Arquitectura dieciochesca en Puerto Rico: uso de espacio y poblaciones no-combativas del antiguo Hospital Nuestra Señora de la Concepción, El Grande, Barrio Ballajá, San Juan, durante el ultimo tercio del siglo XIX

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  RECOPILACIÓN DE DATOS SOBRE USO DE ESPACIO Y POBLACIONES NO-COMBATIVAS EN EL ANTIGUO HOSPITAL NUESTRA SEÑORA DE LA CONCEPCIÓN EL GRANDE, BARRIO BALLAJÁ, DURANTE EL ÚLTIMO TERCIO DEL SIGLO XIX Yeidy Luz Rosa Ortiz La edificación arquitectónica que hoy se compone de la Liga de Arte de Puerto Rico y parte de la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, fue construida en el último tercio del siglo XVIII como el primer hospital general y la primera sala de convalecencia y aislamiento de Puerto Rico. Conocido como Hospital Nuestra Señora de la Concepción el Grande, Hospital de los pobres, Hospital de la caridad, Hospital Civil, Hospital Real, y el Hospital [General] de Puerto Rico, fue inicialmente destinado a ofrecer hasta 500 camas a la comunidad pobre de la región; pasando a ser el Hospital del Real Presidio de San Juan o Hospital Militar durante la guerra entre España e Inglaterra a fines del siglo XVIII. 1  Para el primer tercio del siglo XIX, cuenta como el primer lugar en ofrecer cátedras de medicina, formar una sociedad médica, realizar una autopsia, y albergar la primera — y, por mucho tiempo, la única —  botica en Puerto Rico. 2  Con estos antecedentes, resulta pertinente rescatar las historias de las personas que habitaron los espacios del antiguo hospital y transmitir estas historias a las y los actuales habitantes del lugar, quienes expresan interés y curiosidad sobre la historia de sus aulas y talleres. Esta recopilación de datos surge de este interés por parte de las y los alumnos de la Escuela de Artes Plásticas, y tiene como objetivos: recoger datos históricos y material visual sobre el Antiguo Hospital Nuestra Señora de la Concepción el Grande, para ser organizados y presentados en forma de relato histórico; establecer, a través de la comparación de planos del sitio, los usos de los espacios habitados hoy por alumnas y alumnos de la Escuela de Artes 1  PABÓN CHARNECO, Arleen. Una promesa inconclusa: apuntes arquitectónicos y culturales en torno al Hospital de Nuestra Señora de la Concepción El Grande (San Juan: Oficina Estatal de Preservación Histórica, 1999): 44. 2 RIVERA RIVERA, Antonia. El Estado Español y la Beneficencia en Puerto Rico del Siglo XIX (Santo Domingo: Editorial El Cuervo Dorado, 1995) : 1.  Plásticas por los habitantes del hospital en los siglos XVIII y XIX; investigar quiénes habitaron el espacio del Antiguo Hospital como pacientes no-militares y recoger los datos disponibles de los mismos, y presentar estos resultados a estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas para abrir un espacio de diálogo sobre el rescate de historias locales y el uso de espacios en diferentes periodos históricos. Metodología La metodología empleada en la consulta de documentos consiste en visitar dos de los principales archivos que albergan documentos sobre el Hospital durante épocas en que fue entidad de la iglesia, militar, y estatal. Se consulta el Archivo General de Puerto Rico del Instituto de Cultura Puertorriqueña, ya que los planos consultados son parte de esta colección. En este archivo también encontramos el Fondo Municipal de San Juan y el Fondo Obras Publicas. Varios de los documentos que responden a documentos consultados en estos fondos se encontraron en Fondo de Ultramar del Archivo Histórico Nacional en Madrid, a través del Portal de Archivos Españoles, www.pares.mco.es. Para la consulta de libros de defunción del antiguo hospital, contamos con el Archivo Arquidiócesano de San Juan, el cual alberga los mismos. En la selección de documentos, se considera, principalmente, las fechas de los sucesos en los que nos enfocamos; la construcción de nuestro hospital, el traspaso a los militares, y los habitantes del último tercio del siglo XIV. Para indagar sobre los comienzos de la edificación y el traspaso del mismo, verificamos documentos del último tercio del siglo XVIII, o cualquier documento posterior que haga referencia a ese momento histórico. Para los libros de defunción, realizamos una búsqueda entre 1883 y 1895, ya que son los habitantes de estas fechas los que queremos descubrir, por razones que luego se explicarán. Todos los documentos fueron transcritos in situ  , con excepción del libro de defunción militar, al cual se le tomaron fotografías digitales para ser examinados posteriormente.  El Barrio Bayajá Las y los alumnos que inspiran esta investigación son estudiantes de artes y diseño, matriculadas/os en cursos de historia del arte que se dictan en el anfiteatro del “ Hospital; ” denominación de esta mitad de la Escuela de Artes Plásticas en el barrio Ballajá, del cual el edificio del “Manicomio” es la otra mitad. Por esta razón, las aulas y talleres de las y los alumnos comienzan con “H” o con “M,” de acuerdo a su localización. Como hemos establecido, el “Hospital” se refiere al Hospital Nuestra Señ ora de la Concepción el Grande. El mismo se construye entre el 1774 y el 1775 a causa de la visión y ardua gestión de fondos del Obispo benedictino Manuel Giménez Pérez, quien sirvió esta función en Puerto Rico desde el 1772 hasta su muerte el 28 de agosto del 1781. El “Manicomio” en cambio, se refiere a la “Casa de Locos” del Asilo de Beneficencia , también en el barrio Ballajá y parte del proyecto arquitectónico que expropia a seis manzanas de viviendas humildes de “personas muy pobres”   y una “clase proletaria sanjuanera” que incluye inmigrantes, personas libertas, y, en su mayoría, mujeres. 3  Este es el comienzo idóneo para nuestro relato; nuestra escuela está sobre los restos de lo que alguna vez fue un barrio de personas trabajadoras y pobres de países de África, de Antillas vecinas, y de Venezuela, entre otros, expulsadas para hacer espacio para grandes obras como el Cuartel de Ballajá y el Asilo de Beneficencia, en una esquina de la ciudad que ofrecía ventilación y menos congestión que el resto de barrios en la región. De nuestro barrio de lavanderas, planchadoras/es, zapateros, albañiles, sastres, cargadores, niñas, niños, y un chocolatero, se escribió, en las actas de Cabildo de San Juan del 9 de junio de 1800, que se debía expulsar esta “gente sobrante, advenediza y sin codicia subsistencia que infectan los arrabales de Bayajá y Culo Prieto.” 4  Con esto, comenzamos a recuperar una historia donde el bienestar de la comunidad pobre y otras 3  BARNES, Mark y Norma Medina. Ballajá: arqueología en un barrio sanjuenero (San Juan: Oficina Estatal de Preservación Histórica, 1995): 11. 4  BARNES, Mark y Norma Medina. Ballajá: arqueología en un barrio sanjuenero (San Juan: Oficina Estatal de Preservación Histórica, 1995): 11. (De Actas de cabildo de San Juan: 1968: 187-188.)  poblaciones marginadas sirven de justificación para las construcciones dieciochescas, pero que, a su vez, causan que estas mismas poblaciones vivan en constante riesgo de ser desplazadas. La visión de Fray Giménez: la capilla que no fue Desde sus inicios, el Hospital Nuestra Señora de la Concepción el Grande fue sujeto a una fuerte ambigüedad propietaria entre la iglesia, los militares y el ayuntamiento de San Juan. En sus comienzos, la obra fue impulsada por el Obispo Giménez como respuesta a la falta de espacio y servicios que se ofrecían en el hospitalillo Nuestra Señora de la Concepción, que se encontraba en el área del Palacio de Santa Catalina, o la Fortaleza. Por este motivo, a nuestro hospital se le refiere como “El Grande.”  El Obispo Giménez imaginaba un gran hospital para el uso exclusivo de los “pobres de solemnidad,” ya que “[s]u objetivo primario era ofrecer asilo a los enfermos desposeídos económicamente, por lo que el mismo debía albergar enfermos de ambos sexos, así como ‘recogidas’ o mujeres de ‘mala vida’.” 5  Tras intrigas, acusaciones y aparentes diferencias personales y luchas de poder entre el Obispo Giménez y el Capitán General de la época, el Gobernador D. Juan Dufresne, el hospital , en “la calle llaman de Campeche,” 6  admite sus primeros pacientes pobres en 1780. Existen dos planos de sitio del Hospital Nuestra Señora de la Concepción el Grande; uno del 1778 que no está atribuido a un arquitecto o delineante (Figura I), y otro del 1780 firmado por el arquitecto y “maestro mayor de las fortificaciones,” Bartolomé Fammí (Figura II). 7   5  PABÓN CHARNECO, Arleen. Una promesa inconclusa: apuntes arquitectónicos y culturales en torno al Hospital de Nuestra Señora de la Concepción El Grande (San Juan: Oficina Estatal de Preservación Histórica, 1999): 29. 6  Así se refiere a la Calle San Sebastián la Real Cedula del 22 de febrero de 1787 en referencia al Hospital. José de Rivafrecha y Jordán, o José Campeche, residió en la No. 47 Calle de la Cruz, esquina San Sebastián, desde su natalicio en 1751 hasta su muerte en 1809. Campeche pinta retratos del gobernador Dufresne y de la esposa del Gobernador Dufresne en 1782. ROSA ORTIZ, Yeidy Luz. “José Rivafracha y Jordán.” Diccionario Biográfico Español (Madrid: Real Academia de la Historia, 2012). 7  PABÓN CHARNECO, Arleen. Una promesa inconclusa: apuntes arquitectónicos y culturales en torno al Hospital de Nuestra Señora de la Concepción El Grande (San Juan: Oficina Estatal de Preservación Histórica, 1999): 39.    En ambos planos, la amplia cuadra, nave, o ala, que parte del plano central definido por un patio interior con arcadas de cinco arcos por cada uno de sus cuatro lados, está identificado como “Capilla.” Esta “capilla” es nuestro anfiteatro.   Figura I: Explicación del Plano del Hospital Nuestra Señora de la Concepción el Grande 1778, Plano Terreno que iguala al principal. 8   8  PABÓN CHARNECO, Arleen. Una promesa inconclusa: apuntes arquitectónicos y culturales en torno al Hospital de Nuestra Señora de la Concepción El Grande (San Juan: Oficina Estatal de Preservación Histórica, 1999).
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x