del conjunto de la sociedad, en reunir bajo un denominador común diferentes instantáneas de lo que ha dado en llamarse Historia de la vida cotidiana, a partir de las cuales podremos incluso aproximarnos a intimidades que en otro tipo de documentación, o bajo otro enfoque, quedarían enmascaradas. Los casos recogidos en el apéndice documental nos sirven para empezar a comprender el problema. Un primer vistazo basta para comprobar lo dicho hasta ahora. Diversidad geográfica, pues encontramos casos en Tàrrega, Montblanc, Barcelona, el Pallars, Reus, Agramunt, Lleida, Perpinyà, Calatayud, Zaragoza y  Teruel, y diversidad humana ya que en los casos para los que contamos con alguna referencia concreta sobre los acusados nos encontramos con cristianos y judíos, laicos y eclesiásticos, carniceros, plateros, abogados, hombres del rey o simples malhechores sin oficio conocido. La documentación parece indicar, eso sí, diferencias substanciales en las actuaciones de aquellos falsificadores que podríamos calificar de rurales y aquellos que se mueven en un ambiente urbano. Tres elementos presentan diferencias: el número de gente implicada en la falsificación, los lazos de solidaridad y de implicación entre falsificador y comunidad y el volumen de piezas falsificadas. El carácter colectivo de la falsificación en las zonas alejadas de las principales ciudades se hace evidente. Ajenos al peligro que supone la presión constante de las autoridades reales, la libertad de actuación es mayor. Y con ella, la impunidad. Rota únicamente a raíz de las actuaciones puntuales de los oficiales reales, que llegan como un terremoto de desastrosas consecuencias. Es constante ver como la documentación acostumbra a usar el plural cuando hace referencia a los falsificadores rurales 152 , mientras que son más frecuentes las detenciones únicas, con nombres y apellidos, en las ciudades. Este punto nos obliga a reflexionar sobre la necesidad de profundizar en el estudio prosopográfico. Desconocemos de manea casi total a las personas que actúan en la documentación que, como historiadores, estamos acostumbrados a manejar. Y ello pese al ingente 152  Así podemos leer illos homines de fabricacione false monete inculpatos qui iam vestri in posse capti existunt   (A.D. Doc. 1) para la zona de Montblanc y contra illos qui de tudicione et fabricacione predictis delati seu inculpati sunt (A.D. Doc. 35) para el Pallars, entre otros ejemplos.
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x