ESTRATEGIAS DE REGIONALIZACIÓN EN LA HISTORIOGRAFÍA DEL TEATRO ARGENTINO - REGIONALIZATION STRATEGIES IN THE HISTORIOGRAPHY OF ARGENTINE DRAMA

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 4
 
  Resumen La historiografía del teatro argentino posee actualmente un importante desafío discipli-nar: historiar los complejos procesos de regionalización del "teatro nacional" para evitar la homogeneización y el reduccionismo
Share
Transcript
  ···45··· 󰁰󰁥󰁲󰃭󰁦󰁲󰁡󰁳󰁩󰁳. 󰁲󰁥󰁶.󰁬󰁩󰁴.󰁴󰁥󰁯󰁲.󰁣󰁲󰁩󰁴. V󰁯󰁬. 10, 󰁮. 󰁯  20. B󰁯󰁧󰁯󰁴󰃡, 󰁪󰁵󰁬󰁩󰁯-󰁤󰁩󰁣󰁩󰁥󰁭󰁢󰁲󰁥 2019, 192 󰁰󰁰. ISSN 2145-8987 󰁰󰁰 45-65 ESTRATEGIAS DE REGIONALIZACIÓN EN LA HISTORIOGRAFÍA DEL TEATRO ARGENTINO REGIONALIZATION STRATEGIES IN THE HISTORIOGRAPHY OF ARGENTINE DRAMA http://dx.doi.org/10.25025/perifrasis201910.20.03 M󰁡󰁵󰁲󰁩󰁣󰁩󰁯 T󰁯󰁳󰁳󰁩 * 󰁣󰁯󰁮󰁩󰁣󰁥󰁴 – Universidad Argentina de la Empresa, Argentina Fecha de recepción: 6 de diciembre de 2018Fecha de aceptación: 20 de marzo de 2019Fecha de modificación: 23 de abril de 2019  R󰁥󰁳󰁵󰁭󰁥󰁮 La historiografía del teatro argentino posee actualmente un importante desafío discipli-nar: historiar los complejos procesos de regionalización del “teatro nacional” para evitar la homogeneización y el reduccionismo poético-conceptual de las diversidades escé-nicas registradas en las zonas periféricas. Por lo tanto, en este artículo se propone una reflexión crítica sobre estos debates epistemológicos, mediante una revisión conceptual de herramientas operativas procedentes de la geografía humana y los estudios culturales contemporáneos que, entre otros resultados, permiten formular una estrategia teórico-metodológica eficaz para la historiografía de los teatros regionales.P󰁡󰁬󰁡󰁢󰁲󰁡󰁳 󰁣󰁬󰁡󰁶󰁥: historia del teatro, República Argentina, estrategias metodológicas, regionalización, norte/sur.  A󰁢󰁳󰁴󰁲󰁡󰁣󰁴 The historiography of Argentine theater has, at present, an important disciplinary cha-llenge: to chronicle the complex processes of regionalization of the “national drama” to avoid the homogenization and the poetic-conceptual reductionism of the scenic diversi-ties registered in the peripheral zones. Therefore, in this article I propose a critical reflec-tion on these epistemological debates, through a conceptual review of operational tools from human geography and contemporary cultural studies that, among other results, allow us to formulate an effective theoretical-methodological strategy for historiography of regional theater.K󰁥󰁹󰁷󰁯󰁲󰁤󰁳: history of drama, Argentina, methodological strategies, regionalization, north/south. *mauriciotossi@gmail.com. Doctor en Letras, Universidad Nacional de Tucumán.  Mauricio Tossi ···46··· 󰁰󰁥󰁲󰃭󰁦󰁲󰁡󰁳󰁩󰁳. 󰁲󰁥󰁶.󰁬󰁩󰁴.󰁴󰁥󰁯󰁲.󰁣󰁲󰁩󰁴. V󰁯󰁬. 10, 󰁮. 󰁯  20. B󰁯󰁧󰁯󰁴󰃡, 󰁪󰁵󰁬󰁩󰁯-󰁤󰁩󰁣󰁩󰁥󰁭󰁢󰁲󰁥 2019, 192 󰁰󰁰. ISSN 2145-8987 󰁰󰁰 45-65 1. INTRODUCCIÓN Y FORMULACIÓN DEL PROBLEMA La historiografía del teatro argentino ha generado durante las últimas décadas diversos encuadres teóricos y metodológicos que, entre otros efectos, aportaron a sus procesos de autonomía o consolidación disciplinar. A pesar de estos resultados, son múltiples los desafíos que exponen estos avances, por ejemplo, la aplicación de modelos conceptuales que funcionan a partir de lo que podríamos llamar una “epistemología símil”, vale decir, esquemas gnoseológicos elaborados y contrastados en específicas dimensiones geocultu-rales que, sin la desobediencia conceptual necesaria ni el establecimiento de una lógica diferencial que garantice el reconocimiento de lo “otro”, se convierten en modelos de  pensamiento miméticos, destinados a la formalización de objetos de estudios homo-géneos o simétricos. En suma, por el ejercicio de una epistemología símil, se vulnera la  vigilancia epistémica requerida en toda disciplina social, al sintetizar la producción de conocimientos artísticos en el empirismo de la “comprobación” de lo contrastado en otras territorialidades históricas; además, se evidencia el deterioro de posicionamientos críticos con respecto a la noción “modelo teórico”, pues:  Jugando con la confusión entre la simple  semejanza  y la  analogía , relación entre relaciones que debe ser conquistada contra las apariencias y cons-truida por un verdadero trabajo de abstracción y por una comparación conscientemente realizada, los modelos miméticos , que no captan más que las semejanzas exteriores, se oponen a los modelos analógicos , que buscan la comprensión de los principios ocultos de las realidades que interpretan. (Bourdieu, Chamboredon y Passeron 84) Este desafío gnoseológico—directamente correlacionado con otras ramas de las ciencias humanas— posee en la historiografía del teatro argentino un eje o vector central: los debates sobre la regionalización. En efecto, desde sus primeros programas a comienzos del siglo 󰁸󰁸, la historia del teatro “nacional” ha omitido un estudio exhaustivo sobre la “regionalización”, al instituir —en un alto porcentaje de investigaciones— una episte-mología símil o, en el peor de los casos, al instaurar un silenciamiento sistemático de las prácticas escénicas no centrales que, en términos de Juan Villegas (25-26), pueden definirse como discursos historiográficos marginales o subyugados. De este modo, se reconoce la ausencia de una cartografía teatral compleja y hete-rogénea al tomar como punto de partida las tres fases historiográficas claramente discri-minadas por Osvaldo Pellettieri (“󰁑ué es una historia del teatro argentino” I: 13-14). Según este autor, los estudios histórico-teatrales de Argentina poseen una etapa inicial o “impresionista”, caracterizados por los trabajos académicos de Mariano Bosch, editados  Estrategias de regionalización en la historiografía del teatro argentino ···47··· 󰁰󰁥󰁲󰃭󰁦󰁲󰁡󰁳󰁩󰁳. 󰁲󰁥󰁶.󰁬󰁩󰁴.󰁴󰁥󰁯󰁲.󰁣󰁲󰁩󰁴. V󰁯󰁬. 10, 󰁮. 󰁯  20. B󰁯󰁧󰁯󰁴󰃡, 󰁪󰁵󰁬󰁩󰁯-󰁤󰁩󰁣󰁩󰁥󰁭󰁢󰁲󰁥 2019, 192 󰁰󰁰. ISSN 2145-8987 󰁰󰁰 45-65 entre 1904 y 1929. En este caso, a pesar de la riqueza de datos, fuentes y hechos docu-mentados o de inaugurar el campo disciplinar propiamente dicho, no se evidencian cri-terios de periodización o regionalización ni marcos metodológicos puntuales; por el contrario, sus ensayos se enfocan en puntos de vista subjetivos, con selección de temas  y fenómenos artísticos discriminados por apreciaciones emocionales que operan como  parámetros de interpretación. Así, sus proyectos editoriales se asocian con la “nacionali-zación de la cultura” (15), una estrategia acorde a los proyectos intelectuales del periodo.En segundo lugar, Pellettieri ubica los trabajos de Ernesto Morales, Arturo Berenguer Carisomo y Luis Ordaz, entre otros historiadores de la década de 1940, en una fase “historicista”, esto último por su tendencia a las opciones biográficas y a las crono-logías sin fundamentos poéticos rigurosos. En estas bibliografías tampoco se cimientan “distinciones culturales” (Bourdieu 94) pertinentes a los complejos procesos de regiona-lización de la República Argentina. Sin embargo, en esta etapa se configuran las primeras bases epistemológicas de la disciplina, especialmente con los aportes de Luis Ordaz, por las periodizaciones diseñadas, los estudios sobre teatro popular y “teatro independiente”, además del reconocimiento estético de autores que, desde marcos reflexivos previos, no formaban parte de los cánones dramatúrgicos. Al respecto de esta fase, Pellettieri señala: Estas historias son el emergente de una profunda transformación cultural del país y, sobre todo, de su capital. La evolución de Buenos Aires como gran ciudad ocurrida dos décadas antes, se afirmó en los años cuarenta, y la historización de su teatro es un síntoma más de las tensiones entre modernidad europea y “diferencia” latinoameri-cana, entre lo finisecular y lo secular, entre criollismo y vanguardia. (18) Entre las décadas de 1950 y 1980 —periodo caracterizado por el hostigamiento autorita-rio o la implementación de ciclos dictatoriales que impactan notoriamente en los distintos campos intelectuales del país— se suspenden los proyectos de una historiografía del teatro nacional, entendidos como programas gnoseológicos fundados en las categorías de uni-cidad, singularidad y preteridad (16). No obstante, durante los citados años se interactúa con un amplio espectro de teorías y metodologías —entre otras, la semiótica aplicada con base anglosajona, el formalismo ruso y el estructuralismo francés— que permiten desde el año 1983, esto es, con el retorno a la democracia, un paulatino resurgimiento de la disci- plina y su correlativa reactualización epistémica. En efecto, para Pellettieri, este momento constituye una tercera fase, denominada “neohistoricismo”. En este encuadre se incorpora  por primera vez a los discursos historiográficos un criterio de regionalización “estruc-tural” del teatro argentino, al generar —a partir del año 1997— un proyecto colectivo con diversos grupos de investigadores que representan a la mayoría de las provincias del  país y que asumen como marco institucional al Grupo de Estudios de Teatro Argentino  Mauricio Tossi ···48··· 󰁰󰁥󰁲󰃭󰁦󰁲󰁡󰁳󰁩󰁳. 󰁲󰁥󰁶.󰁬󰁩󰁴.󰁴󰁥󰁯󰁲.󰁣󰁲󰁩󰁴. V󰁯󰁬. 10, 󰁮. 󰁯  20. B󰁯󰁧󰁯󰁴󰃡, 󰁪󰁵󰁬󰁩󰁯-󰁤󰁩󰁣󰁩󰁥󰁭󰁢󰁲󰁥 2019, 192 󰁰󰁰. ISSN 2145-8987 󰁰󰁰 45-65 e Iberoamericano (󰁧󰁥󰁴󰁥󰁡), coordinado por el propio Pellettieri en la Universidad de Buenos Aires. Así, durante los años 2005 y 2007, se editan los libros  Historia del teatro  argentino en las provincias , tomos 󰁩 y 󰁩󰁩, respectivamente 1 . En estos valiosos e inéditos com- pendios bibliográficos, decenas de historiadores de las diversas regiones geoculturales de la República Argentina recuperan la tradición de una historiografía nacional del teatro, pero en esta oportunidad lo concretan mediante la afiliación a un programa epistemológico  preestablecido: la teoría y metodología de los sistemas teatrales, elaboradas por Pellettieri  para el campo escénico de la ciudad de Buenos Aires.Ha transcurrido más de una década de la edición de este innovador proyecto, en cuya base metodológica se anida un criterio de regionalización para la historiogra-fía teatral argentina que, por fin, ofrece respuestas a cuestionamientos conceptuales y  político-identitarios. Por efecto del tiempo transcurrido, pero fundamentalmente por el avance y despliegue de nuevas corrientes teóricas que enriquecen esta tercera fase, hoy es factible reflexionar sobre el mencionado “criterio de regionalización” aplicado a este y otros lineamientos de estudios escénicos. De manera puntual, se refiere al criterio de “provincialización” como una de las formas tradicionales de regionalización, en el cual se condensan una serie de presupuestos epistemológicos que merecen ser revisados o revisitados. A saber: a) Las divisiones provinciales como criterio de regionalización generalista exponen algunos problemas centrales en la tradición intelectual argentina:  primero, la indistinción entre “la provincia” como una delimitación geopolítico-admi-nistrativa y “la región” como un locus  de enunciación diferencial, dinámico e inestable  por su configuración imaginaria e histórico-identitaria; segundo, se reactualizan los  procesos formativos de la Nación homogénea según la creación moderna del positi- vismo decimonónico. En efecto, la “unificación” del territorio nacional a través de las dispares y asimétricas instancias de provincialización —un proyecto vigente y, como se comprobará más adelante, con productividad en el ejercicio contemporáneo de las polí-ticas artísticas del Estado— remite a los centralismos fundacionales, esto es, una lógica cultural en la que el “centro articula la diversidad regional, no hacia la integración de una red heterogénea entre las regiones, sino centrífugamente hacia él mismo” (Heredia 160), asignándole a la provincia una funcionalidad concerniente —casi de manera exclu-siva— con las fronteras internas o las modernizaciones periféricas, quizá cercana a la concepción de alteridad enunciada como el “Otro interior de la Nación” (Ocampo 13). 1. En el tomo 󰁩, las provincias analizadas son: Buenos Aires (Bahía Blanca, La Plata y Tandil), Chubut (Comodoro Rivadavia), Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Mendoza, Salta, San Luis, San Juan, Santa Cruz, Santa Fe y Tucumán. En el tomo 󰁩󰁩, a las provincias ya mencionadas, se suman: Buenos Aires (Mar del Plata), Chubut (Trelew y Rawson), La Pampa, Neuquén, Santa Fe (Rosario) y Santiago del Estero.  Estrategias de regionalización en la historiografía del teatro argentino ···49··· 󰁰󰁥󰁲󰃭󰁦󰁲󰁡󰁳󰁩󰁳. 󰁲󰁥󰁶.󰁬󰁩󰁴.󰁴󰁥󰁯󰁲.󰁣󰁲󰁩󰁴. V󰁯󰁬. 10, 󰁮. 󰁯  20. B󰁯󰁧󰁯󰁴󰃡, 󰁪󰁵󰁬󰁩󰁯-󰁤󰁩󰁣󰁩󰁥󰁭󰁢󰁲󰁥 2019, 192 󰁰󰁰. ISSN 2145-8987 󰁰󰁰 45-65 b) A este primer presupuesto epistemológico, vinculado con la construcción de la “pro- vincia” como criterio de delimitación regional e historiográfico, se suma una segunda  variable: la imposibilidad metodológica de escindir una determinada regionalización de una específica periodización, pues dividir ambas fenomenologías contribuye a una reproducción uniforme de la regionalidad, esto es, conceptualizar a la “provincia” como un constructo totalizante y continuo, sin reconocer sus múltiples y variables dinámicas identitarias. Desde este punto de vista, la provincialización opera como un mecanismo de división espacial, pero sin una exhaustiva distinción temporal, dado que “lo sincró-nico reflejado en lo diacrónico” (Pellettieri 19) se simplifica en una sincronía regional homogeneizada por una diacronía centralista.En este sentido, es oportuno indicar que la provincialización de la República Argentina ha tenido diversas fases a lo largo de los siglos 󰁸󰁩󰁸 y 󰁸󰁸, por lo tanto, la opción metodológica de este criterio historiográfico debería asumir sus simetrías y asimetrías, o sus convergencias y divergencias temporales. Por ejemplo, la “tradición selectiva” (Williams 137) atribuida a las provincias del Noroeste desde los inicios de la forma-ción del Estado nacional y, por consiguiente, su activismo en la emergencia de sistemas histórico-teatrales, no puede homologarse con las dispares instancias de provincializa-ción de la Patagonia —llamados hasta mediados del siglo 󰁸󰁸 Territorios Nacionales del Sur— o, incluso, con la propia dinámica intranorteña, pues existen en esa zona fronteras internas que responden a puntuales desarrollos históricos, entre otros, los casos de las  provincias Misiones o Formosa, que formaron parte de los Territorios Nacionales hasta la promulgación de las leyes 14294 y 14408 2  de los años 1953 y 1955, respectivamente.En suma, es oportuno preguntarse sobre la factibilidad teórico-metodológica de un criterio de regionalización/periodización aplicado a zonas descentralizadas y des-iguales, cuyo principio epistémico regulador ha sido la relación dialéctica entre los pro-cesos de modernización teatral y las series sociales, mediatizadas por la dinámica de los campos intelectuales dominantes y la resemantización de los denominados “estímulos externos” provenientes de la cultura europea o anglosajona. Este desafío ha sido clara-mente enunciado en las bases teóricas del programa historiográfico-provincial desarro-llado por Osvaldo Pellettieri, pues dice: Para nuestra concepción de la historia teatral, periodizar es determinar siste-mas, aclarar su significación artística y social y relacionarlos con los anteriores  y posteriores. Situarlos en la peculiaridad argentina y latinoamericana, admi-tir su multiplicidad. Advertir que en el sistema teatral argentino, en todas las 2. Esta misma ley implicó la provincialización de Neuquén y Río Negro, regiones sureñas que —hasta 1955— formaban parte de los Territorios Nacionales.
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x