Capítulo 1. Libro Inteligencia Artificial Aplicada al Derecho

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  C APÍTULO PRIMERO INFORMÁTICA JURÍDICAI. Informática y derecho. . . . . . . . . . . . . . . . 1II. Realidad social, ingeniería institucional y aplicacio-nes informático-jurídicas . . . . . . . . . . . . . . 5III. El efecto constitutivo de las aplicaciones informáti-co-jurídicas. Algunas precauciones. . . . . . . . . 12 1. De la postura predominantemente computacional(PPC) a la obtención de un estado de interdisci- plinariedad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 2. Inteligencia artificial y derecho (IA y D) . . . . . 17 3. IA y D y teoría del derecho; ¿de qué manera serelacionan? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 4. Constructivismo jurídico e IA y D . . . . . . . . 20IV. Informática jurídica. . . . . . . . . . . . . . . . . 22 1. Definición. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 2. Informática jurídica documental . . . . . . . . . 26 3. Informática jurídica de gestión . . . . . . . . . . 30 4. Informática jurídica decisional . . . . . . . . . . 33  C APÍTULO PRIMERO INFORMÁTICA JURÍDICAI. I  NFORMÁTICA Y DERECHO Las com putadoras (caso paradigmático de la tecnología digital, misma que a su vez se inscri be dentro del mar co ge neral de la tecnología de la infor mación) han im puesto un nuevo ritmo al  progreso de las sociedades actuales. 11 Sin entrar en la dis cusión de las im pli cacio nes éti cas de su uti- lización, es un hecho, por mencionar algunos ejem plos, que han re por tado inimagina bles beneficios para la investigación cientí- fica que se refle jan en la me jor com prensión de nuestro entor no y de no sotros mismos; 12 su im pacto en la carrera ar mamentista y 1 11 En la “civilización tecnológica”, como algunos la llaman, se dice que las ex periencias con las com putadoras se han vuelto puntos de referencia para pen - sar y ha blar so bre otras cosas, es decir, la interacción con éstas constituye un  presu puesto para la partici pación en otros contextos comunicativos no necesa - riamente tecnológicos, sino educativos, políticos, culturales, etcétera, véase Fix-Fierro, Héctor,  Infor mática y documenta ción jurí dica , 2a. ed., México,UNAM, 1996, p. 46. 12 La im plementación de com putadoras como instrumentos confia bles para el almacenamiento y análisis de datos, junto con otras tecnologías, ha contri -  buido en for ma significativa a la consolidación de la autoridad que en la mayo- ría de las sociedades actuales, posee el conocimiento científico. La mancuer na científico-or denador ha venido for taleciendo sus vínculos de tal manera que es  prácticamente inconce bi ble que un proyecto serio de investigación no contem -  ple, en su presu puesto, una par tida destinada a la adquisición de la tecnología com putacional más adecuada de acuer do con sus características y ob jetivos  pro pios. Las nue vas tec nologías traen consigo la di fusión de un nuevo modo de  pen sar, de una concep ción de mundo distinta que rom pe con las es truc turas  previas. En la actualidad es generalizada la idea de que sólo tienen valor aque-  en las operaciones militares ha dado lugar a nuevos escenarios  bélicos cuyos efectos devastadores no tenían precedente en la historia; así mismo, el cam po de las telecomunicaciones ha ex pe - rimentado una dramática transfor mación con el advenimiento de la red infor mática Inter net, 13 la cual conec ta a millo nes de com-  putadoras a lo lar go y ancho del or  be, aumentando ex ponencial- mente el flu jo de infor mación y facilitando el acceso a la misma a millones de usuarios. En el cam po la bo ral, la era de la infor mación de manda de las nuevas generaciones de profesionistas, asimilar y adoptar las apli- caciones com putacionales desarrolladas es pecíficamente para ca- da uno de sus ramos y aco plar se lo más pronto posi ble a estas he rramientas tecno ló gi cas, con el fin de ele var el ni vel de efi- ciencia del catálogo de ser vicios dis poni bles en un tiem po y un lugar deter minados. Esta si tua ción sien ta las ba ses pro picias pa ra que la infor máti- ca (en su faceta pragmática o instrumental, generadora de herra - mientas com putacionales) esta blezca nexos con los diver sos do- minios del conocimiento humano, concebidos como sus áreas de aplicación.Destacaremos para efectos de este tra ba jo, la conexión entre la infor mática y el derecho que resulta de la im plementación, por   par te del último, de las tecnologías que apor ta la primera. Esto significa que abor daremos la relación identificada, desde la pers pec tiva de la dis ciplina conocida con el nom bre de “infor - INTELIGENCIA AR TIFICIAL APLICADA AL DERECHO 2llos conocimientos controla bles, mani pula bles, funcionales, cuantifica bles y comunica bles, y qué me jor herramienta que el or denador, por sus característi - cas par ticulares, para deter minar el ajuste a estos estándares. Incluso las cien- cias sociales han ex perimentado esta tendencia de “cientifizar” sus métodos pa- ra analizar los fenómenos sociales, de modo que disci plinas tales como la tecnología y la téc nica sociales creen poder guiar y pre decir los cam bios en la estructura social en for ma científica, a la manera en que se estudian fenó- menos naturales.  Ibidem , p. 48. 13 Para una in troducción al te ma del sur gimiento de Inter net y su im pac to cultural, véase Garrido, Manuel,  Ló gica simbólica, 4a. ed., Ma drid, Tec nos,2001, pp. 465-473.  máti ca jurídica”, sin considerar los as pectos relativos a la regula- ción de las cir cuns tancias derivadas del desarrollo y utilización de las com pu tado ras en la socie dad, los cuales, com peten a la ra- ma del derecho denominada derecho infor mático. 14 De entrada, hemos de adver tir que un considera ble sector de la comunidad de juristas, se muestra escéptico ante la via bilidad del proyecto de la infor mática jurídica, en es pecial, de la infor - mática jurídica de decisión (o decisional). Básicamente su preocu pación gira en tor no a las re per cusio - nes que las herramientas infor máticas que se desarrollen, pueden te ner en lo que concier ne a la apli cación del dere cho, temiendo una posi ble sustitución de los jueces por máquinas y, por tanto, la deshumanización del proceso de im par tición de justicia. 15 Sin em bar go, esta postura se funda en una concepción distor - sionada de los ob jetivos que per sigue la disci plina, la cual, su po- ne que la automatización de las prácticas existentes constituye la meta única a alcanzar. Al res pecto, Richard Susskind 16 pro pone un enfoque distinto que par te de con side rar a la tecnología de la infor mación (  Infor -mation Technology o I.T.), en general, como una fuente o motor  de innovación que hace posi ble que sur  jan for mas alter nativas y más eficaces de conseguir fines sociales. INFORMÁTICA JURÍDICA 3 14 La afir mación de que el de recho es uno de los do minios de apli ca ción de la infor mática de be tomar se con cautela, de tal manera que no se entienda por  ella, que la infor mática constituye la esfera a la que corres ponde el peso de mar car inexora blemente el sentido de los avances, y que el derecho desem peña un rol pasivo en el que sólo se aboca a la tarea de realizar las transfor maciones necesarias para una buena adaptación de las herramientas preexistentes desa- rrolladas para otros ám bitos de decisión. Esta concepción de la relación entre infor mática y derecho ha demostrado ser infér til, de bido a que mer ma el poten - cial que la disci plina posee para generar dudas interesantes, de cuyas res pues- tas sur  jan apor taciones conceptuales tanto para la ciencia de la com putación como para la ciencia del derecho. Véase Barragán, Julia,  Infor mática y deci -  sión jurí dica , México, Fontamara, 1994, p. 27. 15  Ibidem , p. 32. 16 Véase Susskind, Richard, The Fu ture of Law , Esta dos Unidos, OxfordUniver sity Press, 1996, pp. 49-50.  Desde esta pers pectiva, las preocu paciones del escéptico se desvanecen, puesto que, si bien es cier to que una de las grandes venta jas del or denador es que puede reem plazar y me jorar el es- fuer zo humano en una serie bastante extensa de actividades que im plican el seguimiento de patrones re petitivos y mecánicos, no de bemos per der de vista que esta tecnología posee un asom broso  potencial para modificar, re plantear o reor ganizar prácticas y  procesos sociales (entre los cuales pueden encontrar se los de ca- rácter jurídico), el cual no de pende necesariamente de la automa- tización de los mismos, sino de hallar la me jor fór mula para com binar las apor tacio nes del hom bre y de la máquina en la eje- cución de tareas es pecíficas. 17 Si tras lada mos esta idea al área par ticular de la infor mática  jurídica decisional (e incluso al área de las investigaciones reali- zadas ba jo el rótulo de “inteligencia artificial y derecho”), resul - ta claro que la sustitución del juzgador no es el destino al que desean arri bar quienes desarrollan esta clase de aplicaciones, lo cual es fácil obser var si además se revisan las características par - ticulares (como las intenciones, pro blemas, metodología, y resul- tados obtenidos) de las investigaciones y proyectos actuales en la materia, cuyos avances se re por tan periódicamente en los fo - ros inter nacionales princi pales. 18 INTELIGENCIA AR TIFICIAL APLICADA AL DERECHO 4 17  No desconocemos el hecho de que la maximización de las ganancias en los proce sos de producción y distri bución de bienes y ser vicios es un prin ci pio que mar ca la pauta de las eco nomías moder nas y que por ello, la in cor  pora ción de nuevas tecnologías en estos procesos haya seguido la línea del reem plazo del esfuer zo humano, lo cual ha generado serios conflictos en las relaciones obrero-patronales. Sin em bar go, y pese a lo grave de este pro blema, la incor  po - ración de nuevas tecnologías en contextos jurídicos tan delicados como el de la im par tición de justicia, se ale ja de esta tendencia en vista de que no se per si- guen, en primera instancia, intereses económicos, sino beneficios sociales que se traducen en la generación de condiciones que hagan posi ble el acceso más expedito a un sistema de justicia con la me jor calidad posi ble. 18 En las siguientes direcciones electrónicas, se puede revisar la extensa li- teratura producida por la comunidad de la Inteligencia Artificial y Derecho  presentada en las distintas ver siones de la Conferencia Inter nacional so bre Inte - ligencia Artificial y Derecho (ICAIL por sus iniciales en inglés) y en la Aso-
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x