Acerca del tercer Tratado de la Genealogía de la Moral de F. Nietzsche

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  Acerca del tercer Tratado de la Genealogía de la Moral de F. Nietzsche  Nietzsche fue siempre consciente de que sus textos no era lecturas ociosas sino que estaban dirigidos a aquellos seres de “largas piernas” que podrían seguirlo “de cumbre a cumbre”; es más Lou Andreas- Salomé ve en la frase “Mihi ipsi scripsi”, que solía escribir Nietzsche en sus cartas al referirse al final de una obra, que es “una frase delatora: insinúa el ocultamiento en que se hallan todos sus pensamientos, la envoltura viviente que los reviste; insinúa que en el fondo él pensó sólo para sí mismo y escribió para sí mismo porque el sólo se describió a sí mismo, transpuso en pensamientos su propia mismidad”. Escribe entonces  Nietzsche para sí mismo y es consciente de ello, se sabe sólo en su mundo y al escribir para sí mismo escribe también para aquellos que en algún momento han de llegar a las altas cumbres frías, aquellos que serán el retorno del espíritu alciónico del cuál él mismo era encarnación. A pesar de ello, a pesar de dejar él sus textos como tesoros enterrados en hielo y no como escalones para que cualquiera llegue hasta esas alturas, reconoce que su “Genealogía de la Moral” no es sólo un texto de fin sino una obra que es el fin de un camino, de su camino  propio y como Nietzsche bien sabe, todo fin de algo no es más que el resultado de una sucesión casual y accidental no necesaria y por lo tanto las ideas expuestas en la “Genealogía de la Moral” muestran SU creación genealógica de la historia y de allí su complejidad. No sólo basta haber leído los textos que preceden a éste, como Nietzsche advierte en el prólogo sino que casi hay que ser Nietzsche mismo para que el escrito se  presente completamente claro. Sin embargo no toda la GM presenta ese carácter de fin, al menos la GM que se publicó, y esto se debe a que, según mi parecer y después de haber leído el artículo de Clark, el III tratado se agregó después y en principio no formaba parte de la estructura que Nietzsche tenía concebida para su GM, sino que se añade posteriormente, casi podríamos decir que como ayuda didáctica, para que el lector tenga un ejemplo, “ein Muster”, de lo que para él es la clase de “Auslegung” que se debe hacer con sus aforismos. III se diferencia sustancialmente de los tratados anteriores principalmente en su estilo y en su finalidad, es más, físicamente tampoco tiene unidad con el resto de GM. Lo que quiero mostrar acá es que, como dije anteriormente, III fue escrito aparte, como complemento tal vez, de GM y para ello me base en seis argumentos: 1.   El hecho anotado por Clark según el cuál tanto III como la parte 8 del prólogo fueron escritas en una clase de papel diferente al resto de GM lo cuál podría señalas una separación entre ellas. 2.   El final de II en el cuál Nietzsche escribe que “sólo una cosa me conviene, callar” que bien podría entenderse, no como callar con respecto a lo que estaba exponiendo en II sino a todo el libro en general. 3.   La aparición de la parte 8 del prólogo después, al menos de haber comenzado ya con I, sino no se explicaría que al final de la parte 7 hubiera firmado y colocado la fecha. Escribe Clark, “es claro que la sección 7 fue srcinalmente pensada como la última parte del prólogo ya que tanto el nombre de Nietzsche como el lugar y fecha aparecen al final de ella en el manuscrito del impresor. La sección 8 sigue entonces  en una hoja separada (también con el nombre de Nietzsche y el lugar y fecha al final), pero la hoja es de diferente tamaño que aquellas empleadas en las anteriores  partes del prólogo y en GM I y II”.  4.   El cambio de estilo casi brusco entre I-II y III, pues en este último no se hace un estudio genealógico, al menos no tan riguroso, como en los anteriores tratados sino que se intenta dar explicaciones de tipo más personal y particular. 5.   El tratarse GM de un libro que resume el camino moral Nietzscheano (propio del autor) y la posibilidad vista por él, quien siendo consciente del carácter ahistórico de los fines, de que dicho camino pueda no volver a ser transitado, por eso, tal vez, III constituye una descripción de hechos para que a través de ellos entendamos el por qué de su análisis genealógico de la moral. Con lo cual la “Auslegung” mencionada en 8, más que una explicación es una descripción. 6.   La aparición del epígrafe al final, no se sabe exactamente cuándo, pero que al  parecer iba srcinalmente en una hoja aparte precediendo a III y que es uno de los  pocos lazos de unión entre I-II y III al volver a tomar la imagen del guerrero, bien expuesta en I, así como al volver Nietzsche a darla la palabra a Zarathustra luego de haberlo callado al final de II. De los anteriores argumentos el que me parece ser el más fuerte y convincente para demostrar que III fue escrito aparte es aquel que se refiere al cambio de estilo dentro de la obra pues no es algo común en él presentar dentro de un mismo texto más de un estilo. Es más debido al estilo propio que tiene cada una de sus obras se podrían clasificar en escritas  por él (F. Nietzsche), escritas por Zarathustra y escritas por Dionisios ya que cada uno de los tres maneja estilos propi os. Zarathustra escribe “in Blut und Sprüchen” para ser aprendido de memoria; Dionisios, que aparece en los escritos finales, usa el ditirambo y  Nietzsche recurre a un estilo más riguroso, más conceptual podría decirse, más filológico, que a su vez abarca muchos más estilos: las “Intempestivas” no están esritas de la misma forma que “Sobre Verdad y Mentira en Sentido Extra - Moral” o que GM, pero guardan entre ellas unidad dentro de sí. III, aunque es claro que es un escrito propio, quiero decir  por ningún la do aparece el aspecto “profético” de Zarathustra ni al artístico -ditirámbico de Dionisios, es un texto cuya unidad con las partes precedentes se puede poner en duda. En I y II vimos que Nietzsche se esfuerza por hacer un análisis bastante completo de la evolución genealógica de la moral a lo largo del tiempo, es muy riguroso en sus apreciaciones y no deja nada por demostrar, mientras que en III empieza primero por una descripción de Wagner y Schopenhauer en su ascetisismo y aunque trata de mostrar como se desarrollo el ideal asceta en ambos personajes, lo hace de forma descriptiva más que genealógica. De la misma forma aunque en III se presenta también la argumentación  psicológica es mucho más light   . Esta ligereza de III se puede sustentar argumentando el fin mismo del tratado que es justamente hacer las cosas más fáciles para los lectores y por lo tanto lo allí expuesto debe ser mucho más fácil de digerir. Pero ello también muestra que III más que un tratado dentro de GM es un anexo, fue escrito aparte. El cambio de estilo puede estar también ligado al cambio de medio físico sobre el cual se escribió III. Otra cuestión interesante es que el “Mihi ipsi scripsi” que nos recuerda Lou Andreas -Salomé podría no aplicarse a III pues las explicaciones, lo que Nietzsche escribe allí, no serían necesarias si hubiese escrito “para sí mismo”, entonces de cierta forma sería válido  decir también que III a diferencia de I- II no está escrito para aquellos de “lage Beine” y entonces III terminaría explicando la posición de Nietzsche mas no es, al contrario del resto de su obra, su posición; III está escrito para quienes quieran comprender el camino que siguió Nietzsche hasta la cima, mas para llegar a donde él llegó no es necesario seguir sus huellas. Todo esto nos lleva a encontrarnos con un texto de características especiales dentro del trabajo de Nietzsche, ya que es su único texto que podría considerarse no esotérico, bien se puede leer III sin necesidad de haber leído nada anterior y entenderse, cuestión que no es válida al referirnos a I y II pues estos se desprenden del devenir del pensamiento moral de  Nietzsche desde sus 13 años. La importancia de la comprensión de III dentro del marco general de la obra de Nietzsche se debe a su carácter único como texto explicativo y didáctico; y también como necesario  para entender la genealogía del pensamiento Nietzscheano, pues desde un punto de vista académico los medios son importantes para entender los fines, mas desde un análisis nietzscheano de Nietzsche la lectura de III es contingente pues aquí lo que importa es llegar a la cumbre, no cómo se llegue a ella. “El indagar la procedencia de una obra interesa a los fisiólo gos y vivisectores del espíritu: ¡nunca y en ningún caso a los estetas, a los artistas!”  
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x