El Estado en los extremos. Contribuciones de la historiografía hispanocolonial y la antropología de la política al estudio del Estado en el siglo XX

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 5
 
  "El Estado en los extremos. Contribuciones de la historiografía hispanocolonial y la antropología de la política al estudio del Estado en el siglo XX”. Revista Estudios Sociales del Estado vol.1 Nº1. Instituto de Desarrollo Económico y Social.
Share
Transcript
  E studios S ociales del E stado - volumen 1, número 1, primer semestre de 2015 - ISSN: 2422-78035    A   R   T    Í   C   U   L   O   S      N     O     T     A     S     R     E     S     E      Ñ     A     S El Estado en los extremos. Contribuciones de la historiografía hispanocolonial y la antropología de la política al estudio del Estado en el siglo XX The State at the extremes. Contributions of hispanocolonial historiography and anthropology of politics to the study of State in the twentieth century Germán Soprano *Resumen El objetivo de este artículo es refl exionar acerca de las con-tribuciones ofrecidas a las investigaciones empíricas sobre el Estado, por un lado, por la historiografía hispanocolonial y, por otro lado, por la antropología de la política contem-poránea. Sostenemos que la producción académica de es-tas dos disciplinas sociales plantea preguntas y problemas de potencial aplicación al análisis de las relaciones entre el Estado, la política y la sociedad en la historia argentina del siglo XX. Abstract  The aim of this article is to refl ect on contributions offered to the empirical research on the State, on the one hand, by the hispanocolonial historiography and, on the other hand, by the anthropology of contemporary politics. We believe that the academic production of these two social disciplines poses questions and problems of potential application to the analysis of relations between the State, politics and society in Argentina’s history of the 20th century. Palabras clave Estado Historiografía hispanocolonial Antropología de la política contemporánea Argentina Siglo XX Key words  State Hispanocolonial historiography Anthropology of contemporary politics Argentina 20th century  * Doctor en Antropología Social. CONICET / Universidad Nacional de Quilmes / Universidad Nacional de La Plata. Contacto: gsoprano69@gmail.com  Germán Soprano 6    A   R   T    Í   C   U   L   O   S      N     O     T     A     S     R     E     S     E      Ñ     A     S E studios S ociales del E stado - volumen 1, número 1, primer semestre de 2015 - ISSN: 2422-7803 “Porque hay tal distancia entre cómo se vive y cómo se debería vivir, que aquel que abandona lo que se hace por lo que se debería hacer, más presto aprende cómo llega su ruina que su conservación”.Nicolás Maquiavelo. El Príncipe  .“Proponerse pensar el Estado signifi ca exponerse a retomar por cuenta propia un pen-samiento de Estado, a aplicar al Estado unas categorías de pensamiento producidas y avaladas por el Estado, por lo tanto a no reconocer la verdad más fundamental de este”.Pierre Bourdieu. Espíritus de Estado. Génesis y estructura del campo burocrático. E n mayo de 2007 coordinamos con Sergio Agoff, Ernesto Bohoslavsky y Elsa Pereyra un seminario interdisciplinario en la Universidad Nacional de General Sarmiento, centrado en el análisis teórico, metodológico y empírico del Estado en la Argentina. Consecuencia parcial de ese evento académico fue el libro Un Estado con rostro humano. Funcionarios e instituciones estatales en Argentina (desde 1880 a la actualidad) , publicado en 2010, con la participación de colegas historiadores y antropólogos sociales. 1  En dicha ocasión con Ernesto Bohoslavsky escribimos un artículo denominado “Una evaluación y propuestas para el estudio del Estado en la Argentina”, un texto en el cual procurábamos, por un lado, ofrecer un ordenamiento e interpretación posible (en modo alguno exhaustiva ni mucho menos excluyente) sobre la literatura acerca del Estado en este país producida por las ciencias sociales desde la década de 1960; y, por otro, planteábamos algunos temas, enfoques y métodos –antes que un progra-ma teórico-sistemático– para su estudio empírico. Muy sintéticamente. Señalábamos entonces que el Estado había sido compren-dido al menos desde seis puntos de vista que denominamos como: 1) El Estado desde afuera  : cuando se explica su confi guración a partir de determinaciones resultantes de la incidencia de lógicas macro-sociales promovidas desde esferas sociales tenidas como externas al mismo, tales como la estructura de clases, los modelos de acumulación económica y/o la inserción de la economía nacional en la división internacional del trabajo. 2) La génesis del Estado   para dar cuenta de aquellos estudios que abordaron la conformación de diferentes unidades políticas  –ciudades, Estados, Estados provinciales- entre la crisis del orden colonial y la 1   BOHOSLAVSKY y SOPRANO, 2010. Participaron como autores: Ricardo González Leandri, Germán Soprano, Hernán González Bollo, José Antonio Sánchez Román, Karina Ramacciotti, Ernesto Bohoslavsky, Emmanuel Kahan, Sabina Frederic, Máximo Badaró, Fernando Casullo, María Silvia Di Liscia, María Pozzio, Daniel Lvovich y Laura Graciela Rodríguez.  7    A   R   T    Í   C   U   L   O   S      N     O     T     A     S     R     E     S     E      Ñ     A     S E studios S ociales del E stado - volumen 1, número 1, primer semestre de 2015 - ISSN: 2422-7803 El Estado en los extremos década de 1840, reconociendo sus relaciones históricas con la ulterior formación del Estado y la nación argentina a partir de la segunda mitad del siglo XIX. 3) La forma del Estado  , considerando en este corpus a aquellos estudios que lo analizan en sus relaciones con el régimen político y la sociedad. 4) La reforma del Estado  : refi riendo a los procesos de reestructuración y reforma estatal en el marco de las transformaciones políticas y socio-económicas de orientación neoliberal produci-das entre 1976 y 2001-2002. 5) El Estado desde arriba  : esto es, la comprensión de los proyectos ideológicos y políticos de los grupos o clases dirigentes objetiva-dos en el Estado, principalmente, en su estudio historiográfi co entre la segunda mitad del siglo XIX y primera del XX. 6) El Estado desde adentro  : este fue, sin dudas, el corpus de trabajos más heterogéneo que subsumimos bajo un mismo rótulo, pues guardan como característica común apenas el interés por abordar la construcción de diversas agencias del Estado, sus proyectos institucionales, orga-nización interna y cuerpo de funcionarios, sus formas de reclutamiento, trayecto-rias, interlocuciones con diferentes actores políticos, estatales, societales. De modo que, teniendo como referencia aquellas ideas, el propósito de este ar-tículo es refl exionar –a modo de adenda– acerca de la contribución que puede ofrecer a las investigaciones empíricas sobre el Estado en el siglo XX, por un lado, la historiografía hispanocolonial y, por otro, etnografías sobre el Estado y la política en la Argentina contemporánea. Considero que al identifi car el modo en que algunas vertientes intelectuales de estas dos disciplinas sociales han comprendido su estudio en esos extremos temporales de la historia, esto es, en el extenso período colonial y en la actualidad, será posible presentar algunas preguntas y problemas de potencial aplicación en el análisis de las agencias y funcionarios estatales, así como sus relaciones con la política y diversos actores sociales en la Argentina del siglo XX. Antes de adentrarnos en el texto, dos aclaraciones de orden práctico. Como en otras ocasiones, no pretendo en estas páginas formular un programa teórico, sino más bien unas refl exiones desde las preocupaciones de enfoque y método del investigador empírico. Asimismo imagino que el eventual lector es una o un científi co social o humanista –historiador, politólogo, sociólogo, economista, administrador público– no especializado en historiografía colonial ni en la antro-pología de la política contemporánea; o bien un decisor político o un funcionario técnico o profesional, un miembro de la burocracia estatal, con responsabilida-des en el diseño, ejecución, monitoreo y/o evaluación de políticas públicas sec-toriales o de programas y planes de mejora de la calidad de la administración pública en cualquiera de sus niveles nacional, provincial o municipal. Pido, pues, a esos lectores algo de paciencia para transitar en estas páginas por campos disciplinares o temáticos bastante esotéricos para sus intereses y labor. 22   Durante la elaboración y escritura de este artículo recibí valiosas orientaciones y críticas de generosos colegas a quienes estoy agradecido: Bárbara Aramendi, Darío Barriera, Roxana Boixadós, Alejo Levoratti, Laura Graciela Rodríguez y Silvina Smietniansky. Desde ya, potenciales  Germán Soprano 8    A   R   T    Í   C   U   L   O   S      N     O     T     A     S     R     E     S     E      Ñ     A     S E studios S ociales del E stado - volumen 1, número 1, primer semestre de 2015 - ISSN: 2422-7803 La cuestión del Estado en la historiografía hispanocolonial Durante una de las sesiones del seminario interdisciplinario de 2007 se expusie-ron trabajos referidos a instituciones que ejercían funciones gubernamentales y de justicia en el período hispano colonial. En esa oportunidad el historiador Roberto Schmit –comentarista de aquella mesa– y Bárbara Aramendi –joven historiadora de la Universidad Nacional de Salta– ofrecieron argumentos para pensar lo problemático e incluso impropio que resultaba invocar al Estado como categoría analítica para dar cuenta de las instituciones políticas coloniales, o bien defi nir los actores y fenómenos sociales asociados a las mismas como es-tatales. 3  Habiendo efectuado a fi nes de la década de 1990 una etnografía sobre procesos políticos contemporáneos en la provincia de Misiones y discutido con colegas sociólogos y politólogos acerca de los diversos sentidos que asumía la política y lo estatal en aquel contexto (sentidos que –sostenía– no debían consi-derarse como una versión depreciada y periférica respecto de modelos ideales y sus realizaciones metropolitanas), yo creía estar bien preparado para reconocer positivamente formas históricas heterogéneas del Estado; pero no así para des-cartar su existencia. Debo haber polemizado amablemente con mis colegas conocedores de la histo-ria hispano colonial diciendo con insistencia que “alguna forma de Estado debía de haber” en la colonia, que “lo estatal no se reducía sólo a sus confi guraciones modernas o contemporáneas”, que “¿cómo podía ser que no existiera Estado”? Como respuesta recibí argumentos empíricos –seguramente entre otros– que mencionaban la imposibilidad de caracterizar cual instituciones estatales moder-nas a los “cabildos” conformados por “vecinos”, ni emplear el término burocra-cias estatales para aludir a “vecinos” que integraban “milicias”, ejercían los po-deres de justicia local, o de particulares encargados de la recaudación tributaria. Por entonces creía que todo aquello podía ser entendido inequívocamente como otras tantas manifestaciones históricas del Estado. Mis más o menos frecuentes lecturas de la historiografía del período colonial y la del siglo XIX en el Río de la Plata, hechas antes y después de aquellos sucesos, confi rman cuán arraigadas eran mis convicciones. Mis certezas estatalistas parecían inconmovibles. 4 omisiones y errores son de mi exclusiva responsabilidad. Mi gratitud es también para las editoras de Estudios Sociales del Estado   por el desafío planteado. 3   ARAMENDI, 2008. 4   Debo decir que el estudio de la política, instituciones y actores del mundo hispano colonial no se agota en la vertiente historiográfi ca que exploramos aquí. Otros analistas reconocen la existencia de fenómenos estatales enfatizando otras perspectivas teórico-metodológicas, cen-trándose en otras regiones hispano-americanas diferentes del Río de la Plata, y/o recurriendo a otras evidencias empíricas. Por ejemplo, Alejandro Cañeque ha sostenido que “… los histo-riadores que han estudiado la estructura de la administración colonial de España en América han visto generalmente a los virreyes como agentes fundamentales en el esfuerzo de construir un Estado colonial. Aquí, los historiadores se han concentrado en dilucidar si el Estado creado  9    A   R   T    Í   C   U   L   O   S      N     O     T     A     S     R     E     S     E      Ñ     A     S E studios S ociales del E stado - volumen 1, número 1, primer semestre de 2015 - ISSN: 2422-7803 El Estado en los extremos Casi siete años después tuve oportunidad de mantener una conversación con otro colega y amigo historiador, Darío Barriera. Esta vez con algo menos de convicción, reiteré mis argumentos de otrora. Y una vez más fueron rebatidos. Recibí también como recomendación leer un par de historiadores especializados en la Europa Moderna: el portugués António Manuel Hespanha y el español Bar-tolomé Clavero. 5  Cumplí con el encargo. ¿Qué resultados pude hallar? En un documento de trabajo del año 1999, 6  Hespanha sintetizaba sus puntos de vista sobre el debate acerca del Estado moderno, sosteniendo que desde me-diados del siglo XIX el término Estado cobró un renovado sentido histórico como una entidad expresiva de: a) la separación de lo público y lo privado, la autori-dad de la propiedad, la política de la economía; b) la concentración de poderes y la eliminación del pluralismo político del Antiguo Régimen; c) la institución de un modelo racional de gobierno que funciona en base a reglas generales y abs-tractas. También se preguntaba: ¿es posible proyectar esta defi nición histórica del Estado hacia el pasado, por ejemplo, para caracterizar aquello que diferentes autores han denominado como Estado absolutista, en tanto confi guración esta-tal en la génesis de la Europa Moderna? La invocación a este concepto de Estado Absolutista seguramente nos recuerda la lectura del estudio socio-histórico comparado y sistemático de Perry Ander-son, en el cual se establecían como atributos sociales de aquella forma estatal europea –que habría existido según los casos entre el siglo XIV y comienzos del siglo XX– en torno de la centralización del poder político, la conformación de una burocracia estatal civil y militar dependiente del poder real, un sistema de  justicia y tributario unifi cado, moneda única, y un sistema de relaciones interna-cionales. 7  La respuesta de Hespanha a la pregunta que cierra el párrafo anterior era decididamente negativa. Decía que a diferencia de lo que sucede en la actua-lidad (cabría interrogarse dónde) en la Europa Moderna el poder político estaba pluralmente distribuido en diferentes actores e instituciones: el rey, la Iglesia, los concejos o comunas, los señores, las universidades, las corporaciones de ar-tesanos, las familias. Coexistía asimismo con el derecho real, el canónico, el de los concejos y costumbres locales. Asimismo, la noción de una centralización del poder absolutista se vuelve aún más fi cticia toda vez que se pretende incorporar en el Nuevo Mundo por los españoles fue un Estado `fuerte´ o `débil´. De este modo algunos historiadores han defendido la importancia y relativa autonomía del Estado en la sociedad colonial, donde habría alcanzado un papel hegemónico mediante la imposición de un sólido aparato burocrático, con lo cual se habría evitado la formación de grupos sociales dominan-tes. Sin embargo, otros historiadores sostienen que el Estado colonial se caracterizó por una extraordinaria debilidad, inefi cacia y corrupción y no era otra cosa que ‘una caja de Pandora vacía’”. CAÑEQUE, 2001:5. 5   Dos trabajos de referencia de estos dos autores son HESPANHA, 1989 y CLAVERO, 1986. 6   HESPANHA, 1999. 7   ANDERSON, [1979] 1994.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x