Fuentes para el estudio de la represi´on en Iberoam´erica: entre archivos y centros documentales

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 7
 
  Fuentes para el estudio de la represi´on en Iberoam´erica: entre archivos y centros documentales
Share
Transcript
  Fuentes para el estudio de la represi´on en Iberoam´erica:entre archivos y centros documentales Cristina Luz Garc´ıa Guti´errez To cite this version: Cristina Luz Garc´ıa Guti´errez. Fuentes para el estudio de la represi´on en Iberoam´erica: en-tre archivos y centros documentales. Rey Trist´an, Eduardo; Calvo Gonz´alez, Patricia. XIVEncuentro de Latinoamericanistas Espa˜noles : congreso internacional, Sep 2010, Santiago deCompostela, Spain. Universidade de Santiago de Compostela, Centro Interdisciplinario deEstudios Americanistas Gumersindo Busto ; Consejo Espa˜nol de Estudios Iberoamericanos,pp.1716-1733, Cursos e Congresos; 196.  < halshs-00531284 > HAL Id: halshs-00531284https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-00531284 Submitted on 2 Nov 2010 HAL  is a multi-disciplinary open accessarchive for the deposit and dissemination of sci-entific research documents, whether they are pub-lished or not. The documents may come fromteaching and research institutions in France orabroad, or from public or private research centers.L’archive ouverte pluridisciplinaire  HAL , estdestin´ee au d´epˆot et `a la diffusion de documentsscientifiques de niveau recherche, publi´es ou non,´emanant des ´etablissements d’enseignement et derecherche fran¸cais ou ´etrangers, des laboratoirespublics ou priv´es.  1716  -  XIV Encuentro de Latinoamericanistas Españoles FUENTES PARA EL ESTUDIO DE LA REPRESIÓN EN IBEROAMÉRICA: ENTRE ARCHIVOS Y CENTROS DOCUMENTALES Cristina Luz García Gutiérrez 1  Universidad Autónoma de Madrid España El análisis de las diferentes dictaduras iberoamericanas del último tercio del siglo XX ha generado una amplia literatura entre los historiadores. Las políticas de memoria implementadas por los gobiernos han afectado en la gestión del acervo documental que existe de estos periodos, generando debates entre archiveros, investigadores y movimientos de derechos humanos. En este artículo se pretende reflexionar sobre los diferentes tipos de archivos y centros documentales existentes, así como acercarnos a las problemáticas entre historia, memoria y archivos. Los historiadores ante las fuentes del pasado represivo Historiadores  y archivos  son dos palabras que parecen ir de la mano de manera natural. El camino que tuvimos que emprender para que nos incluyesen en el campo de las Ciencias Sociales definió una metodología que buscaba la objetividad  en el análisis minucioso de los documentos archivísticos. Para conseguir tan ansiada objetividad se obligaba al historiador a remontarse en el tiempo varias generaciones en sus investigaciones. 1. Doctoranda de Historia Contemporánea. Máster en Historia Contemporánea. Becaria de Forma-ción del Profesorado Universitario del Ministerio de Educación (FPU-MEC), vinculada al departa-mento de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Madrid.  Congreso Internacional 1810-2010: 200 años de Iberoamérica - 1717  Esta tradición decimonónica se rompió con la cadena de guerras que asoló al continente europeo y que implicó que muchos historiadores buscasen en el pasado claves explicativas de su presente. Fue de este modo como a partir de la segunda mitad del siglo XX empezaron a crearse centros de estudio dedicados a la llamada Historia del Tiempo Presente 2 , entendiendo que lo que define a la Historia como disciplina no es el estudio de un pasado remoto, sino el análisis de los comportamientos humanos a través del tiempo.De este modo se reivindica el interés del análisis histórico de los periodos del pasado reciente, estando abiertos a la interdisciplinariedad con otras Ciencias Sociales cuya metodología nos ayudará a generar un conocimiento holístico de las realidades contemporáneas.¿Qué sucede cuando nos acercamos a investigar temas relacionados con los regímenes represivos del siglo XX? Como historiadores nos encontramos con que los archivos que atesoran documentos relativos al periodo constituyen territorios en disputa entre la justicia, las organizaciones de derechos humanos y los gobiernos. El poder de estos documentos, que pueden otorgar «verdad, justicia y reparación» para las víctimas de la represión, hace que el sentido inmediato que se les otorga no sea el propio de la labor investigativa. De este modo el archivo se convierte en muchos casos en un «lugar de memoria», primando las políticas coyunturales en su gestión por encima de las prácticas archivísticas tradicionales.En este texto nos detendremos en los tipos de archivo y centros documentales que existen en el continente americano, haciendo especial énfasis en los casos argentino y chileno, introduciendo al mismo tiempo los conflictos que genera la gestión de los documentos del pasado reciente en el presente de estos países. Los archivos de los organismos represivos La mayoría de los textos que reflexionan sobre las fuentes para el estudio de la represión en Iberoamérica se lamentan de la inexistencia de los archivos de los organismos represivos, siendo la apertura de los mismos una de las demandas de las Organizaciones de Derechos Humanos (ODH). La clandestinidad en la represión ha hecho que los documentos de los diferentes organismos de seguridad que relataban la tortura y muerte sistemática de miles de personas, permanezcan en su mayoría desaparecidos. En algunos casos tenemos constancia de la eliminación 2. Existen varios nombres para referirse a la misma corriente historiográfica. Historia del Tiempo Pre-sente es la traducción del término francés. En inglés se define como Historia muy contemporánea, mientras que en Alemania se habla de la Historia de Nuestro Tiempo. Las autoridades españoles han apostado, desde el punto de vista curricular, por Historia Actual.  1718  -  XIV Encuentro de Latinoamericanistas Españoles de los mismos 3 , en otros la sospecha de que los fondos puedan estar resguardados en archivos privados 4 . De todos modos, existen ejemplos de varios acervos documentales que pertenecieron a diferentes fuerzas de seguridad en periodos dictatoriales y que han sido encontrados y catalogados.El más importante por su uso en procesos judiciales 5  y por la constatación a través de sus documentos del llamado «Plan Cóndor» 6  ha sido el conocido como «Archivo del terror» que se encuentra en Asunción, Paraguay. A partir del derecho de habeas data,  por el cual todo ciudadano tiene derecho a consultar los documentos en los que se le hace referencia, Martín Almada, ex preso político pidió en 1992 conocer los documentos policiales en los que figuraba su persona. Gracias a esta iniciativa y a la acción del juez José Agustín Fernández, pudieron encontrarse miles de documentos hacinados en mal estado y que crearían posteriormente el Centro de Documentación y Archivo para la defensa de de los Derechos Humanos  (CDyA). Como apunta Miriam González, archivera del mismo, la mayoría de las investigaciones que se han abierto, tanto académicas como judiciales, han sido realizadas por extranjeros. Los paraguayos todavía tienen reticencias a la revisión de su pasado dictatorial 7 .Brasil es sin duda el país iberoamericano que más archivos de esta naturaleza tiene abiertos y catalogados. Por un lado se encuentra el Archivo Brasil Nunca Mais  (1964-1979) en la universidad de Campinas en San Pablo y por otro lado están los archivos de los diferentes Departamentos de Orden Político y Social (DOPS), que se dividen por regiones 8 . Como apunta Catela da Silva, ambos son espacios conquistados por el poder civil, aunque en tiempo y modos diferentes. Por un lado el Archivo Brasil Nunca 3. En Argentina a través del decreto nº 2726 bajo la dictadura de Bignone en 1983 y en Chile a través de la ley 18.771 y 18.845.4. Existen múltiples testimonios sobre la existencia de las fichas de la guerra sucia argentina en un banco de Suiza, entre ellos los del ex agente de los servicios de inteligencia Leandro Sánchez Reisse. Los jueces Bagnasco en Argentina, Garzón en España y la fiscal suiza Carla del Ponte han intentado seguirle el rastro a estos documentos. 5. El juez Garzón visitó en dos ocasiones las dependencias del «Archivo del terror» en relación con su investigación del caso Pinochet. La Corte Suprema de Justicia de Paraguay envió copias de 600 documentos de los Archivos del Terror para el juicio.6. El Plan Cóndor fue una red de las diferentes Fuerzas de Seguridad de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia en relación con la lucha antisubversiva de los años 70. El archivo de Asunción constató dicha red a través de sus documentos. Para el estudio del Plan Cóndor véase: Blixen, Samuel, Operación Cóndor  . Virus Crónica, Barcelona, 19987. Myriam González Vera, «Los archivos del terror en Paraguay: la Historia oculta de la represión», en Ludmila da Silva Catela y Elisabeth Jelin, Los archivos de le represión: Documentos, memoria y verdad , Siglo XXI, Madrid, 2002, p. 107.8. A partir de 1991 se han ido abriendo diferentes archivos de la DOPS: San Pablo, Paraná y Pernam-buco (1991), Río de Janeiro (1992), Goiás (1995) etc. Para un análisis más detallado de la apertura de archivos en Brasil, véase: Ludmila da Silva Catela, «Territorios de memoria política. Los archivos de la represión en Brasil», en Ludmila da Silva Catela y Elisabeth Jelin, Los archivos de le represión,  pp. 15-84.  Congreso Internacional 1810-2010: 200 años de Iberoamérica - 1719 Mais , se compuso de la copia de expedientes que hicieron los abogados de presos políticos a partir de la apertura de juicios convocados tras la Ley nº 6683 de Amnistía del año 1979, creando un fondo documental que se haría público en 1985 9 .En el caso de los archivos de la DOPS, su apertura estará relacionada con el proceso democrático brasileño. A partir de 1983 comenzaron a clausurarse las actividades de las policías políticas de Brasil y en la Constitución de 1988 se incluyó en su texto el habeas data . Entre las razones que pueden explicar porqué en Brasil, a diferencia del resto de los países del entorno, sí hubo una política activa de apertura de archivos relacionados con la represión, se encuentra por un lado que la DOPS, cuerpo extinto de la policía, dependía más del poder civil que del militar y que muchos documentos comprometedores ya habían sido depurados entre 1983 y 1992 o ya se conocían a través del Archivo Brasil Nunca Mais 10 .De entre lo que nos puede enseñar la experiencia brasileña para archiveros e investigadores, es la política de acceso a los datos. A través del llamado Termo de responsabilidad , el investigador se hace responsable del uso de los mismos. Sin embargo, este requisito no es extensible a todo el territorio: la división de los archivos policiales en regiones ha hecho que la apertura no haya sido simultánea ni tampoco los criterios de acceso a los documentos. En el caso del archivo DOPS de Río de Janeiro el acceso está vetado a la investigación, a menos que se cuente con la autorización de la persona fichada, mientras que en el DOPS de San Pablo la consulta es libre firmando el Termo de responsabilidad .La documentación de los diferentes archivos de organismos represivos brasileños ha servido a las víctimas para conseguir pruebas en el pago de indemnizaciones y los familiares de desaparecidos han conseguido los certificados de defunción, que les permitiese comenzar los trámites en el mismo sentido 11 . Desde el punto de la investigación, los estudios en los que se ha podido acceder a los documentos han versado principalmente sobre partidos políticos y sindicatos que fueron reprimidos, siendo menos los dedicados a la estructura del sistema represivo.En el caso argentino, la mayoría de los archivos relativos a los organismos de la represión se encuentran ocultos, a pesar de que cada vez existen más archivos, principalmente policiales, que se están encontrando 9. Desde 1986 se encuentra en la Universidad de Campinas y puede ser consultado y fotocopiado sin restricciones.10. Da Silva Catela, «Territorios de memoria…», p. 47.11. Existen diferencias en la percepción social de la figura del desaparecido en Argentina y Brasil. Mientras que en Argentina se reclama la condición de desaparecido, en Brasil se acepta la muerte del desaparecido y el objetivo de los familiares es conseguir los certificados de defunción que prue-ben su asesinato políticos. Ibidem , p. 45.
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x