Globalización, cultura e identidad. Por Héctor Samour

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 51
 
  Globalización, cultura e identidad. Por Héctor Samour
Share
Transcript
   1 Globalización, cultura e identidad. Por Héctor Samour El problema que abordaremos en esta ponencia estará centrado en desentrañar las implicaciones que tiene la globalización en el ámbito de la cultura y en el de la constitución de identidades. Este problema puede formularse del siguiente modo: ¿qué implicaciones tiene la globalización en el plano de la cultura y de la construcción de identidades? ¿Cómo altera la globalización el contexto de producción de significados?; ¿cómo influye en el sentido de identidad de las personas, de los grupos y de las colectividades? Estas interrogantes nos llevarán a desentrañar otras cuestiones, ya de sobra conocidas, vinculadas a la multiplicación de los contactos y de las interacciones culturales a escala mundial: “¿Se está produciendo un proceso de homogeneización cultural vía la globalización? ¿Conlleva la globalización necesariamente una eliminación progresiva de diferencias locales y temporales significativas en el ámbito cultural? ¿Se puede considerar la industria transnacional de la cultura como el vehículo privilegiado de las multinacionales para la conquista empresarial del mundo, es decir, para imponer determinados modos de vida que facilitan su expansión? ¿Se está gestando algo así como una cultura global   o se están imponiendo globalmente determinados elementos locales   de la cultura occidental o, más concretamente, de la cultura “popular” norteamericana? ¿Conlleva la globalización cultural a largo plazo una destrucción sin paliativo de las tradiciones y su diversidad o más bien permite a los que viven bajo su dominio un grado de distancia y reflexión?”. 1  El problema así planteado exige clarificar previamente los conceptos de globalización y de cultura. Necesitamos cuestionar cuidadosamente la idea de globalización, ya que ésta suele presentarse de entrada como una doxa  , es decir, como un discurso que pretende imponerse como naturalmente evidente y no sujeto a discusión. Es así como la globalización aparece en el discurso triunfalista de los tecnócratas neoliberales como un nuevo orden mundial de naturaleza preponderantemente económica 1  J.A. Zamora, “Globalización y cooperación al desarrollo: desafíos éticos”, en Foro Ignacio Ellacuría. Solidaridad y Cristianismo, La globalización y sus excluidos  , Editorial Verbo Divino, Navarra, 2002, p. 166.   2 y tecnológica, que se va imponiendo en el mundo entero con la lógica de un sistema autorregulado frente al cual simplemente no existen alternativas. 2  En los últimos años se ha producido una multiplicación exponencial en el campo académico de innumerables estudios críticos que han contribuido a disipar la doxa   evidenciando el alcance real y las verdaderas proporciones del fenómeno en cuestión. 1. El concepto de globalización   La mayor parte de los estudios acerca de la globalización se inician reconociendo el carácter impreciso e indefinido del término. Una especie de comodín que se emplea sin demasiado rigor científico. En palabras de Beck es "la palabra (...) peor empleada, menos definida, probablemente la menos comprendida, la más nebulosa y políticamente la más eficaz de los últimos –y sin duda también de los próximos– años". 3  Una buena aproximación al universo conceptual que el término designa puede ser distinguir entre globalismo  , por una parte, y globalización   y globalidad  , por la otra. Beck define globalismo como "(...) la concepción según la cual el mercado mundial desaloja o sustituye al quehacer político; es decir, la ideología del dominio del mercado mundial o la ideología del liberalismo" 4 . El globalismo es unidimensional (no considera otras dimensiones de la globalización) y niega la distinción entre economía y política al afirmar el imperio de lo económico. Por su parte, el término globalización alude a "los procesos en virtud de los cuales los Estados nacionales soberanos se entremezclan e imbrican mediante actores transnacionales y sus respectivas probabilidades de poder, orientaciones, identidades y entramados varios". 5   2  Gilberto Giménez, “Cultura, identidad y metropolitanismo global”, en M. E. Sánchez Díaz de Rivera (coordinadora), Las universidades de América Latina en la construcción de una globalización alternativa  , Universidad Autónoma de Puebla, Puebla, México, 2004, pp. 123-124. 3   Ulrich, Beck, ¿Qué es la globalización? Falacias del globalismo, respuestas a la globalización  . Paidós, Barcelona, 1998, p. 40.   4  Ibídem, p. 27. 5  Ibídem, p. 29.   3 Mientras la globalización es un fenómeno (empírico) que sucede en nuestro mundo en el plano económico, político, cultural y social; el globalismo es la ideología de la globalización, según la cual todos los problemas pueden resolverse con el mercado global (neoliberalismo). La globalidad supone que vivimos en una sociedad mundial, en la que no hay espacios cerrados y ningún grupo ni país puede vivir al margen de los demás. La globalidad es, pues, pluridimensional, afecta a los planos social, político, cultural, económico, ecológico. Sólo con una comprensión de cada dimensión, y de las interrelaciones entre ellas "se puede acabar con el hechizo despolitizador del globalismo" 6 . El carácter irreversible de la globalidad es lo que diferencia la primera de la segunda modernidad, en opinión de Beck. A partir de ahora, ya no existirán fenómenos sociales aislados, locales. En esta línea de la globalidad, Antonio González afirma que en la actualidad “asistimos a una transición semejante a la que se produjo entre la polis   griega a los estados nacionales modernos. Este tránsito no es un cambio instantáneo, sino que más bien describe procesos sociales que ocupan toda una época. Tampoco es un proceso unilineal, sino que puede conocer avances y retrocesos. Sin embargo, el sentido fundamental de estas transformaciones sociales viene impuesto por tendencias intrínsecas al sistema económico capitalista. Se trata de un sistema que en su misma estructura fundamental está orientado hacia el crecimiento y hacia la expansión. El capitalismo globaliza los vínculos sociales de una forma que, a largo plazo, resulta inevitable mientras se mantengan las características fundamentales de este sistema económico”. 7  En virtud de este proceso, las acciones cotidianas y las formas de vida de cada uno, anterior a la cultura y al universo simbólico de cada cual, están lastradas y forman sistemas con acontecimientos que ocurren en el otro lado del planeta y con formas de vida absolutamente dispares. Hoy nadie escapa a la afectación de un solo sistema mundial. Incluso las pocas culturas indígenas autárquicas existentes están 6  Ibídem. 7  Antonio González Fernández, “Desafíos presentes a la filosofía social y política”, en www.geocities.com/praxeologia    4 ecológicamente afectadas. Y esta afectación del otro, es un hecho independientemente de la conciencia o del universo simbólico del afectado, o de los individuos y grupos humanos involucrados en dicha afectación. En la década de los setenta, Ignacio Ellacuría destacaba el hecho de que en el momento presente se ha llegado a la constitución de una historia mundial única en la que no sólo hay simultaneidad de distintas historias parciales, sino una sola historia mundial que dinamiza unitariamente cualquier proceso realmente histórico. 8  En la visión ellacuriana, el proceso histórico ha ido unificando fácticamente a la humanidad hasta desembocar en la universalidad histórica del presente, en la que ya no hay prácticamente ámbitos completamente estancos y en la que se da realmente una presencialidad física de los otros en las acciones de los diversos individuos y grupos humanos, por más segregados o aislados que éstos se consideren. 9  Hay que recalcar que la globalización como globalismo es una construcción ideológica (en el sentido marxista de falsa conciencia) del neoliberalismo. 10  Implica una visión unidimensional y lineal de la globalización, pues la considera sólo desde el punto de vista económico y, además, basa su desarrollo en la continua expansión del mercado mundial libre. Considera que el mercado es el mejor instrumento para aumentar la riqueza mundial y disminuir las desigualdades, al extender la competencia y, por tanto, reducir costes, con lo que todos pueden beneficiarse. Consecuentemente, esta ideología “enaltece el fundamentalismo del mercado, exalta la libertad de comercio, impulsa el flujo libre de los factores de la producción (excepción hecha de la mano de obra, que continua sometida a numerosas restricciones de diverso tipo), propugna el desmantelamiento del Estado, asume la monarquía del capital, promueve el uso de las nuevas tecnologías, 8  Cfr. I. Ellacuría, “Socialismo latinoamericano”, lección XII del curso “Filosofía política” (1973). Archivo Ignacio Ellacuría, UCA, San Salvador. 9  Cfr. I. Ellacuría, Filosofía de la realidad histórica  , UCA Editores, San Salvador, 1990, p. 448. 10  Cfr. José María Tortosa, “Viejas y nuevas fronteras: Los mecanismos de la exclusión”, en Foro Ignacio Ellacuría. Solidaridad y Cristianismo, La globalización y sus excluidos  , Editorial Verbo Divino, Navarra, 2002, pp. 61 ss.   5 favorece la homologación de las costumbres y la imitación de las pautas de consumo y fortalece la sociedad consumista”. 11  Hay que diferenciar, por tanto, la globalización como un fenómeno que afecta todas las dimensiones de la vida social, y el globalismo como una ideología que busca legitimar el proyecto de dominación hegemónica a escala planetaria de determinados países y grupos particulares. O como dice Alain Touraine, “constatar el aumento de los intercambios mundiales, el papel de las nuevas tecnologías y la multipolarización del sistema de producción es una cosa; (pero) decir que la economía escapa y debe escapar a los controles políticos es otra muy distinta. Se sustituye (en este caso) una descripción exacta por una interpretación errónea" 12  e ideológicamente interesada, cuando se afirma y se propaga normativamente, que nada ni nadie debe controlar el proceso global del capital y que se deben despolitizar las redes económicas y financieras. Hechas estas distinciones conceptuales, se puede definir más rigurosamente la globalización como “el proceso de desterritorialización de sectores muy importantes de las relaciones sociales a escala mundial o, lo que es lo mismo, la multiplicación e intensificación de relaciones supraterritoriales, es decir, de flujos, redes y transacciones disociados de toda lógica territorial y de la localización en espacios delimitados por fronteras. Así entendida, la globalización implica la reorganización (al menos parcial) de la geografía macro-social, en el sentido de que el espacio de las relaciones sociales en esta escala ya no puede ser cartografiado solamente en términos de lugares, distancias y fronteras territoriales”. 13  Aquí es conveniente resaltar tres dimensiones del fenómeno de la globalización. 14  Primero está la dimensión de ampliación de los efectos de las actividades económicas, 11  SELA, “Globalización, inserción e integración: tres grandes desafíos para la región “ (SP / Di Nº 8-2000). Secretaría Permanente. Junio. http:// lanic.utexas.edu/~sela/ docs/spdi8-2000.htm 12  Citado por María José Fariñas Dulce, “Las asimetrías de la globalización y los movimientos de resistencia global”, en www.convocados.net 13   Gilberto Giménez, “Cultura, identidad y metropolitanismo global”, op.cit., p, 124. 14   Cf. J. Larraín, “Identidad latinoamericana y globalización”, www.franciscanos.net/teologos/sut/larrain.htm
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x